Miopía en niños: ¿Tiene miopía mi hijo?

  • 20 de Diciembre del 2021
  • 4 min de lectura

La miopía en niños es el problema de refracción más frecuente en niños, esta se presenta en los primeros años de vida y causa el desenfoque de las imágenes a distancia. 

Para poder entender por qué ocurre esto, debemos de imaginar que el ojo funciona como una serie de lentes, por las cuales se han de percibir las imágenes que finalmente deben ser reflejadas en una zona posterior (retina) que permite su captación y su interpretación a nivel cerebral. 

Entonces en la miopía, el defecto visual, ocasiona que los objetos o imágenes distantes se perciban borrosos, la explicación es que la imagen es reflectada por delante de la zona en la que debe reflectarse de la retina; el ojo miope, es un ojo más grande que tiene una forma de profundidad más alargada, al igual que pudiera presentar deformidad en la capa corneal y el cristalino. 

La miopía en la mayoría de las ocasiones es un defecto hereditario, por lo que los niños con padres que ya presentan problemas de refracción tienen mayor propensión a padecer miopía por factor genético. 

Entonces, ¿cómo podemos detectar el fallo visual en nuestro hijo?

Los niños especialmente si son pequeños no sabrán como explicar que están teniendo dificultades visuales, puesto que no comprenden el funcionamiento de este órgano, de hecho, lo “habitual” es que se acostumbren a esa visión borrosa y la perciban como normal. Sin embargo, hay señales o síntomas de alarma que nos pueden indicar que están presentando dificultades para visualizar algunos objetos. 

Únete al Club familias Únete al Club familias

Síntomas más frecuentes en la miopía en niños

Los síntomas o señales más frecuentes en la miopía en niños son:

  • Cansancio visual.
  • Dolores de cabeza.
  • Fruncir los ojos con la intención de enfocar (entrecerrar los ojos).
  • Dificultad para ver objetos lejanos (visión lejana borrosa).
  • Disminución del rendimiento escolar.

Estas señales son suficientes para sospechar de algún problema visual, no obstante, es el médico oftalmólogo quien debe darnos el diagnóstico; al evidenciar que alguno o todos de estos síntomas se hacen frecuentes en el día a día del niño debemos acudir al oculista.

Miopía en niños síntomas

¿De qué manera se logra el diagnóstico?

Pues al igual que con otros problemas visuales el médico deberá realizar un estudio detallado de los ojos que incluyen: revisión de historia clínica, antecedentes familiares y personales del niño, medición de la agudeza visual, motilidad ocular, fondo de ojo, y otros estudios más especializados. Siempre es recomendable, valoración por un médico oftalmólogo antes de acudir a cualquier óptica.

Tratamientos utilizados para corrección de la miopía en niños

Una vez confirmado el diagnóstico se sugiere la utilización de gafas correctivas de esta manera podría solucionarse el defecto visual y evitar su avance. La miopía puede corregirse mediante el uso prolongado de gafas, lentillas o bien, dependiendo del caso, por medio de una intervención quirúrgica, lo más importante no es corregir la miopía en sí, si no, evitar complicaciones subyacentes.

Las gafas representan el método más simple y seguro de corregir o controlar la miopía en niños. Además, hay marcos o monturas muy resistentes, cómodas y livianas que se adaptan perfectamente a las necesidades de los niños.

Miopía en niños tratamientos

Las lentillas o lentes de contacto funcionan muy bien por hacerse por si sola la primera superficie donde los rayos de luz que entran al ojo van a refractar. No obstante, no son la mejor opción para un pequeño puesto a los cuidados que estas requieren. Éstas se recomiendan preferiblemente en niños con cierta autonomía, mayores de 7-9 años aproximadamente, que sean capaces de recolocarse las mismas en caso de desplazamiento o salida de estas.

Tratando oportunamente la miopía con gafas y lentillas durante la infancia se puede frenar su aceleración; más adelante cuando el niño supere la adolescencia ya se espera que el crecimiento dióptrico de esta patología se haya detenido, es entonces cuando, en ocasiones, se plantea una cirugía quirúrgica que definitivamente corrija esta deficiencia.

La exposición frecuente a pantallas y luces de alta potencia están científicamente asociadas al aumento de casos de miopía, por lo que se recomienda alejar al niño de el uso frecuente de móviles, videojuegos, tablets, ordenadores, etc. Y se sugiere el juego al aire libre ya que se conoce que proporciona beneficios al producir un aumento en la profundidad del foco ocular, la disminución del crecimiento del globo ocular debido al aumento de dopamina en la retina y al cambio de enfoque o percepción de los objetos al encontrarse de pie.

Nuevos cereales Blevit plus Bibe Nuevos cereales Blevit plus Bibe

¿Te ha gustado este contenido?

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies