Consejos para compaginar ocio, deberes y descanso en Navidades

  • 2 min de lectura

Durante las dos semanas que dura la Navidad hay tiempo para todo: para divertirse en familia, descansar y no hacer nada y realizar alguna actividad que les ayude a que la vuelta sea menos dura.

Muchos padres se agobian ante la perspectiva de las vacaciones navideñas y no saben bien en qué emplear tantas horas o si los niños deben hacer lo que les dé la gana o hay que organizar su tiempo. Muchos también se preguntan si es necesario o no que hagan deberes. Para que todos disfrutéis estas fiestas, es conveniente que tengáis en cuenta estos consejos:

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias
  1. Ante todo, las vacaciones son para disfrutarlas. Es muy bueno hacer actividades estos días en familia y aprovechar el tiempo para hacer aquello que no soléis hacer durante el año, pero tampoco hace falta que planifiquéis cada momento del día con miles de actividades. Olvidaos del reloj y de los días planificados al milímetro ya que podéis acabar más estresados que un día de diario.
  2. Los deberes y las tareas deben quedar en un segundo plano. Si le han mandado hacer tareas para estos días, podéis dedicar una media hora cada mañana antes del resto de actividades para que no se le junten todas para el último día. Si no le han mandado nada, con dedicar tiempo a leer y hacer actividades artísticas o ir a un taller o museo es más que suficiente. Se puede aprender de muchos modos.
  3. Las actividades navideñas fuera de casa, como ir a ver las luces, los mercadillos navideños o a patinar a una pista de hielo son muy buenas ideas, pero tampoco hace falta que os paséis todo el día de un lado para otro. Combinad este tipo de actividades con quedaros en casa leyendo, viendo una peli familia o jugando a un juego de mesa.
  4. Si tus hijos son pequeños, es importante que mantengas, dentro de lo posible, su rutina de sueños y comidas para que no se altere ni se ponga nervioso. Con niños mayores se puede ser más flexible.
  5. Durante estos días es conveniente que los niños ayuden más en casa y participen en las tareas para que se acostumbren y entiendan que vosotros también estáis de vacaciones.
  6. Dejad también un rato libre cada día sin nada especial que hacer. Los niños pueden dedicarlo a jugar y vosotros a hacer algo que os apetezca. Todos tenéis que disfrutar de este tiempo libre.

 

¿Te ha gustado este contenido?

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies