El embarazo después de los 40

  • 25 de Julio del 2019
  • 5 min de lectura

El acceso a la vivienda, la inestabilidad laboral y la dificultad para conseguir una buena logística familiar, hacen que muchas mujeres decidan posponer el momento de ser madres, en algunos casos, hasta los 40 años. Queremos contarte qué supone un embarazo a esta edad y darte algunas recomendaciones para este momento tan importante en tu vida.

Los modelos de familia cambian con el tiempo, y también la edad de las madres. Hace 45 años, la media de edad en la que las mujeres daban a luz a su primer hijo era a los 25 años, mientras que en 2018 esa media ya se ha colocado en los 32 años.

Mujer de 40 años sonriendo

 

Inconvenientes de un embarazo a los 40

Estar informada es lo mejor que puedes hacer si has decidido ser madre habiendo cumplido ya los 40. A continuación, te contamos algunas cosas importantes que debes saber:

  • Con la edad aumentan las probabilidades de sufrir un aborto espontáneo, de tener diabetes gestacional y preeclamsia durante el embarazo.
  • Existe un mayor riesgo de que el crecimiento del bebé se ralentice al no recibir todo el oxígeno y los nutrientes necesarios para su desarrollo, lo que se conoce como insuficiencia placentaria.
  • Al darse más complicaciones durante el embarazo en esta edad, hay una mayor tasa de cesáreas en el momento del parto.

 

Ventajas de vivir un embarazo después de los 40

¡No todo son desventajas! Ser madre a más edad también trae consigo cosas muy positivas:

  • Mayor estabilidad. Has esperado al momento adecuado y eso hace que estés mucho más preparada; porque tu carrera profesional está encauzada y has conseguido grandes éxitos, porque has encontrado por fin a la persona adecuada, o simplemente porque sentías que estabas lista y has decido ser madre tú sola. Sea como sea, convertirte en mamá a los 40 muchas veces es posible por la estabilidad socioeconómica que no se tiene a otras edades.
  • Experiencia y madurez. La vida, las experiencias, las diferentes situaciones y circunstancias que te han tocado vivir, te dan una visión más amplia y serena de la vida, lo cual te ayudará a afrontar con más calma y consciencia este gran reto que supone la maternidad.
  • Poder vivir tu maternidad. Es probable, que, al haber dado prioridad a tu vida profesional durante estos años, ahora puedas dedicar un tiempo a tu maternidad y hacer una pausa en tu carrera si es lo que deseas.

 

Concebir a los 40 años

Con la edad la reserva ovárica va disminuyendo de forma natural, además de darse un envejecimiento de los óvulos. Estas son las razones principales por las que las probabilidades de concebir a partir de los 40 años se reducen. Pese a esta realidad objetiva, no debes desanimarte, ya que siguen existiendo posibilidades de embarazo.

Te recomendamos iniciar la búsqueda de embarazo manteniendo la calma e intentado no estresarte, ya que está demostrado que el estrés influye en la ovulación, y, por lo tanto, también puede influir en la fertilidad. Si tras 6 meses en proceso de búsqueda, no ha habido embarazo, te recomendamos que pidas cita con tu ginecólogo, es el profesional adecuado para evaluar tu caso y darte las indicaciones necesarias para continuar el proceso que te lleve a ser madre.

Mujer embarazada mirando una ecografía de su bebé

 

Prepárate para el embarazo

Vivir un embarazo a cualquier edad requiere una serie de pautas y cuidados para el cuerpo y la mente, pero especialmente a partir de los 40.

 

Estas son nuestras recomendaciones:

  1. Revisión médica previa. Un chequeo con tu médico antes de buscar el embarazo te confirmará que todo está bien y que puedes ponerte a ello.
  2. Si fumas, tienes que dejarlo. Está demostrado que el tabaco afecta a la fertilidad, además de causar efectos negativos en el feto si ha habido embarazo. No sólo se trata de que no fumes, sino de evitar también ser fumadora pasiva si alguien en casa fuma.
  3. Mantente en un peso saludable. El sobrepeso está relacionado con alteraciones hormonales que podrían dificultar la concepción. Te aconsejamos mantenerte en un peso saludable mediante una dieta equilibrada y ejercicio moderado.
  4. Revisa el árbol genealógico. Si en tu familia, o en la de tu pareja, en caso de tenerla, ha habido casos de alteraciones genéticas o enfermedades hereditarias, es importante que informes a tu médico. 
  5. Toma cada día tu ácido fólico. La recomendación de los expertos es que se comience a tomar 2 meses antes de la búsqueda de embarazo. Seguro que cuando le comentes a tu doctor que quieres quedarte embarazada, te recomendará el suplemento adecuado para ti. 

 

¿Ha llegado tu momento? ¿Quieres ser madre? No te desalientes por tener 40 años, ya que cada día nacen miles de niños sanos de madres con mayor edad. Además, la sanidad hace un seguimiento exhaustivo de estos embarazos, por lo que, teniendo un mayor control, no tiene por qué haber complicaciones.

 

 

Fuentes:

Sociedad Española de Fertilidad. Edad y fertilidad. Recuperado de

https://www.sefertilidad.net/docs/grupos/endo/edadFertilidad.pdf          

Sociedad Española de Fertilidad. Saber más sobre fertilidad y reproducción asistida. Recuperado de https://www.sefertilidad.net/docs/pacientes/spr_sef_fertilidad.pdf

Dexeus Mujer. (2018). Madre a los 40. Recuperado de

https://www.dexeus.com/quienes-somos/sala-de-prensa/ultimas-noticias/ma…

Ezcurra,Ricardo. Embarazo y parto después de los 40. Zona Hospitalaria. Recuperado de

https://www.zonahospitalaria.com/embarazo-y-parto-despues-de-los-40-ano…

Poner link a post de mayo: Ácido fólico y embarazo

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies