Enseñar solidaridad a los niños

  • 19 de Noviembre del 2015
  • 2 min de lectura

La solidaridad es uno de los valores más importantes que puedes transmitirle a tu hijo. El ayudar a los demás de forma desinteresada contribuye a que todos vivamos en un mundo mejor. Te contamos cómo puedes enseñarle solidaridad a tu hijo desde pequeño.

Todos los valores que inculquemos a nuestros hijos les ayudarán en su crecimiento y desarrollo personal ya que éstos influyen directamente en el tipo de persona que será. La solidaridad es uno de los valores más importantes y humanos; consiste en ayudar, cooperar o colaborar con otros para lograr un objetivo pero sin esperar nada a cambio. Es un gesto gratuito con el que no se busca ningún premio o recompensa, aunque realmente sí se obtiene algo, la satisfacción interna de haber hecho algo bueno o positivo por otras personas.

Además de esa satisfacción, ser solidarios y ayudar a los demás desinteresadamente contribuye a crear un mundo mejor. Si todos nos acostumbramos a ser solidarios, también recibiremos la ayuda de otros si en algún momento la necesitamos.

Por eso, es importante inculcar solidaridad a nuestros hijos desde que nacen. ¿Cómo?

Consejos para enseñar solidaridad

  • Lo primero es enseñar con el ejemplo. Los niños interiorizan mejor cualquier aprendizaje si lo ven reflejado en sus padres. Es importante que tú también seas solidario y que ellos estén presentes cuando ayudas a alguien o realizas algún acto solidario.
  • El consumismo desmesurado es incompatible con ser desprendido. Una buena manera de que tu hijo aprenda solidaridad desde pequeño es donando a ONG o la Iglesia aquellos juguetes que ya casi no usa. Puede que al principio le cueste deshacerse de ellos; explícale que harán felices a otros niños y nunca le obligues a desprenderse de sus juguetes favoritos o aquellos que sean más especiales para él.
  • Busca cuentos o películas cuyo mensaje sea la solidaridad y comentad lo que habéis visto o leído al acabar.
  • Cuando sea un poco mayor, podéis ir a algún acto solidario en el que ambos podáis participar y ayudar de primera mano.

La solidaridad, como cualquier otro valor, se aprende con el tiempo, no pretendas que tu hijo sea el más solidario de un día para otro. Se convertirá en parte de él a medida que crezca.

Únete al Club familias Únete al Club familias

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies