Embarazo y trabajo

  • 14 de Junio del 2016
  • 3 min de lectura

Es muy común la preocupación de muchas mujeres de cómo compaginar un embarazo sano y seguro con seguir rindiendo en el trabajo. Lo cierto es que embarazo y trabajo no son incompatibles.

El embarazo no es una enfermedad, por lo que, si tu cuerpo te deja, tú quieres y tu trabajo no entraña prácticas de riesgo, puedes seguir ejerciendo tu trabajo hasta el mismo día de dar a luz. De hecho, mantener nuestra rutina normal puede ser beneficioso para la madre. Por un lado, te ayudará a mantenerte activa físicamente. Por otro, te permite centrar tu atención en algo distinto a tu embarazo.

A pesar de esto, conviene tener una serie de cuidados. El embarazo supone una serie de cambios en nuestro cuerpo y nuestro nivel de energía que hay que tener presentes en caso de querer conciliar embarazo y trabajo:

-    Intenta modificar tu horario para evitar las horas punta para entrar y salir de trabajo.
-    Levántate con frecuencia, camina y haz pequeños estiramientos. Esto ayudará la circulación por tu cuerpo, que de por sí es más lenta durante el embarazo. 
-    Haz varias comidas al día. Diversificar las tomas de comida hará que tus necesidades energéticas estén cubiertas. 
-    Da algún paseo. Salir de la oficina, mover el cuerpo y respirar algo de aire libre te ayudará a vigorizarte.
-    Mantén una dieta sana. Vigila lo que comes para asegurarte de tomar los aportes nutricionales que necesitas.
-    No te exijas demasiado. Quizá puedas cumplir esa organización inicial que te hiciste, o puede que no. En cualquier caso, no tengas miedo a decir “No puedo con todo”.
-    Date un respiro con las tareas del hogar.  

A la hora de comunicarlo en tu trabajo, un buen momento es a partir de los tres meses, cuando el riesgo de aborto es mucho menor y aún tienes tiempo para organizarte e informarte sobre tus derechos y obligaciones, prestaciones económicas o trámites que debes seguir. Es también buena idea presentarle a tu jefe un plan escrito que incluya la fecha prevista de baja o cómo organizar tus tareas cuando no estés.
 
Cuando llegue el momento de pedir la baja laboral o cuando tengamos dudas de cuándo pedirla, debes consultar con tu médico que, en función de tu tipo de actividad y tu salud, te recomendará la baja laboral o no.

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies