La mantita de apego: mucho más que un muñeco

  • 5 min de lectura

La mantita de apego: mucho más que un muñeco

La mantita de apego es un objeto que desempeña un papel importante en la construcción del apego seguro, el cual es necesario para el buen desarrollo emocional y cognitivo del bebé. A partir de los 8 meses, los niños entran en una fase en la que sienten angustia cuando se separan de su madre o de su cuidador principal.

Como veremos, la mantita de apego actúa como un objeto de transición que hace más tolerable esta ansiedad de separación hasta que el bebé adquiere confianza y entiende que sus padres están ahí aunque no pueda verlos. Te explicamos todo lo que necesitas saber sobre este objeto que le calmará y con el que se sentirá protegido y arropado.

New call-to-action New call-to-action

Cuál es la función de la mantita de apego y porqué es tan importante

A partir de los 7 u 8 meses el bebé empieza a adquirir autonomía y a tener consciencia de sí mismo. Empieza a explorar el exterior desde la proximidad a la madre o cuidador habitual creando un vínculo de apego seguro, con el que el bebé se siente tranquilo y protegido, desde el que empieza a vivir sus primeras experiencias emocionales que son la base sobre la que se conforma su futura personalidad y autoestima.

Este vínculo se establece por la necesidad biológica que poseen tanto la madre como el niño de estar juntos para sobrevivir y perpetuar la especie.

La base de la teoría del apego, desarrollada por el psicoanalista inglés John Bowlby, es la necesidad que tienen los recién nacidos de establecer un vínculo con la madre o el cuidador para que su desarrollo social y emocional sea el más óptimo.

Según Bowlby, nacemos biológicamente programados para cimentar vínculos con los demás que nos ayudan a salir adelante. Son conductas de apego instintivas, como la sonrisa o el llanto, que Bowlby llama “liberadores sociales” y que se activan ante cualquier acción que suponga un alejamiento de la figura de referencia para incitar al cuidado y la atención. El apego es el escudo tras el que los niños se sienten seguros para explorar su entorno y al cual vuelven cuando se sienten asustados, tristes o ansiosos.

La mantita de apego adquiere en este punto su importancia como objeto transicional cuando el niño está separado de su madre, cuando necesita algún tipo de consuelo o en el momento de dormir.

mantita de apego función

La mantita de apego suele ser un peluche cuyo cuerpo es una mantita, aunque, en realidad puede ser cualquier objeto suave que represente a mamá, como un pañuelo o un camisón, o incluso una acción. Hay bebés que succionan el pulgar o se arrullan a sí mismos.

¿Cuándo puede empezar a utilizarla?

Aunque algunos bebés empiezan a usar la mantita de apego desde los cuatro meses, es un proceso inconsciente que se suele iniciar sobre los 7 u 8 meses, la edad en que el niño empieza a reconocerse como un ser independiente de su mamá.

Es el propio bebé quien lo elige de entre sus juguetes, otorgándole una preferencia, un cariño especial, y convirtiéndolo en el compañero que le ayuda a pasar de la dependencia absoluta de mamá a la adquisición de una mayor autonomía e independencia emocional.

Consideraciones previas y precauciones

Antes de ofrecerle a tu bebé una mantita de apego lávala, duerme con ella unas tres o cuatro noches para que se impregne de tu olor y colócala a su lado en la cuna. Será el bebé quien la acepte y decida convertirla en su cómplice.

Las mantitas de apego son objetos suaves y blanditos que no entrañan peligro para el bebé aunque lo abrace o lo mordisquee. Si no estás segura de cuándo dársela, consulta con tu pediatra.

En ocasiones, será necesario lavarla de nuevo. Hazlo y duerme con ella de nuevo para que vuelva a impregnarse de tu olor. A medida que se haga mayor, solo con lavarla ya será suficiente.

¿Qué hago si la pierde?

La mantita de apego es insustituible como representación de la madre o de la figura de apego. Tiene un olor y textura especiales que el bebé reconoce. En caso de que se pierda, va a depender de la edad del niño. Si ya es consciente de lo sucedido, es mejor buscarlo con él y transmitirle nuestro apoyo. Solo él es quien decidirá por cuál y cuándo sustituirlo.

Blemil plus Optimum 2 y 3 Blemil plus Optimum 2 y 3

Cuándo debería desprenderse el bebé de su mantita de apego

No hay una edad determinada en la que el niño deba desprenderse de su mantita de apego. Es muy importante respetar el vínculo de apego con ese objeto mágico y especial que ayuda al niño a integrar sus vivencias y que constituirá un maravilloso recuerdo.

Será él mismo quien lo vaya dejando conforme vaya madurando en su proceso de crecimiento e incluso es posible que lo retome ante una situación que le genere ansiedad o incertidumbre como la llegada de un hermanito, el comienzo en el jardín de infancia o la separación de los padres.

Para que un bebé crezca sin problemas emocionales relacionados con las dificultades y separación es necesario que supere el temor a la ausencia de la figura afectiva de la madre, que es la figura que le proporciona seguridad. La mantita de apego le ayudará a aliviar la ansiedad cuando no estés presente o cuando necesite sentirse más arropado, y contribuirá a que pueda cerrar bien esta etapa normal del desarrollo infantil que suele durar hasta los 14 meses. Recuerda, un apego seguro es la base para que tu hijo desarrolle confianza en sí mismo y en el mundo exterior, para que establezca relaciones personales sanas en un futuro y para que su desarrollo cognitivo evolucione con normalidad.

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies