Qué hacer con los niños cuando llueve

  • 27 de Marzo del 2018
  • 3 min de lectura

Llega la época de las lluvias y ya no es posible bajar con los niños al parque a jugar y entretenerlos, por lo que las tardes pueden hacerse muy largas. Te proponemos unas cuantas ideas para pasarlo bien en las tardes de lluvia.

Aunque es bueno dejar a los niños jugar solos y que aprendan a entretenerse sin ayuda, también hay ratos en los que necesitan la ayuda de sus padres para saber qué hacer con su tiempo, y como una tarde de lluvia puede dar para mucho, y ya sabemos que los niños aburridos solo tienen “malas ideas”, estas son algunas ideas para pasar una buena tarde:

 

1- Acampada en el salón

A los niños les encantan las acampadas, así que si no podéis salir al campo, podéis recrearlo en casa. Pon una manta en el suelo de su habitación o en el salón y si tienen una tienda de juego, móntala. Lleva algo de comer y contad historias por turnos o hablad. Así, además, fortaleceréis la comunicación y los vínculos.

 

2- Obra de teatro

No haya nada mejor para los niños que inventarse un personaje, disfrazarse y crear una historia. Podéis preparar una obra de teatro cortita y sencilla (según la edad de los niños) y representarla en el salón para otros familiares.

 

3- Puzles y juegos de mesa

Nunca pasan de moda. Existen muchos juegos de mesa para niños desde los 3 años, algunos clásicos como la oca o el parchís, y otros más modernos. También los puzles son muy entretenidos. Estos juegos, además, potencian diversas habilidades de los niños como la motricidad, la memoria, la atención, etc.

 

4- El rincón de la lectura

Leer es fundamental para el desarrollo de los niños y no hay nada más importante para que les guste leer que potenciar su amor por la lectura en casa. Podéis crear un rincón para la lectura y leer cada uno su libro si el niño ya sabe leer solo. Si no, léele tú un cuento. También podéis inventaros historias  nuevas y escribirlas en un cuaderno para poder leerlas otro día.

 

5- ¡A cocinar!

¿Llega la hora de merendar? ¿Por qué no hacer la merienda con los niños? Es muy divertido y, además, educativo. Podéis hacer brochetas de frutas, bizcocho de yogur, crepes… La cocina proporciona doble tiempo de diversión: mientras se cocina y, después, cuando se come.

 

6- Manualidades

Y, por supuesto, no podía faltar en nuestro listado las manualidades. Lo mejor es que tengáis un armario o zona con todos los materiales necesarios para crear vuestras propias obras de arte: pinturas, cartones, cartulinas, tijeras, pegamento, fieltro, goma EVA… hay muchas opciones.

Si las manualidades no son tu punto fuerte, encontrarás muchos tutoriales en Youtube y muchas buenas ideas en Pinterest.

 

 

Fuente: Fodor, Elizabeth; Morán, Montserrat (2008), Todo un mundo por descubrir, Madrid, Ed. Pirámide.

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies