Juegos para la playa

  • 26 de Octubre del 2015
  • 3 min de lectura

Aunque parezca que solo el hecho de estar en la playa, bañarse y jugar con los cubos y las palas debería de ser suficiente para que los niños se entretuvieran solos, seguro que más de un día se quejan porque se aburren. Para evitarlo, te proponemos unas divertidas ideas de juegos sencillos en la arena

Por supuesto, todos estos juegos deben hacerse en días tranquilos en los que no haya mucha gente o en playas lo suficientemente grandes como para jugar sin riesgo a molestar a otras personas o a perder de vista al niño. Y siempre lejos del agua para evitar accidentes.

Concurso de saltos de longitud: nada más sencillo. Traza una raya en el suelo que marque el punto de partido y ¡a saltar hacia delante! El que llegue más lejos, gana.

Volar cometas: podéis comprarlas hechas o hacerlas vosotros mismos. Tenéis que elegir un día de viento para que vuestras cometas surquen el cielo.

Los buscadores de tesoros: esconde varios objetos por la playa en sitios que sean fáciles de encontrar (no los metas en la arena sin más o no los recuperarás nunca) y haz un mapa del tesoro marcando la situación de cada uno. Dale el mapa al niño y ¡a buscar!

Carreras de animales: haz grupos de dos y a cada grupo dile qué animal le corresponde hacer: un pato, un cangrejo, una gallina, un oso… Marca el punto de inicio y el del final del recorrido. Cada grupo competirá entre sí para ser el primero en llegar a la meta imitando al animal que le ha tocado. Gana el que llegue antes siempre que haya cumplido con la imitación del animal que le ha tocado ser.

Carrera de carretillas: señala la salida y la meta. Por parejas, el juego consiste en hacer una carrera haciendo uno de carretilla y el otro llevándole. Si tenéis sacos grandes de patatas o de algún otro tipo se puede hacer una variante haciendo carreras de sacos, ya que al ser sobre la arena los niños no se harán daño si se caen.

El pañuelo: otro juego clásico pero que nunca pasa de moda, aunque hacen falta al menos 7 personas para que sea divertido. Se hacen dos grupos, cada uno con el mismo número de personas, y otra persona se la liga y se coloca en el centro de los dos grupos, que tienen que estar a la misma distancia del “árbitro”. Se le otorga un número a cada miembro del grupo del 1 al número total de personas (es decir, si cada grupo tiene 3 personas, del 1 al 3). El árbitro tiene que tener un pañuelo o similar que dejará colgando y cuando diga un número al azar de los que forman parte del grupo, cada uno de los miembros de cada grupo que lleve ese número tendrá que salir corriendo a por al pañuelo. El que consiga volver a su casa con el pañuelo sin que el otro le toque, gana.

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies