¿Está estreñido? Alimentos y consejos para ayudarle

  • 4 de Febrero del 2020
  • 4 min de lectura

¿Cuándo es estreñimiento?

Se considera estreñimiento cuando hay una falta de evacuación intestinal que supera los 3 días, y también, si evacúa una, o varias veces, pero haciendo heces duras y secas en forma de bola y difíciles de eliminar que causan molestias y malestar. 

Si alguna de estas dos situaciones se da, entonces sí hablamos de estreñimiento, y las causas principales suelen ser llevar una dieta con poca fibra, hábitos incorrectos a la hora de ir al baño o los cambios en la rutina y la dieta. Beber menos agua de la necesaria también puede afectar al tránsito intestinal, ya que, junto a la fibra, es necesaria para que el intestino se mueva y funcione con normalidad. 

En el caso de los bebés, el estreñimiento puede aparecer en momentos de transición como al pasar de lactancia materna a las leches infantiles o al comenzar con la alimentación complementaria (AC). 

Niña comiendo pan de molde integral

Ayúdale con la dieta

Como decíamos anteriormente, una dieta pobre en fibra puede acabar provocando estreñimiento a tu pequeño, por eso es esencial que tengas identificados aquellos alimentos ricos en fibra para incorporarlos a sus comidas, respetando siempre la edad de introducción marcada por su pediatra: 

  • Verduras y hortalizas. Son las primeras de la lista porque son vitales para una alimentación equilibrada y para conseguir un buen tránsito intestinal. Todas las verduras son buenas, pero especialmente las de hoja verde como las espinacas, las acelgas o la lechuga. Si a tu hijo le cuesta tomarla, aquí tienes algunas ideas divertidas para ofrecérselas. 
  • Frutas. Aunque las que más fibra aportan son las frutas del bosque como grosellas, frambuesas y moras, las principales fuentes de fibra en la alimentación de los más pequeños son naranjas, granadas, kiwis y ciruelas. En aquellas que sea posible y cuya piel sea comestible, es mejor darles las piezas enteras y con piel, lavándolas correctamente antes, claro, ya que conservan mejor sus propiedades. Otra buena opción, según la edad del niño, es tomarlas en mermelada o puré.
  • Fruta seca. Ciruelas, dátiles orejones, higos… También contienen mucha fibra, pero su aporte calórico es elevado, así que no se recomienda tomar más de un puñado diario. 
Publicidad Nuevos cereales Blevit plus Bio Nuevos cereales Blevit plus Bio
  • Cereales integrales. Los cereales refinados pierden gran cantidad de fibra, por eso se recomienda tomarlos integrales. El salvado de trigo es uno de los alimentos con mayor cantidad de fibra; por cada 100 gramos, el pan integral tiene 7,5 g de fibra, mientras que el salvado de trigo tiene hasta 42,8 g. Además, se trata de fibra insoluble, que ayuda a aumentar la velocidad del tránsito intestinal. El salvado de trigo se puede incorporar al yogur, a los cereales del desayuno, en el batido de frutas, o incluso a las comidas.
  • Legumbres. Alubias, lentejas, garbanzos… todas ellas ayudan a combatir el estreñimiento. 
  • Yogur. Equilibran la microbiota intestinal y favorecen el normal funcionamiento del intestino gracias a los microorganismos vivos que contienen. 
  • Aceite de oliva virgen extra. Añadiéndolo a sus comidas en las cantidades adecuadas, se consigue una lubricación natural del intestino que ayuda al movimiento de las heces. 

Niño estreñido sentado en un orinal

 

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

Otras recomendaciones

Además de una dieta sana y con un importante aporte de fibra, puedes seguir las siguientes recomendaciones para ayudar a tu pequeño con el estreñimiento: 

  • Asegúrate de que bebe mucha agua a lo largo del día. 
  • Intenta que se mantenga activo y se mueva, pues la actividad física también influye en el metabolismo. 
  • Si notas que tu bebé siente muchas molestias, puedes ayudarle con un masaje. Para hacerlo, elige un momento en el que esté tranquilo, sitúa tus manos por debajo de las costillas, y de manera firme, pero sin hacer demasiada presión, empieza a moverlas en el sentido de las agujas del reloj. También puedes flexionarle suavemente las piernas llevándolas hacia el abdomen y repetir este movimiento varias veces. 
  • En el caso de que tu hijo esté tomando alimentos infantiles, consulta con tu pediatra la posibilidad de utilizar leches AE, papillas elaboradas a partir de cereales integrales, o preparados a base de frutas tipo infusión que faciliten el tránsito intestinal.
  • Llevar una buena rutina de alimentación y unos horarios regulares, también ayuda al organismo a prevenir el estreñimiento. 

Si tu pequeño está estreñido, puedes intentar aumentar la fibra en sus comidas y poner en práctica nuestros consejos, pero ante la duda, siempre has de consultar con el pediatra para que pueda confirmar que se trata de estreñimiento y darte las pautas concretas que tu hijo necesite. 

¿Te ha gustado este contenido?

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies