Pros y contras de los refrescos

  • 18 de Enero del 2020
  • 3 min de lectura

Las primeras bebidas refrescantes fueron creadas por farmacéuticos hace más de 200 años con el fin de saciar la sed de manera placentera y agradable al paladar y hoy se consumen millones al día. En este post te hablamos de los pros y los contras de tomar refrescos. 

Un poco de historia

Nacidas hace más de dos siglos, muchas de las bebidas refrescantes nacieron en la rebotica de alguna farmacia y se tomaban para tratar algunas dolencias. En sus inicios los refrescos eran fórmulas elaboradas con agua y/o gaseosas con frutas, miel, u otros edulcorantes naturales. 

En el S.XVIII ya se empieza a usar el término soda para hablar de bebida refrescante a base de agua, bicarbonato sódico y anhídrido carbónico. Poco a poco, de pseudo-terapéuticas, estas bebidas pasaron a ser consumidas por el público en general, considerándolas un gran acompañamiento para comidas y cenas. 

Fue ya en el siglo XX cuando los fabricantes perfeccionaron sus fórmulas y profesionalizaron la producción y la distribución, consiguiendo que los refrescos empezaran a consumirse de manera masiva. 

Mujer tomando un refresco de cola

Pros y contras del consumo de refrescos

En los últimos tiempos las bebidas refrescantes están siendo analizadas y cuestionadas. A continuación, hablamos de las cosas a favor y en contra de los refrescos: 

A favor: 

  • Ayudan a tener los niveles de hidratación adecuados
  • Algunos contienen zumos de fruta y aportan vitaminas y minerales, principalmente vitamina C y potasio. Eso sí, hay que fijarse bien en el aporte de zumo de fruta, ya que en la mayoría es muy reducido.
Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias
  • Existe una gran variedad de bebidas refrescantes, hay para todos los gustos, por lo que son muy buena opción si no se quiere consumir alcohol, y a la vez, se quiere tomar algo diferente y con sabor. 
  • Los fabricantes han creado infinidad de opciones sin calorías para aquellos que quieran disfrutar de los refrescos minimizando la ingesta de azúcar. 

Vasos con refrescos de distintos sabores

En contra: 

  • Abusar de estas bebidas puede suponer que otras bebidas naturales sean menos consumidas. El agua siempre debe ser la fuente principal de hidratación
  • Las que contienen gas, estás elaboradas con carbonato sódico, un elemento que puede contribuir a elevar la tensión arterial. No es aconsejable su consumo para personas con hipertensión. 
  • Algunas de estas bebidas contienen ácido fosfórico, un aditivo que puede provocar la pérdida de minerales en el organismo. 
  • La mayoría de los refrescos tienen una gran cantidad de azúcar, por lo que beberlos en exceso puede provocar sobrepeso, obesidad y caries. Las personas con diabetes deberían abstenerse de tomarlas. 
  • Las bebidas refrescantes que contienen cafeína pueden acabar provocando nerviosismo, taquicardias, insomnio y temblores. Los niños y las embarazadas no deberían tomarlas. 

Como en todo, es fundamental encontrar el equilibrio; también con los refrescos. Tomar alguno de vez en cuando, dentro de una dieta sana y equilibrada, no supone ningún problema. Sin embargo, abusar de este tipo de bebidas sí que puede causar ciertos problemas de salud a largo plazo. Esperamos que este repaso de pros y contras de los refrescos te ayude a tener claro el lugar que debes darle en tu alimentación.

¿Te ha gustado este contenido?

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies