¿Demasiados juguetes son malos?

  • 4 de Junio del 2018
  • 3 min de lectura

Los juguetes son beneficiosos para el desarrollo de los niños ya que contribuyen a su estimulación y su entretenimiento. Sin embargo, es cierto que un exceso de juguetes puede perjudicar su desarrollo y hacer que se aburra más que si tuviera menos opciones.

Todos los padres queremos que nuestros hijos sean felices y no les falte de nada, lo que puede causar que acaben teniendo muchos más juguetes de los que realmente necesitan. Tanto es así que, al final, el niño no sabe con qué juguete jugar y la abundancia de juguetes empobrece su juego y su imaginación en lugar de enriquecerlo.

Además, los juguetes demasiado elaborados convierten a los niños en meros espectadores, limitando su interacción, su creatividad y fomentando la pasividad.

Seguro que te has dado cuenta de que, muchas veces, regalamos a los niños el juguete más caro y con más luces y actividades del mundo y el niño, en lugar de jugar con él, se pasa un buen rato entusiasmado con la caja y los papeles de regalo. Esto pasa sobre todo en niños menores de 2 años, por lo que no solo hay que limitar la cantidad de juguetes a un número razonable, sino también buscar aquellos que sean estimulantes y educativos, permitiendo al niño jugar con ellos y no que los juguetes jueguen por él.

Por eso, sobre todo en los primeros años de vida, es mejor decantarse por muñecos, pelotas o marionetas con los que el niño pueda inventarse sus propias historias. Otra opción son las manualidades o los juguetes con los que pueda crear cosas, como juguetes de bloques o de construcciones. Los juegos de simulación también son muy convenientes a estas edades.

Esto no significa que haya que renunciar totalmente a los juguetes más tecnológicos o elaborados, pero asegúrate de que es apropiado para la edad de tu bebé y de que realmente le va a gustar.

Para limitar la cantidad de juguetes que le regalen en cumpleaños o Navidades, conviene ponerse de acuerdo con todos los familiares para que regalen entre todos un juguete más caro o que se pongan de acuerdo para que, además de los juguetes de moda, le regalen libros, manualidades, juegos de mesa…Variedad de juguetes.

Además, si ves que tu hijo tiene muchos más juguetes de los que necesita y que ya no usa muchos de ellos, puedes donarlos o guardar algunos y sacarlos cuando se haya cansado de los que tiene en su cuarto.

 

 

Fuente:

- Álava, Silvia (2014), Queremos hijos felices. Lo que nunca nos enseñaron (de 0 a 6 años), Madrid, Actitud de Comunicación.

 

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies