¿Se puede viajar estando embarazada?

  • 18 de Julio del 2020
  • 5 min de lectura

Si tienes el beneplácito de tu ginecólogo, puedes viajar estando embarazada hasta casi el final de la gestación. Eso sí, para que disfrutes de tu destino con la máxima seguridad, en este post respondemos a todas tus dudas y te damos una serie de consejos y recomendaciones, así que ¡apunta y prepara tu maleta! 

¿Puedo viajar a cualquier destino?

Si no hay ningún problema médico que indique lo contrario, puedes viajar a cualquier sitio. A la hora de escoger destino debes pensar bien en las condiciones higiénicas y sanitarias que hay allí por si hubiera alguna urgencia y tuvieras que ser atendida.

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

Además, en el caso de países tropicales o con presencia de enfermedades endémicas como la malaria o la fiebre amarilla, debes vacunarte antes y no todas las vacunas están indicadas para embarazadas. 

Mujer embarazada en un aeropuerto antes de hacer un viaje

Analizando los diferentes medios de transporte y sus particularidades

No es lo mismo viajar en avión que en barco, ni un vuelo de 2 horas que de 12, por eso queremos hablarte de cada medio y de todo lo que debes saber para moverte con ellos:

En avión

  • La mayoría de las compañías aéreas permiten viajar en vuelos de larga distancia hasta la semana 36 en embarazos ordinarios, y hasta la 32 en múltiples
  • A partir de la semana 28 es necesario un certificado médico expedido en los 7 días previos al viaje en el que se confirme que no existe ninguna anomalía ni complicación. 
  • Los arcos detectores de metales de los aeropuertos y los detectores manuales no suponen ningún riesgo para la madre o el bebé. 
  • En los vuelos de muchas horas una embarazada puede correr el riesgo de sufrir una trombosis venosa profunda. Para evitarlo, se recomienda levantarse con frecuencia e intentar caminar por el pasillo, estirando las piernas y haciendo ejercicios para evitar que los tobillos se hinchen demasiado. 

En barco o crucero

  • Si la travesía es durante el primer trimestre, es posible que las náuseas y los mareos se vean aumentados, pero si se trata de un barco grande, la sensación de movimiento es casi inexistente. 
  • Aunque se trata de un medio de transporte muy seguro, la mayoría de las empresas no permiten viajar a embarazadas a partir de la semana 24
  • Al igual que en los aviones, es necesario tener un certificado médico en el que se indique las semanas de gestación, la fecha probable de parto y los resultados de un examen físico que confirme que no existe ninguna complicación. 
  • En barcos con más de 100 pasajeros, en travesías de más de 3 días, debe haber un médico y un enfermero para cualquier urgencia que pueda surgir. 
Publicidad Banner producto Vitamin D horizontal

En tren

  • Es un medio muy seguro y se puede viajar hasta una semana antes de la fecha probable de parto
  • Antes de comprar un billete hay que solicitar información a cada compañía, pues algunas sí piden un certificado médico.  
  • Una de las ventajas del tren es que permite a la embarazada moverse con más libertad que en un autobús o un coche, y puede levantarse para estirar las piernas e ir al baño. 

Mujer embarazada a punto de subir a un tren

En coche

  • Es el medio de transporte perfecto para trayectos cortos
  • En el último trimestre, en caso de que la embarazada sea quien conduce, debe reajustar la posición del asiento para poder manejar el volante y que se mantenga una distancia correcta con el vientre. Se recomienda evitar la conducción en el último mes de embarazo
  • Es obligatorio el uso del cinturón de seguridad que debe ir colocado correctamente; la cinta inferior por debajo del vientre, y la superior entre los dos pechos. En caso de que el cinturón ejerza demasiada presión, se puede optar por unos cinturones especiales para embarazadas que resultan más cómodos e igualmente seguros. 
  • Si el trayecto es largo, se recomienda hacer paradas cada 2 horas para ir al baño y estirar las piernas. 

En autobús

  • Aunque se trata de un medio de transporte seguro durante el embarazo, es el más incómodo para viajes de muchas horas, pues los asientos van muy juntos, normalmente no tienen baño y no es posible caminar ni estirar las piernas. 
  • Otro inconveniente es que las paradas vienen determinadas por la compañía

Algunas recomendaciones

Independientemente de dónde y cómo viajes, aquí te dejamos algunos consejos que te serán útiles en cualquier viaje: 

  • Cuando reserves tu alojamiento investiga si hay algún hospital cerca y el tiempo que te costaría llegar en caso de una emergencia. 
  • Si tienes planeadas excursiones durante tu estancia, pregunta también si en cada uno de los lugares a los que acudas hay asistencia sanitaria cerca. 
  • Además de los certificados médicos que puedan requerirte en el avión o el barco, lleva contigo los informes de tu ginecólogo y cualquier tipo de información sobre el seguimiento del embarazo que puedas considerar relevante. 
  • Para viajar lleva siempre ropa cómoda y ligera con calzado que sea fácil de quitar y poner por si necesitas descalzarte en el asiento. 
  • Si contratas un seguro de viaje, confirma que incluye asistencia en el embarazo. 
  • En algunos destinos es importante que seas precavida con el agua y la comida para evitar cualquier intoxicación
  • En ciertos países los mosquitos pueden ser transmisores de enfermedades graves, por lo que debes protegerte de sus picaduras usando repelente, mosquiteras y/o alojándote en habitaciones con aire acondicionado para no tener que abrir las ventanas. 

Ya sea por placer, o por trabajo, ahora ya sabes cómo puedes viajar si estás embarazada. Esperamos que el trayecto y la estancia transcurran sin incidentes y que puedas volver a casa en perfecto estado antes de recibir a tu bebé con los brazos abiertos. 

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies