Menopausia, embarazo y maternidad más allá de los 40 años

  • 28 de Octubre del 2021
  • 4 min de lectura

En comparación con décadas no muy lejanas, la maternidad hoy suele buscarse, como pronto, en la treintena.

El desarrollo de una carrera profesional estable, el coste de vida actual, dinámicas de pareja distintas de las de antaño o el retraso de la independencia del hogar familiar, son algunos de los muchos factores que hoy influyen en el retraso de la maternidad.

Pero la fisiología no responde a nuestras necesidades o preferencias vitales. El cuerpo tiene sus tiempos biológicos y permanece ajeno al ajetreo o las dificultades de la vida.

De ahí que, a veces, parezca que vamos a destiempo. Cuando alcanzamos la estabilidad económica, laboral y/o sentimental deseada para sentirnos lo suficientemente seguros como para formar una familia, nuestro cuerpo empieza a poner trabas.

Siendo cada vez más frecuente posponer la maternidad más allá de los treinta e incluso hasta la cuarentena, no es raro que a muchas mujeres les preocupe saber si, tras la llegada de la menopausia, un embarazo sería posible.

De antemano, no podemos saber cuándo empezaremos a experimentar la perimenopausia ni cuándo llegaremos a la etapa definitiva de la menopausia, pero entender este proceso nos puede ayudar si hemos tenido o querido posponer la maternidad.

Banner gamma DONNAplus Maternidad cuadrado Banner gamma DONNAplus Maternidad horizontal

La edad y su efecto en la fertilidad

El paso de los años tiene un impacto incuestionable en la capacidad reproductiva de hombres y mujeres, aunque no de la misma manera ya que las consecuencias son mucho más determinantes en el caso de las féminas en las que el retraso en la maternidad va asociado a una pronunciada disminución de las probabilidades de embarazo.

En el caso de los hombres, los cambios se experimentan más tarde, alrededor de los 45 años, y, si bien se reduce la cantidad de espermatozoides, la producción de éstos y, por tanto, la fertilidad se mantiene incluso en edades avanzadas.

Los efectos en las mujeres son bien distintos. La fertilidad se reduce progresivamente tanto en la cantidad como en la calidad de los óvulos. Si a los treinta años una mujer tiene alrededor de un 20% de posibilidad mensual de embarazo, a los cuarenta la el porcentaje se sitúa en torno al 5%. Además, con la llegada de la menopausia se alcanza el fin de la capacidad reproductiva de forma natural.

menopausia embarazo maternidad

La menopausia, embarazo y maternidad

La menopausia es el cese permanente de la menstruación, es decir, cuando han transcurridos doce meses después de su última regla. A consecuencia de ello, cuando una mujer es menopáusica no puede concebir de manera natural.

En España, esta etapa fisiológica de la vida de las mujeres se produce de media a los 51 años de edad, aunque el arco temporal va de los 48 a los 54 años aproximadamente. Ocurre cuando los ovarios dejan de producir las suficientes hormonas necesarias para mantener la capacidad reproductiva.

Es importante diferenciar este periodo del inmediatamente anterior, la perimenopausia. 

Embarazo en la perimenopausia, ¿es posible?

La perimenopausia es una etapa transitoria entre la edad fértil y un año tras la última regla.

Al igual que la menopausia, no se manifiesta a la misma edad en todas las mujeres. Por regla general, suele suceder entre los 45 y los 50, periodo en que disminuye de manera considerable la calidad de los óvulos y, por tanto, la fertilidad. Sin embargo, la mujer aún puede ovular y, aunque las probabilidades de concebir son mucho menores, es posible que se produzca un embarazo de forma natural.

Es un periodo especialmente delicado ya que los riesgos son más elevados tanto para la madre como para el feto. Asimismo, es más difícil que el embarazo sea viable, es decir, existe una mayor probabilidad de aborto espontáneo, o que llegue a buen término.

¿Y ser madre tras la menopausia?

Como hemos comentado, se considera que una mujer ha entrado en la etapa de la menopausia cuando han transcurrido doce meses desde la última menstruación. Los ovarios ya no producen óvulos ni se sintetizan hormonas, por tanto, el embarazo natural ya no es posible.

No obstante, en la actualidad, una mujer puede ser madre en esta época de su vida gracias a los avances médicos. Técnicas de reproducción asistida como la ovodonación pueden lograr que se produzca un embarazo. 

Al igual que en la etapa de la perimenopausia, un embarazo en la menopausia entraña riesgos elevados para la gestante y el feto y no es muy aconsejable desde el punto de vista médico.

Una vez se establece la menopausia no es posible que se produzca un embarazo de manera espontánea o natural. Sin embargo, los avances médicos hacen que, en la actualidad, sea posible conseguir un embarazo incluso cuando la mujer ya ha alcanzado la menopausia.

Durante la perimenopausia, sin embargo, sí es posible que se produzca un embarazo de forma natural. Es menos probable y puede conllevar riesgos importantes en comparación con la maternidad a edades más tempranas, pero es posible.

Esperamos haberte podido aclarar en qué momentos de la vida reproductiva de la mujer es posible que se produzca o no un embarazo y cuáles son los motivos fisiológicos que lo determinan.

Guía: ¿Cómo seguir un estilo de vida saludale? Ebook: ¿Cómo seguir un estilo de vida saludable?

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies