Culo irritado bebé: ¿Qué hacer?

  • 4 min de lectura

La delicada piel de los bebés, el uso de pañales y el contacto de la piel con sus heces y orina, hacen con bastante frecuencia, que estos se vean afectados, apareciendo irritación en la zona del culete, casi siempre en su primer año de vida, cuando la piel es muy fina y bastante delicada. Ocurre, sobre todo, con la utilización de pañales desechables, así como el aumento de la humedad (sudoración y maceración de la orina) y fallas en la higiene de la zona.

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

Cuando decimos que un bebé tiene irritado el culo, nos referimos a lo que llamamos Dermatitis Irritativa del Pañal (DIP) y esto no es más que una inflamación cutánea, que a simple vista se presenta como una erupción de color rojizo, donde la piel se escama en el área de los genitales y la zona perianal; en algunos casos puede causar dolor al bebé y se pueden ver incluso fisuras en la piel o erupciones más intensas, acompañadas de sangrado e/o infección.

La Dermatitis Irritativa, si bien, ocurre principalmente en la zona cubierta por el pañal debido a la sudoración excesiva, el contacto con las heces y la orina, también puede deberse al contacto con algunas sustancias propias del pañal y/o productos usados para el aseo del bebé, como pueden ser las toallitas húmedas, jabón, cremas, etc… todo esto en conjunto crea una alteración en el aumento del pH de la piel dañando así la epidermis, rompiendo su función barrera. 

culo irritado bebe solucion

Debemos de tener en cuenta que, si bien la piel en ocasiones o con determinadas enfermedades se comporta de forma distinta en cada persona, en el caso de la Dermatitis Irritativa del Pañal, se presenta sin distinción de sexos ni razas.

La buena noticia es que la irritación del culito del bebé es muy fácil de prevenir, os explicamos algunos pasos que se deben seguir:

  • Mantener la zona limpia y seca.
  • Realizar los lavados con agua preferiblemente tibia y jabón de pH neutro.
  • Secar con pequeños toquecitos con una toalla limpia y a ser posible de papel.
  • Realiza cambios frecuentes del pañal, que no excedan a más de cuatro horas entre cada cambio.
  • Utiliza pañales de calidad, transpirables y de alta absorción.
  • Aplica cremas de barrera, existen muchísimas disponibles en el mercado; preferiblemente las pastas de agua y aquellas ricas en zinc o cremas regeneradoras que contengan dióxido de titanio, oxido de zinc, oxido de cobre, aceite de almendras dulces, manteca de karité o caléndula, etc. que si bien en ocasiones son muy espesas y difíciles de untar, suponen una barrera física entre la piel de tu bebé y sus heces y orina, que además de ejercer ese efecto de barrera, al mismo tiempo nutren y reparan la piel.
  • No ajustar mucho el pañal de tu bebé, así como además intentar utilizar tallas acordes a su edad y peso, evitando tallas muy justas porque esto hará que haya mayor fricción en toda la zona.
  • En caso de que tu bebé tenga diarrea, estos cambios se deberán realizar con más frecuencia, tras cada deposición y así mismo, se recomienda, dejar la zona descubierta algunos minutos con la finalidad de favorecer la transpiración.
  • Limita al mínimo el uso de toallitas húmedas, estas, aunque son muy prácticas conviene dejarlas para uso exclusivo de momentos en los que el aseo con agua común y jabón sea imposible.
  • No utilizar polvos de talco ya que estos no favorecen la respiración y podrían penetrar las capas más profundas de la piel e infectarla.

Con todos estos cuidados la piel del culete de tu bebé debería mejorar en pocos días, de lo contrario se recomienda una valoración presencial por su pediatra para que pueda evaluar y descartar enfermedades cutáneas subyacentes, pues en ocasiones la dermatitis irritativa del pañal deriva en infecciones o complicaciones como por ejemplo: 

  • Candidiasis. 
  • Granuloma glúteo infantil. 
  • Hipopigmentación. 
  • Foliculitis e Impétigo.
  • Cicatrización Atrófica.

Debemos de sospechar las mismas, cuando por ejemplo la erupción rojiza se acompaña de exudado blanquesino o amarillento, cuando vemos engrosamiento de la piel, o por ejemplo, cuando la erupción, a pesar de los cuidados antes explicados, no mejora.

Publicidad Blemil plus Optimum 2 y 3 Blemil plus Optimum 2 y 3

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies