Prueba del bastoncillo embarazo: conceptos básicos y preguntas frecuentes

  • 5 min de lectura

La prueba del bastoncillo es menos conocida que otras pruebas que se hacen durante el embarazo, como las ecografías o el test de O'Sullivan (la prueba del azúcar o de la glucosa).

Por ello es posible que desconocieras su existencia hasta ahora o que hayas escuchado hablar de ella pero no tengas muy claro en qué consiste y porqué se realiza.

Tanto si te suena de algo como si es la primera vez que tienes noticias de la prueba del bastoncillo, en esta ocasión queremos abordar los conceptos básicos y algunas preguntas frecuentes para ayudarte a familiarizarte con esta prueba.

Publicidad New call-to-action New call-to-action

Prueba bastoncillo embarazo: detección del estreptococo del grupo B

La prueba del bastoncillo, también llamada prueba del exudado o prueba del estreptococo, es un test que se realiza a las mujeres embarazadas para la detección de la bacteria Streptococcus agalactiae o estreptococo del grupo B.

Esta bacteria, también denominada EGB para simplificar, está presente de forma natural y habitual en nuestro aparato gastrointestinal, formando parte de la microbiota habitual.

Por su proximidad, también puede estar presente en el aparato urinario y la vagina, motivo por el que cobra importancia durante el embarazo.

Aunque es inocua en personas sanas, esta bacteria puede causar problemas en personas enfermas y en recién nacidos, de ahí que se realice la prueba del bastoncillo a las mujeres embarazadas.

Durante la gestación, si el estreptococo del grupo B está presente en la zona rectal y/o vaginal de la mujer, existe la posibilidad de transmitirlo al bebé en el momento del nacimiento, cuando pasa a través del canal del parto.

Determinando si la mujer es portadora de la bacteria se podrán tomar medidas para minimizar la probabilidad de transmisión y complicaciones en el recién nacido.

¿En qué consiste exactamente la prueba del bastoncillo?

Se trata de una prueba muy sencilla e indolora, sin riesgo para la madre ni para el bebé. De hecho, la recolección de la muestra es tan fácil que puede ser tomada por la propia mujer.

Para ello se utiliza un hisopo estéril, un bastoncillo de algodón similar a los que utilizamos para limpiar los oídos, solo que un poco más largo.

Puesto que este estreptococo puede estar presente tanto en el tracto intestinal como en la vagina, es necesario recoger una muestra de ambas zonas.

Utilizando el bastoncillo se recoge en primer lugar el exudado del interior de la vagina y seguidamente el exudado de la zona rectal, introduciendo el bastoncillo a través del esfínter anal.

Cuando se utiliza un único hisopo para obtener ambas muestras, que es lo habitual, es importante seguir este orden, primero la vagina y después el recto. De lo contrario nos arriesgaremos a introducir en la vagina bacterias presentes en la zona anal que pueden alterar la flora vaginal.

prueba bastoncillo embarazo ¿en qué consiste?

Si lo hacemos así, vagina primero y zona rectal después, no habrá ningún problema.

De esta sencilla manera habremos obtenido lo que se denomina un exudado vaginorrectal, que introduciremos en un recipiente con un medio de cultivo en el que la bacteria, si está presente, crecerá.

Ese recipiente con el bastoncillo y el exudado será enviado al laboratorio para determinar la presencia del EGB.

Si la prueba nos la realiza personal sanitario solo nos quedará esperar los resultados. Si por el contrario el médico nos ha dado instrucciones para realizar la toma de muestras por nosotras mismas, también nos indicará dónde entregar nuestro hisopo para que sea analizado.

¿Cuándo se realiza y qué pasa si la prueba del bastoncillo es positiva?

La prueba del bastoncillo se realiza durante el tercer trimestre de embarazo. Concretamente se recomienda hacerlo entre las semanas 35 y 37 de gestación.

Obtener un resultado positivo para el estreptococo del grupo B no significa que la mujer esté enferma ni que vaya a experimentar ningún síntoma.

Como decíamos, esta bacteria está presente en nuestro cuerpo de forma natural y en condiciones normales no ocasiona ningún problema.

Por tanto, una prueba del bastoncillo positiva solo significa que la mujer porta la bacteria en su organismo y alerta del riesgo de transmitirla al recién nacido durante el parto.

Ante un resultado positivo se realizará un seguimiento normal del embarazo, con la diferencia de que, en el momento del parto, se administrarán antibióticos al menos cuatro horas antes de que nazca el bebé para protegerlo frente a una posible infección por EGB.

Publicidad New call-to-action New call-to-action

¿Es posible que me realicen más de una prueba del bastoncillo durante el embarazo?

Sí, es normal tener que realizarse la prueba del bastoncillo en más de una ocasión.

Aunque este estreptococo puede estar presente en el organismo de manera persistente, formando parte de nuestra microbiota habitual, su presencia también puede ser transitoria o intermitente.

Así, una mujer puede arrojar un resultado negativo para la prueba del bastoncillo y posteriormente, pasado un tiempo, uno positivo; o viceversa.

Es decir, si transcurre demasiado tiempo entre la realización del test y el momento del parto, una prueba del bastoncillo puede no ser suficiente para predecir o descartar la presencia de la bacteria con fiabilidad.

Por ello el resultado del exudado, sea positivo o negativo, solo se considera válido para un periodo de aproximadamente cinco semanas desde la toma de la muestra. Si pasado ese tiempo no ha tenido lugar el parto, será necesario repetir la prueba.

De ahí que se recomiende realizar la prueba de detección de esta bacteria alrededor de la semana 37, cuando se acerca el momento del parto.

Por otro lado, dada esa presencia intermitente, que una mujer haya obtenido un resultado negativo en la prueba del bastoncillo en un primer embarazo no asegura que esta bacteria tampoco esté presente en un embarazo posterior.

Del mismo modo, haber sido portadora de la bacteria en una gestación no significa que con total seguridad se vaya a obtener un resultado positivo en embarazos posteriores.

Por todo ello esta prueba ha de realizarse en cada embarazo, independientemente de lo ocurrido en gestaciones anteriores.

¿Conocías la prueba del bastoncillo en el embarazo? Esperamos haber contribuido a resolver tus dudas sobre la prueba de detección del EGB y que si tienes que realizártela puedas hacerlo con la tranquilidad de saber que es una prueba sencilla e inocua.

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies