¿Gripe o resfriado? Síntomas de cada uno

  • 11 de Noviembre del 2020
  • 4 min de lectura

Tu pequeño se encuentra mal y sospechas que puede ser gripe, pero también podría ser un resfriado. ¿Sabes cuáles son los síntomas de cada uno? ¿Qué tienen en común estas dos enfermedades? ¿En qué se diferencian? ¡Te lo contamos todo en este post!

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

La gripe en niños y sus síntomas

La gripe es una infección vírica muy contagiosa que se transmite por el aire al estornudar o toser, por el contacto directo si la persona infectada se ha tocado previamente la nariz, la boca o los ojos, y a través de superficies contaminadas. 

Esta infección es muy común en niños, especialmente en los menores de 2 años y sus síntomas principales son los siguientes: 

  • Fiebre, en algunas ocasiones alta. 
  • Escalofríos. 
  • Tos. 
  • Dolor de garganta en algunos casos. 
  • Congestión nasal y moqueo constante. 
  • Dolor de cabeza. 
  • Malestar general. 
  • Falta de energía.
  • Vómitos y diarrea, más común en niños que en adultos. 

Como todos los procesos víricos, la gripe se cura por sí sola, y lo único que se puede hacer es tratar los síntomas para sobrellevarlo mejor: antitérmicos como el paracetamol para la fiebre alta y el malestar, buena hidratación y comida cuando tengan hambre. 

¿Quieres saber más sobre la fiebre en bebés? ¡Aquí te lo explicamos todo! 

Madre limpiando a su bebé los mocos por un resfriado.

El resfriado en niños y sus síntomas

Al igual que la gripe, el resfriado es causado por un virus que llega al organismo por el contacto con superficies en las que esté presente el virus, por el aire tras la tos o los estornudos de alguien que lo tenga, y por el contacto directo. 

A lo largo de la infancia un niño puede resfriarse numerosas veces, de hecho, se habla de una media de entre 6-8 resfriados anuales hasta los 4-5 años de vida. 

Esto se debe a que los niños juegan entre ellos y tienen mucho más contacto directo que los adultos, especialmente en las guarderías y en los primeros años de escuela. Allí comparten espacio, juguetes y utensilios, lo cual hace más fácil la propagación de los virus. 

Estos son los síntomas de un resfriado: 

  • Congestión nasal; primero con moco aguado y transparente que posteriormente va cambiando, espesándose y tornándose amarillo o verdoso. 
  • Fiebre, que pocas veces supera los 38.5º C.
  • Tos irritativa. 
  • Inflamación y dolor de garganta.
  • Estornudos. 

Al igual que la gripe, el resfriado se acaba curando por sí solo, y durante el proceso de la infección, es posible hacer lavados nasales para ayudar al niño a que vaya sacando la mucosidad, mantenerle muy bien hidratado, y en caso de que se encuentre mal o tenga fiebre, puede tratarse con paracetamol. 

Publicidad Banner Blemil plus Optimum 2 Banner Blemil plus Optimum 2

¿Cuáles son sus principales diferencias?

La confusión entre gripe y resfriado es frecuente debido a que, como ya hemos visto, ambas patologías surgen por un virus y ambas afectan al sistema respiratorio. Es por esto por lo que algunos de sus síntomas son iguales o muy similares, pero en el caso de la gripe suelen ser más virulentos, más fuertes y repentinos. 

Sin embargo, la mayor diferencia entre ellos es que a lo largo del año un niño puede resfriarse varias veces, mientras que la gripe solo la puede contraer una vez.  

Padre cuidando a su hija enferma por gripe

¿Cómo se pueden prevenir la gripe y el resfriado?

Como en el caso de cualquier virus, la mejor forma de evitar las infecciones es a través de la higiene, en concreto del lavado de manos. También se pueden tomar otras medidas que ayudan a limitar el contagio, como la ventilación en las aulas, la desinfección frecuente de juguetes y objetos que los niños compartan, la higiene también en la manipulación de alimentos, así como el aislamiento de niños infectados en cuanto presente los primeros síntomas. 

 

¿Ya tienes más claro cómo diferenciarlas? ¿Ha pasado ya tu hijo la gripe este año? ¿Cuánto resfriados crees que lleva? En cualquier caso, otra de las cosas que tienen en común la gripe y el resfriado, es que ninguna de estas infecciones es de gravedad, y por lo general, no tienen por qué complicarse, así que no debes preocuparte. 

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies