Verduras en los purés

  • 14 de Junio del 2018
  • 2 min de lectura

A partir de los 6-7 meses el pediatra te recomendará introducir las verduras en la dieta de tu bebé. A pesar de que las verduras son muy sanas y aportan gran cantidad de nutrientes beneficiosos, existen algunas verduras poco aconsejadas para niños de esta edad que se deben integrar más tarde en la alimentación de tu hijo.

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

Las verduras y hortalizas, junto con las frutas, son una de las bases de nuestra alimentación. Las primeras verduras y hortalizas que se recomienda introducir en la dieta de un bebé son las patatas, el calabacín, las judías verdes o las zanahorias ya que son fáciles de digerir. Siempre hay que introducir las verduras de una en una, para comprobar si el niño las tolera y si presenta alguna alergia frente a las mismas.

Gradualmente, se pueden ir introduciendo el resto de verduras, excepto algunas que no se recomienda hasta los 12-18 meses por su alto contenido en oxalatos y nitritos: espinacas, acelgas, coles, espárragos, nabos, remolacha o apio.

Estos nutrientes, en cantidades muy elevadas, pueden afectar al bebé, en concreto, los nitritos pueden provocar metahemoglobinemia, que provoca la reducción del transporte de oxígeno; por eso la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) no recomienda las acelgas y las verduras en los niños menores de 12 meses.

Y una vez se las empieces a dar, límpialas siempre bien y no se las des crudas, mejor cocidas. Asimismo, existen otras verduras que tampoco se aconsejan antes de los 18 meses, pero en este caso porque son difíciles de digerir y pueden provocar flatulencias, como la coliflor o el repollo.

Publicidad Pediatopic Pediatopic

El tomate es un caso aparte ya que se considera bastante alergénico. Suele provocar picor y erupciones alrededor de la boca al comerlo. Espera hasta los 12 meses para dárselo a tu hijo y mejor los más maduros. Si ves que no le sienta bien o le sale una erupción, deja de dárselo, consulta con tu pediatra la posibilidad de dejar pasar 3-4 meses y volver a probar.

¿Te ha gustado este contenido?

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies