Así cambia tu vagina en el embarazo

  • 29 de Marzo del 2020
  • 3 min de lectura

Te hemos hablado en varios artículos de todo lo que ocurre en el cuerpo de la mujer con el embarazo, pero todavía no habíamos profundizado en los cambios que experimenta la vagina en estos meses. ¡Te los contamos todos en este post!

Publicidad Banner gamma DONNAplus Maternidad cuadrado Banner gamma DONNAplus Maternidad horizontal

Tu vagina durante el embarazo

El crecimiento del útero es evidente, y lo más llamativo del embarazo, pero las hormonas también provocan las siguientes alteraciones en los genitales:

  • Cambios en la musculatura de la vagina. Ya preparándose para el parto, la vagina se amplía, se alarga y gana más elasticidad al relajarse los músculos que la conforman. 
  • Cambios en la coloración. La piel genital se torna más oscura debido a la intervención de la progesterona y otras hormonas presentes durante la gestación. Los pezones y la línea alba del abdomen también pueden oscurecerse. 
  • Cambios en el vello púbico. Puede darse un aumento del vello en la zona genital y en la línea alba que desaparece tras el parto. 

Mujer embarazada en la bañera

  • Cambios en el flujo vaginal. La cantidad de flujo aumenta y también cambia su textura y coloración. Si quieres saber más sobre el flujo vaginal en el embarazo, en este post tienes más información. 
  • Cambios en los vasos sanguíneos. La relajación muscular de la que hablábamos anteriormente también afecta a los vasos sanguíneos, que, junto al aumento del riego sanguíneo, pueden provocar la aparición de varices vulvares por la presión.
  • Cambios en los labios vaginales y la vulva. Además de la posible aparición de varices, los labios vaginales y la vulva pueden estar hinchados por el mayor volumen de sangre circulando en la zona, y en algunos casos, tener una coloración azulada. 
  • Cambios en la sudoración. A nivel corporal, durante el embarazo es posible notar un aumento de la transpiración, también en la zona vaginal. Esto, sumado al incremento del flujo vaginal del que comentábamos anteriormente, puede provocar una sensación de humedad constante. 
  • Cambios en la sensibilidad y el apetito sexual. Como es obvio, la vagina está más sensible en estos meses. Si a esto se añade que puede haber un descenso en el deseo sexual, es posible que mantener relaciones con penetración te apetezca menos o prefieras optar por posturas cómodas. 
Publicidad Calculadora de la Fecha Probable de Parto Calculadora de la Fecha Probable de Parto

Recomendaciones para cuidar tu vagina

Todos los cambios que te hemos descrito son totalmente normales, y aunque no implican ningún riesgo, a continuación, te damos algunos consejos para mantener tu vagina sana durante el embarazo: 

  • Debido a las alteraciones en el equilibrio del pH vaginal y el aumento del flujo, aumenta el riesgo de infección vaginal. Para minimizarlo, es importante extremar las medidas de higiene íntima
  • Límpiate de delante hacia atrás cuando vayas al baño.

Mujer embarazada en el baño

  • Mantén la zona lo más seca posible
  • Usa ropa interior de algodón
  • No te hagas duchas vaginales y evita los productos de higiene íntima perfumados o con aerosoles. 
  • Estate muy atenta al aspecto y al olor de tu flujo vaginal para detectar cualquier posible infección. 

Como ya sabes, no todas las mujeres experimentan los mismos cambios ni con la misma intensidad. Si notas alguna de estas variaciones y te preocupa por algún aspecto, recuerda que lo mejor es consultar con tu ginecólogo para que resuelva todas tus dudas. 

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies