La importancia de las defensas del intestino

  • 17 de Octubre del 2019
  • 3 min de lectura

Tu hijo cada día está en contacto con diferentes virus, bacterias y otros agentes infecciosos, y para que no se enferme, su sistema de defensas trabaja sin descanso. ¿Sabes dónde se encuentran estas defensas? ¿Puedes ayudarlas para que estén preparadas para atacar a los microorganismos? ¡En este post te lo contamos!

¿Dónde se localizan esas defensas? 

Una parte importante de las defensas se encuentran en el tracto gastrointestinal, la principal superficie de intercambio entre el exterior e interior de nuestro organismo. 

Aquí se encuentra la microbiota intestinal, donde encontramos una gran cantidad bacterias buenas que se alojan en ella entre las que se encuentran los lactobacilos y bifidobacterias.

Niña sonriente merendando fruta

¿Cuáles son las funciones de las bacterias buenas?

La mayoría de las bacterias beneficiosas se adquieren al nacer y en los primeros años de vida, y sus funciones son las siguientes: 

  • Metabolizar los nutrientes provenientes de los alimentos ingeridos. 

  • Preservar la estructura y el correcto funcionamiento del tubo gastrointestinal. 
  • Ayudar al sistema inmunitario a defender al organismo de invasiones patógenas. 

¿Se puede aumentar su presencia en el intestino?

Como decíamos anteriormente, la gran mayoría de bacterias buenas se obtiene en los primeros años de vida, de ahí la importancia de proporcionar a los niños una alimentación saludable y equilibrada. Esto garantizará, no solo su óptimo crecimiento y desarrollo, sino también, una buena colonización intestinal, y, por tanto, un buen funcionamiento del sistema inmunitario que protegerá al niño de infecciones, y no sólo gastrointestinales. 

A continuación, te damos algunas recomendaciones para que tu pequeño siga sumando bacterias beneficiosas: 

  • Las verduras y las frutas contienen hidratos de carbono complejos tipo fibra que favorecen que estas bacterias aumenten, por lo que ofrecérselas a menudo, y conseguir que estén incluidas en sus 5 comidas diarias, le ayudará. 
  • Reduce considerablemente los alimentos ricos en azúcares, grasas y procesados, ya que muchos estudios demuestran que fomentan el crecimiento de bacterias, pero de las que no son tan favorables. 
  • Aunque sigas ofreciéndole proteína de origen animal, intenta incluir más en su menú proteínas de origen vegetal, como las que proporcionan las legumbres y los frutos secos. 

Madre besando a su hijo enfermo en la cama

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

Tras sufrir una patología como una gastroenteritis o en el caso de que haya sido necesario el uso de antibióticos vía oral por cualquier tipo de infección, la composición de la flora intestinal pueda que se resienta, por ello es importante favorecer su recuperación y así restablecer el óptimo funcionamiento.
 
Además de hacer cambios en la alimentación, en esos momentos en los que más se necesita, es posible favorecer la presencia de lactobacilos y bifidobacterias mediante complementos alimenticios como Symbioram, con lactobacilos, bifidobacterias y fructooligosacáridos, que favorecen la recuperación del equilibrio de la flora intestinal.
  
Su fórmula única se basa en la combinación de zinc, ácido fólico y vitaminas B6 y B12 que ayudan al normal funcionamiento del sistema inmune, con niacina y vitamina B2 que ayudan en el mantenimiento de las mucosas, y vitamina B1, que mejora el metabolismo energético. 

¿Te ha gustado este contenido?

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Comentarios

veronica ruiz 03, Enero 2018

Me gustaría saber a partir de qué edad se puede tomar. Mi bebe tiene 6 meses y quiero saber si puede tomarlo. Gracias

Club familias 09, Enero 2018

Hola Verónica,
Imunoglukan P4H® suspensión oral puede empezar a utilizarse a partir del año de vida, mientras que Imunoglukan P4H® cápsulas está recomendado para los niños de mayor edad que ya pueden tragar cápsulas con facilidad.
No se recomienda la utilización del producto antes del año de edad ya que en esta etapa el sistema inmunológico está en fase intensa de maduración, y no se considera adecuado interaccionar con la misma.
Un saludo.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies