Migraña y menopausia: ¿cómo se relacionan e influyen?

  • 26 de Noviembre del 2021
  • 5 min de lectura

Existen muchos tipos diferentes de cefalea o dolor de cabeza. La migraña, que se engloba dentro de las cefaleas primarias, es uno de ellos.

Se trata de una afección muy frecuente que puede afectar a personas de cualquier edad, incluidos niños.

Aunque también afecta a los hombres, es entre dos y tres veces más frecuente en mujeres. Además, en las mujeres este tipo de cefaleas pueden verse muy influenciadas por su ciclo menstrual y las diferentes etapas reproductivas de la mujer.

De ahí que muchas mujeres se pregunten qué relación existe entre migraña y menopausia: ¿empeora el dolor de cabeza con la menopausia?¿puede mejorar o desaparecer?

A continuación, abordamos cómo se relaciona la migraña y la llegada de la menopausia en la mujer para tratar de resolver esas dudas habituales.

Características distintivas de la migraña

La migraña es un desorden neurológico que da lugar a dolores de cabeza intensos que, en muchas ocasiones, llegan a ser incapacitantes. Se cataloga como una cefalea primaria, es decir, que no está asociada a una causa subyacente. 

Únete al Club familias Únete al Club familias

La crisis migrañosa dura desde unas horas hasta varios días, pudiendo catalogarse como episódica o crónica, según el número de días que se padezca:

  • Se clasifica como episódica poco frecuente cuando el dolor aparece hasta nueve días al mes y episódica muy frecuente cuando se padece entre diez y catorce días al mes.
  • Se clasifica como crónica cuando el dolor aparece quince o más días por mes.

La migraña es una afección compleja relacionada con la activación de los nociceptores, terminaciones de las células que captan las sensaciones dolorosas y las transmiten a otras áreas del sistema nervioso. La activación es la respuesta a algún estímulo externo desencadenante de un proceso bioquímico que da lugar a las características distintivas de los ataques migrañosos, que pueden o no ir acompañados de lo que se conoce como aura migrañosa.

El aura migrañosa es un conjunto de síntomas neurológicos debidos a la reducción del flujo sanguíneo en algunas áreas de la corteza cerebral. Estos síntomas suelen ser generalmente alteraciones visuales, como visión borrosa o luces centelleantes, aunque también pueden verse afectados otros sentidos como el tacto o el lenguaje.

En resumen, estas serían las características más distintivas de la migraña:

  • Cefalea intensa que suele afectar normalmente a una mitad de la cabeza, hemicraneal. En menos ocasiones el dolor es holocraneal, es decir, que afecta a toda la cabeza y, en ambos casos, puede transmitirse por el nervio trigémino y afectar a la cara.
  • Es un dolor pulsátil que se percibe en forma de latidos.
  • La migraña puede conllevar fotofobia y sonofobia, es decir, intolerancia a la luz y al sonido. Por ello, la persona aquejada debe permanecer aislada de estos estímulos.
  • También puede desencadenar osmofobia, no pudiendo soportar determinados olores.
  • Las náuseas y los vómitos son frecuentes en los ataques migrañosos.

La influencia de las etapas reproductivas de la mujer en la migraña

Durante los ciclos menstruales y a lo largo de las diferentes etapas reproductivas, la mujer experimenta pequeños y grandes cambios a nivel hormonal que, además, se producen de forma cíclica. Estas fluctuaciones hormonales tienen un papel preponderante en la significativamente mayor prevalencia de la migraña en las mujeres que en los hombres.

migraña y menopausia características

De hecho, la aparición de este tipo de cefalea está muy ligada con la menarquia o primera regla. Algunos estudios revelan que el 60% de las mujeres que sufren esta dolencia la relacionan con el ciclo menstrual. Es la denominada migraña menstrual. 

  • El nivel de estrógenos fluctúa durante el ciclo menstrual y las cefaleas coinciden con el punto más bajo del nivel de estrógenos. Por ello, algunas mujeres sufren episodios de migraña dos veces durante el ciclo menstrual, una vez durante el inicio del ciclo, fase folicular, y otra tras la ovulación, en la fase lútea, ya que es en ambas fases cuando el nivel de hormonas disminuye.
  • La migraña menstrual tiende a mejorar o incluso a desaparecer durante el embarazo. Recordemos que los niveles de estrógeno suben en las primeras semanas de la gestación y su nivel sigue alto durante todo el embarazo.
  • En la etapa de la perimenopausia, las migrañas pueden ser más frecuentes debido al desequilibrio hormonal que se produce. Una vez establecida la menopausia, las migrañas mejoran o cesan.

Migraña y menopausia, ¿cómo se relacionan?

Cómo hemos indicado, a medida que se llega a la fase de la menopausia y el climaterio, la fluctuación hormonal aumenta y el desequilibrio en los niveles de estrógenos puede aumentar la frecuencia o intensidad de las migrañas sensibles a las hormonas. 

Por ello, muchas mujeres relacionan el final de la etapa reproductiva con esta afección. 

Sin embargo, es la perimenopausia, la etapa de transición entre la edad fértil y un año tras la última regla, la que está más relacionada con las migrañas, pudiendo darse un agravamiento de los ataques migrañosos, que se vuelven más erráticos e imprevisibles, conforme se acerca el cese definitivo de la menstruación. 

Cuando se establece la menopausia, las migrañas existentes a lo largo de las diferentes etapas de la vida reproductiva suelen mejorar o desaparecer, si no inmediatamente, si al haber transcurrido un tiempo desde el último periodo menstrual.

Esperamos haberte ayudado a comprender mejor cómo se relacionan la migraña y la menopausia y cómo las diferentes etapas del ciclo reproductivo de la mujer pueden influir sobre este tipo de cefaleas.

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies