Comer con las manos

  • 16 de Octubre del 2014
  • 2 min de lectura

Cuando tu bebé empieza a probar alimentos sólidos, con 7 u 8 meses, aún no es capaz de usar un tenedor o una cuchara, por lo tanto, es buena idea que le permitas comer con las manos y que, más adelante, le enseñes a usar los cubiertos correctamente, así como modales en la mesa.

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

Los recién nacidos tienen el reflejo innato de agarrar objetos con las manos, llamado reflejo prensil, no obstante, este reflejo solo les permite cerrar su mano sobre cualquier objeto que coloques en ella y agarrarlo fuerte, pero tardan meses en usar sus manos con habilidad. Generalmente, en torno a los 10 meses son capaces de sujetar objetos sin esfuerzo así como de usar el agarre de pinza, es decir, usar el índice y el pulgar. Es a partir de este momento cuando pueden coger pequeños trozos de comida y llevárselos a la boca.

Más tarde, en torno a los 15 meses, puedes empezar a darle una cuchara para que pruebe a comer con ella y, cuando veas que es capaz, darle el tenedor para que aprenda a pinchar la comida para llevársela a la boca. No será hasta los 6-7 años cuando pueda empezar a usar el cuchillo para cortarse él solo la comida.

Por lo tanto, en sus primeros meses de alimentación sólida lo mejor es que le permitas usar las manos para llevarse a la boca trozos de fruta, galletas, pan, jamón cocido… Así le permites experimentar con las texturas, los tamaños, etc.

Como de esta manera la cantidad de alimento que ingiere es poca, deberás a la vez darle tú de comer. Entre los mejores alimentos para que tu bebé comience a comer con las manos están las verduras cocidas, prueba sobre todo con aquellas que puedan llamar su atención por su color, como las zanahorias. No las cortes en trozos demasiado pequeños. También son apropiados trozos de fruta fresca, como plátanos, melocotones, peras… Otra buena idea es darle trozos de pan o de galletas. En el pan, quita la miga y ofrécele mejor trozos con corteza para evitar que se atragante.

Evita alimentos duros o pequeños con los que pueda asfixiarse como frutos secos, uvas, maíz, etc., ya que muchas veces los bebés tragan sin masticar.

Publicidad Pediatopic Pediatopic

Si estás interesada en este tema, te recomendamos nuestro post: Baby led weaning.

¿Te ha gustado este contenido?

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies