¿Qué es una ecografía Doppler?

  • 27 de Marzo del 2018
  • 2 min de lectura

La eco Doppler es una ecografía especializada a color que permite detectar el flujo de los vasos sanguíneos del feto y de las estructuras que le rodean (placenta, cordón umbilical y útero). No es una ecografía rutinaria, aunque cada vez es más frecuente realizarla hacia la semana 32 de embarazo.

Este tipo de ecografía fue descubierta por el físico austríaco Christian Andreas Doppler y se basa en que, cuando un objeto se aleja o se acerca a una persona, el sonido que emite varía en su frecuencia. Si hablamos de una ecografía, es mayor cuando se acerca y menor al alejarse. Gracias a estas alteraciones en las ondas de ultrasonido, el ecógrafo asigna un color concreto a cada frecuencia: rojo, azul y amarillo.

La eco-Doppler, por lo tanto, es una ecografía a color que se usa para analizar el flujo sanguíneo del corazón del bebé, así como de la placenta, el cordón umbilical o el útero.

Esta ecografía no suele ser una prueba rutinaria, normalmente se realiza solo en casos de sospecha de anomalías o problemas en el feto o las estructuras placentarias. Puede llevarse a cabo desde la semana 12, aunque es más habitual tras la ecografía de la semana 20. No obstante, cada vez es más habitual que muchos centros privados realicen esta ecografía en la revisión de la semana 32, aunque no haya sospecha de ningún problema.

La prueba en sí se realiza de la misma manera que cualquier otra ecografía: la embarazada se tumba en una camilla, el médico aplica el gel de ultrasonido y usa el ecógrafo para captar las imágenes que se verán proyectadas en la pantalla del ordenador.

Es una prueba muy útil en ciertos casos:

- Si el feto presenta retardo en el crecimiento, ya que permite observar si el flujo de nutrientes y oxígeno le llega correctamente o no y por qué.

- Si el feto presenta alguna malformación o anomalía cardíaca, ya que se puede observar perfectamente el funcionamiento del corazón del bebé y analizar sus válvulas y paredes cardiacas.

- Si hay sospecha de cualquier tipo de malformación congénita.

- En caso de incompatibilidad sanguínea materno-fetal.

 - Si la madre presenta cualquier tipo de enfermedad como hipertensión, diabetes, problemas en la placenta…

- En embarazos múltiples.

 

 

Fuente:

- Dra, Miriam Stoppard, (2006), Padres primerizos, Madrid, Ed. Pearson.

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies