¿Qué es la altura uterina?

  • 22 de Febrero del 2016
  • 2 min de lectura

Desde el mismo momento en que se produce la concepción el útero comienza a crecer para albergar al bebé. Al final del embarazo su altura es 6 veces mayor y multiplica por 1.000 su capacidad. Medir la altura uterina es una prueba que sirve para confirmar la edad gestacional, evaluar el tamaño fetal y la cantidad de líquido amniótico.

El útero es el órgano primordial de la gestación ya que es el encargado de alojar al feto. Por ello, necesita adaptarse al crecimiento de este e ir creciendo a medida que lo hace el bebé para que éste quepa dentro.

Su tejido elástico permite que pase de medir unos 6-8 cm de alto, 4 a 5 cm de ancho y pesar entre 50 y 90 gramos, a medir unos 33 cm de alto en el noveno mes y pesar en torno a 1 kilo. Multiplica por 1.000 su capacidad para albergar al bebé.

Este incremento se va produciendo gradualmente. Así, en el 4º mes la parte superior se sitúa entre el ombligo y el pubis. En el 5º mes llega al ombligo. A los 7 meses lo sobrepasa en 5 cm y en el 8º mes llega al esternón. Esta será su altura máxima. En las últimas semanas puede descender ligeramente cuando el bebé se encaja en la pelvis.

La prueba de la altura uterina

Esta prueba es un examen rutinario que se puede realizar en cualquier momento del embarazo para confirmar la edad gestacional, evaluar el tamaño del feto, detectar posibles embarazos múltiples y ver si la cantidad de líquido amniótico es normal o no.

Se realiza colocando un extremo de una cinta métrica en la parte superior del pubis y extendiéndola por al abdomen hasta desparece la resistencia del útero al apretar la tripa.

Los centímetros que haya de la sínfisis púbica al fondo del útero expresan la altura uterina.

Como norma general, para ver si la altura uterina es la normal para las semanas de gestación se dice que hasta el 7º mes la altura es el mes multiplicada por 4. Es decir, si la embarazada está en el mes 3, su altura uterina deberá ser de 12 cm. Pasados los 7 meses aumenta 2 cm cada mes, hasta llegar a los 33 cm al final.

Sin embargo, estas medias pueden variar de una mujer a otra, o incluso en la misma mujer en diferentes embarazos, según el peso ganado, si es un segundo embarazo, etc.

Será por lo tanto el ginecólogo o la matrona quien decida si todo va bien o no. 

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies