Galletas sí, pero con moderación

  • 4 de Agosto del 2015
  • 2 min de lectura

Las galletas son un desayuno y una merienda muy recurrente para los niños ya que les gustan mucho y se comen fácilmente, además de que se pueden llevar fácilmente a cualquier sitio. Sin embargo, conviene no abusar de las galletas procesadas, especialmente de aquellas que contengan más grasas y chocolates. Si tienes  tiempo, nada mejor que unas galletas caseras.

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

En torno a los 8-9 meses los bebés comienzan a comer cereales con gluten. Es el momento de empezar a darles galletas, que generalmente les encantan chupetear y morder durante un buen rato, una buena manera de empezar a darles alimentos sólidos. A estas edades, elige siempre las galletas que no lleven huevo, pues es un alimento que todavía no han introducido en su alimentación.

También puedes empezar a familiarizar a tu hijo con el delicioso sabor y aroma de las galletas a través de las papillas de cereales que las contengan en su composición, como es el caso de Blevit plus Duplo 8 Cereales y galletas mariaBlevit plus Duplo 8 Cereales con miel, galletas y naranja.

Después, las galletas se convertirán en un alimento habitual ya que son un excelente complemento para el desayuno y la merienda. Eso sí, no todas las galletas son igual de adecuadas, desde un punto de vista nutricional.

Algunos tipos de galletas que se compran contienen altos niveles de azúcares y grasas saturadas, por lo que su consumo excesivo no resulta recomendable. Otras muchas, sin embargo, tienen una cuidada composición en la que destaca su contenido en fibra, vitaminas y minerales. Por eso, a la hora de comprar galletas para tus hijos, revisa el listado de ingredientes y su composición nutricional para escoger aquellas que mejor se adapten a tus necesidades.

Puedes encontrarlas con cereales integrales, frutos secos, un alto contenido en leche o trozos de frutas. Las galletas con chocolate déjalas solo para ocasiones especiales.

Publicidad Banner producto Imunoglukan p4H cuadrado Banner producto Imunoglukan p4H horizontal

Y, siempre que puedas y tengas tiempo, aprovecha para hacer galletas caseras con tu hijo. Es un buen modo de pasar un rato con él, inculcarle hábitos sanos alimenticios y elaborar galletas sanas y deliciosas. Existen recetas muy sencillas de galletas de todo tipo y sabores.

¿Te ha gustado este contenido?

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies