Cómo mantener a la caries alejadas

  • 7 de Agosto del 2020
  • 4 min de lectura

El problema dental más importante en la infancia es la caries que puede originarse prácticamente desde que aparece el primer diente. En este post te contamos qué es exactamente la caries, cómo puede afectar a tu pequeño y cómo combatirla. 

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

¿Qué es?

La caries es una infección que se da en los dientes originada principalmente por la bacteria Streptococus mutans.

Niño con la boca abierta mostrando sus caries

¿Cómo se produce la caries?

Las bacterias presentes en la placa dental usan los restos de hidratos de carbono y los metabolizan, creando unos ácidos que afectan al esmalte dental, haciendo que su pH disminuya y dando lugar a una progresiva destrucción de la estructura de los dientes afectados, lo que se conoce como desmineralización. 

Cuando el pH se recupera, se produce una remineralización. A lo largo del día estos dos procesos se van alternando y equilibrando, pero cuando la desmineralización es más frecuente y el pH no se recupera, se va perdiendo mineral y empieza la erosión del diente que da lugar a la caries

¿Qué circunstancias pueden causarla?

La principal circunstancia es la excesiva presencia de azúcares en la boca. Si, además, existe poca o nula higiene bucal, las probabilidades de que aparezca caries se multiplican. 

Publicidad Banner producto Blenuten cuadrado Banner producto Blenuten horizontal

¿También aparece con los dientes de leche?

Así es, la caries también puede afectar a los dientes primarios, o de leche, y no tratarla correctamente, además del dolor y las molestias que genera, puede hacer que se pierdan piezas dentales y que la alineación de las definitivas se vea alterada. Además, los dientes permanentes pueden salir con manchas y malformaciones derivadas de la caries de los dientes de leche. 

¿Cómo sabré si mi hijo tiene caries?

Es posible descubrir si tu pequeño tiene caries estando atenta/o a las siguientes señales: 

  • Cambio de coloración en el diente, que se torna más blanquecino y pierde el brillo del esmalte. En esta fase, el proceso aún es reversible y no causa molestias. 
  • Cuando la caries avanza, se empieza a distinguir un borde amarillento, marrón o negro en las zonas del diente afectadas.  La ingesta de alimento ricos en azúcar y bebidas frías o calientes puede generar molestias. 
  • Si no se trata, la superficie del diente empieza a perder tejido, el esmalte se deteriora por completo y se crean cavidades. En esta fase aparece el dolor y son frecuentes los flemones e infecciones graves. 

¿Cómo se trata cuando ya ha aparecido?

Dependiendo del grado al que haya llegado la caries, se puede tratar de una forma u otra: 

  • En el caso de caries de pequeño tamaño, el dentista puede eliminar el tejido dañado del diente y taparlo con un empaste
  • Si la caries ha avanzado más es necesario tratar el nervio y reconstruir la parte del diente dañada. En estos casos es en los que suelen usar las coronas de metal, consiguiendo que a pieza vuelva a ser útil para la masticación. 
  • Si el diente está muy dañado, hay que extraerlo definitivamente. Si se trata de un diente de leche, hay que colocar unos mantenedores que salvaguarden el espacio y así que los dientes definitivos salgan de la forma correcta y dispongan de espacio. 

​​​​​​​Manos de niño poniendo pasta de dientes en un cepillo

¿Cómo se puede prevenir la caries?

Conociendo las causas y las condiciones necesarias para que la caries prolifere, es fácil determinar qué pautas y hábitos ayudan a mantenerla lejos: 

  • Si se trata de un bebé, evitar que esté muchas horas durmiendo con el pecho o la tetina del biberón en la boca para que los azúcares de la leche no acaben afectando al esmalte dental. 
  • Evitar o reducir la ingesta de bebidas azucaradas, chucherías, bollería, zumos procesados, chocolate y dulces en general. 
  • Tener unos buenos hábitos de higiene dental y cepillarse los dientes después de cada comida para eliminar la placa. La limpieza debe realizarse desde la salida del primer diente de leche con un cepillo adaptado. 
  • Usar pasta de dientes con flúor y con la cantidad recomendada según la edad; en menores de 3 años el equivalente a un grano de arroz, y en mayores de 3 años, a un guisante. 
  • Realizar revisiones con el odontopediatra desde antes del año para detectar posibles indicios de caries. 

​​​​​​​

¿Sabías que hay que empezar con el cepillado a edades tan tempranas? ¿Y que tener caries con los dientes de leche puede causar problemas con los dientes definitivos? Esperamos que este post te haya ayudado a escribir mucho más sobre esta infección, y, sobre todo, de qué manera evitarla.​​​​​​​

¿Te ha gustado este contenido?

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies