¿Vas a celebrar un Babyshower? Consejos

  • 10 de Marzo del 2017
  • 4 min de lectura

La fiesta del bebé o Babyshower es una celebración típica de la cultura anglosajona que poco a poco se está exportando a otros países, como España, donde cada vez son más habituales. Se suele celebrar en las últimas semanas de embarazo y es una excusa para dar los regalos del bebé a los papás y pasar un buen rato con la familia y los amigos antes de que nazca el pequeño.

Con la llegada del nuevo bebé todos los familiares y amigos cercanos os harán un regalito, generalmente algo práctico que previamente le hayáis pedido vosotros para completar el ajuar del pequeño. Muchos de estos regalos los necesitaréis para cuando el bebé nazca, así que celebrar una Babyshower es la excusa perfecta para juntar a todos vuestros conocidos y que os den ese día el regalo, para que así podáis organizaros con tiempo.

Si os apetece celebrar esta fiesta, atentos a estos consejos:

- No lo organices tú sola, requiere mucha preparación y es mejor que te ayuden tus hermanas o amigas o, mejor aún, que lo preparen todo por ti y sea una sorpresa.

- El mejor momento es hacia la semana 30 ya que aún faltan unas cuantas semanas para el parto, no estás todavía muy pesada y tendrás tiempo de colocar y organizar los regalitos que te den.

- Buscad para celebrarlo un club social o salón privado en el que podáis estar cómodos y a gusto. Debe tener sofás o sillas cómodas para la embarazada.

- Generalmente, estas fiestas eran solo para mujeres, pero se puede hacer una celebración mixta. Invitad a todas aquellas personas muy cercanas con las que queráis celebrar la llegada del bebé, no hace falta que sea una fiesta multitudinaria con todos vuestros conocidos.

- En cuanto a la comida, hay que tener en cuenta todo lo que no puede comer la embarazada para que no tenga que contentarse con mirar. Una idea sencilla y cómoda es organizar un pequeño buffet para que la gente vaya cogiendo lo que le apetezca. Puede ser dulce, salado o combinar ambos. Bollitos, pastas, medias lunas rellenas, sándwiches, mini quiches, mini pizzas, etc.

- Aunque la embarazada no pueda beber alcohol, se puede ofrecer vino y cervezas aparte de zumos, refrescos, etc.

- La decoración es fundamental para que sea una fiesta especial. Por supuesto, el tema es el nuevo bebé así que todo girará en torno a esa idea: cigüeñas, figuras de bebés, etc. Manteles, platos, servilletas, guirnaldas…

- Y no te olvides de las fotos para que haya recuerdos de todos los momentos.

- En cuanto a los regalos para el bebé, elabora una lista y pásasela a tus invitados, haciendo que se pongan de acuerdo para que no compren todos lo mismo; o indicando a cada uno qué comprar en función del presupuesto.

- Aunque sean los invitados los que llevan un regalo, puedes preparar un pequeño souvenir recordatorio para darles y que no olviden ese día, como un marco de fotos, un imán para la nevera, un abrelatas…

- Por último, la parte más divertida de estas fiestas son los juegos que se hacen. Hay muchas opciones y variedades. Es cierto que son juegos un poco tontos, pero os harán pasar un rato divertido y diferente. El más clásico es adivinar el tamaño de la barriga de la embarazada con un rollo de papel higiénico, cortando el trozo que cada invitado estime que ocupa la tripita. También se pueden decorar bodys, adivinar nanas tarareando, etc.

 

 

Fuente:

Ferrán Hernández, Andrea (2016), Los Baby Showers. Cómo Celebrar la llegada al mundo de tu hijo, Smashwords Edition.

 

 

 

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies