Consejos para bañar a tu bebé

  • 2 de Enero del 2020
  • 5 min de lectura

Cuando llega el momento de bañar a un recién nacido aparece la inseguridad en los padres, que desconocen cómo agarrarle, qué jabón usar, a qué temperatura debe estar el agua o cada cuánto hay que bañarle. A continuación, te hablamos de la hora del baño y te ofrecemos algunos consejos y recomendaciones para que este momento sea placentero para el bebé y también para los padres.

Lo que necesitas para bañar a tu bebé

Con un bebé, improvisar ya no es tan fácil como antes. Tener a mano todo lo que vas a necesitar, te ayudará a que este momento sea más calmado y seguro. 

Esto es todo lo que debes tener listo antes de empezar: 

  • Bañera para bebés. Debes usar una bañera diseñada expresamente para bebés, no puedes bañar al bebé en una bañera de adultos, ni aún llenándola con poca agua, porque tendrías que adoptar posturas muy forzadas que aumentan las posibilidades de que el bebé se resbale y pueda hacerse daño o ahogarse. 
  • Jabón. El jabón para la higiene del bebé debe ser un jabón neutro (pH5.5) que no tenga perfumes, ni sustancias químicas añadidas. Al principio con el gel de baño será suficiente, conforme pasen los meses y el bebé tenga más cabello, podrás incorporar un champú suave y respetuoso con su piel a la rutina de baño.
  • Esponja. Teniendo en cuenta que estos primeros baños están destinados a quitar algunas impurezas de la piel y el cabello del recién nacido, usar tus manos es más que suficiente, pero si lo deseas, puedes utilizar una esponja natural suave. 
  • Toalla. La mejor opción para edades tan tempranas es usar una toalla con capucha, pues se puede tapar y abrazar al bebé, transmitiéndole seguridad al salir del agua. 
  • Peine. Si tu bebé tiene algo de cabello, puedes peinarle cuidadosamente con un peine de púas blandas y finas o un cepillo suave. 
  • Termómetro. Un termómetro específico para el baño te ayudará a saber con seguridad a qué temperatura está el agua. 
  • Juguetes. Cuando el bebé crezca es posible que le guste jugar en el agua en el momento de baño. 

Bebé en la bañera al que mojan con una esponja

Preparando la hora la del baño

Ya tienes todos los elementos necesarios y llega el momento de preparar el baño. Estos son nuestros consejos: 

  • Coloca la bañera sobre una superficie estable o sobre su propio soporte para que no se mueva y sea cómodo para ti y seguro para el niño. 
  • Evita las corrientes de aire en la zona destinada al baño del bebé. 
  • La temperatura ambiente de la habitación debe estar a 22-23 ºC
  • La temperatura del agua debe estar entre los 35 ºC y los 38 ºC
  • No hace falta que llenes toda la bañera, con 12-15 centímetros de agua es más que suficiente. 
Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

Cómo bañar al bebé

Una vez tengas todo listo, es hora de bañarle. Toma nota de cómo hacerlo: 

  • Si todavía no le ha caído el cordón umbilical. En este caso puedes limpiarle sin introducirle completamente en el agua hasta que se le caiga el cordón, tendiéndole sobre una superficie como la cama y pasándole suavemente un paño húmedo, o bien, en la bañera, pero sin tocar la zona del cordón para la que ya se hacen curas específicas. 
  • Antes de meterle en el agua. Desnúdale sobre la cama o una superficie y limpia la zona del pañal. 
  • Comprueba la temperatura del agua. Para esto puedes hacer uso del termómetro o introduciendo el codo. 
  • Cómo cogerle. Sujetar al bebé en la bañera es una de las cosas que más miedo da a los padres. Debes hacerlo firmemente, pero a la vez con delicadeza, colocando un brazo por debajo de su espalda y sujetándole por la axila, de manera que su cabeza quede apoyada en el antebrazo. La otra mano queda libre para poder limpiarle suavemente. 

Si hay 2 personas, siempre será más fácil bañarle, pues uno se encarga de sujetar y el otro de aplicar el gel y enjuagar. 

  • Cara y orejas. Es mejor que con una gasa húmeda limpies la cara y las orejas (siempre por fuera) y evites hacerlo en el momento del baño para que no le incomode. 
  • Baños cortos. La piel de los recién nacidos y los bebés es muy delicada, por lo que no es necesario que el baño supere los 10-15 minutos. 
  • Después del baño. Al sacarle, arrópale con la toalla con capucha para quitarle el exceso de agua. A continuación, túmbale sobre una toalla y sécale concienzudamente, especialmente en los pliegues para que no quede humedad. 
  • Hidratación. Dependiendo de su edad y de las necesidades de su piel, puedes aplicarle alguna loción o crema hidratante. 
Publicidad Nuevos cereales Blevit plus Bio Nuevos cereales Blevit plus Bio

Madre bañando a su bebé

Consejos de seguridad para bañar al bebé

Aunque el baño acabe convirtiéndose en algo rutinario, no debes bajar a guardia para que podáis disfrutar de este rato con la mayor seguridad. A continuación, te damos algunas recomendaciones para evitar accidentes: 

Nunca le dejes solo. Un bebé no puede estar solo en una bañera sin la supervisión de un adulto bajo ningún concepto. Si tienes que salir de la habitación por cualquier motivo, debes llevarlo siempre contigo. 

Atenta/o a los resbalones. Algunas bañeras son muy resbaladizas, y aunque tengas al bebé sujeto, es posible que se te pueda escapar. En el mercado existen diferentes productos para ayudarte en la sujeción del pequeño, como las alfombrillas antideslizantes. 

Ojo con la temperatura del agua. Ya hemos comentado lo importante que es comprobar que la temperatura del agua sea la adecuada antes de meter al niño. Si primero pones el agua fría y luego la caliente, reducirás aún más el riesgo de quemaduras por contacto. 

Atención a su piel. Aprovecha este momento del baño para observar si tiene algún tipo de erupción o anomalía en la piel. 

Frecuencia de los baños. El baño en los primeros meses puede ser diario o cada dos días, pero si tu bebé tiene la piel delicada y sensible, le irá mucho mejor distanciar los baños un poco más. 

La higiene de un recién nacido puede generar infinidad de dudas, pero como ves, la mayoría tienen fácil respuesta. Te animamos a que, tomando las medidas de seguridad, intentes que la rutina del baño sea algo relajante o divertido para todos. 

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies