¿Cómo afrontar las Navidades en familia?

  • 2 min de lectura

Aunque las Navidades deberían ser unas fiestas llenas de amor, paz y felicidad, lo cierto es que es bastante frecuente que, en las reuniones familiares, surjan diversos conflictos, además del problema de todos los años de decidir con qué familia se pasa cada día. Para que este año sean unas fiestas perfectas, sigue estos consejos.

Para muchas personas la Navidad es la mejor época del año, especialmente para los niños. Pero para otras muchas es una época triste en la que se recuerdan a los seres queridos que faltan, además de vivir con estrés la preparación de cada una de las reuniones familiares.

Y es que los conflictos familiares son muy frecuentes en estas fechas y al final en lugar de disfrutar de la familiar en un ambiente distendido la comida acaba en discusión y enfado.

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

Para que este año no os pase lo mismo y las Navidades sean unas fiestas felices, os recomendamos seguir estos consejos:

  • Si estas fiestas sacan tu lado más triste y nostálgico, piensa en todo lo bueno que tienes y no en aquello que te falta. Saber disfrutar de cada momento y no lamentarnos por todo es esencial
  • Aprovecha de los días de vacaciones para hacer aquello que normalmente no puedes hacer por el trabajo: pasar más tiempo con tus hijos, ir de excursión, salir a comer a aun restaurante, ir al cine con toda la familia, etc.
  • No te sobrecargues de responsabilidades a la hora de organizar las reuniones familiares. Si te encargas tú de prepararlo todo, es probable que pases estos días estresado y preocupado por que todo vaya bien. Reparte la carga de trabajo entre todos los asistentes.
  • Organízate con tiempo para hacer las compras navideñas, los regalos, las comidas… No lo dejes todo para el último momento.
  • No existe la familia perfecta, procura recordarlo cuando surja algún conflicto.
  • Fomenta la comunicación entre todos los miembros de la familia para que, si surge algún pequeño problema, se aclare cuanto antes y no dé lugar a discusiones más serias.
  • Anticípate a los conflictos. Después de años, seguro que ya sabes por dónde puede surgir el problema. No sientes juntas a dos personas que suelen discutir o evita aquellas actividades que suelen acabar mal.
  • No compares a tu familia con la de tu pareja y sé flexible a la hora de organizar las fiestas. Es posible que quieras pasar todos los días con tu familia, pero eso no es justo. Repartíos de manera equitativa y, cuando te toque cenar o comer con ellos, sé positivo y disfruta lo más posible.
  • Antes de enfadarte con alguien, respira, relájate y cuenta hasta 10. Seguro que, si lo piensas, no era para tanto.

 

¿Te ha gustado este contenido?

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies