Hacer ejercicio durante el embarazo

  • 1 de Enero del 2020
  • 4 min de lectura

La actividad física es esencial para llevar una vida saludable en cualquier etapa de la vida; también durante el embarazo. De hecho, realizar ejercicios durante esta etapa puede ser tan beneficioso para ti como para el feto. A continuación, te explicamos algunos de los mejores ejercicios para embarazadas y sus beneficios.

Beneficios del deporte durante el embarazo

Hay muchas mujeres que se preguntan si pueden realizar actividad física durante la gestación. La respuesta es muy clara: no solo no es peligroso, sino que, además, es muy recomendable, pero recuerda que siempre es tu médico quien debe confirmar que puedes hacerlo. 

Algunos de los beneficios que te puede ofrecer el deporte durante los meses de embarazo son los siguientes: 

  • Ayuda a tonificar la musculatura, reducir el dolor de espalda y a evitar sobrecargas musculares producidas por la presión del feto en el abdomen. 
  • Mejora el bienestar físico, pero también el mental. Hacer deporte durante el embarazo te ayudará a liberar tensiones, reducir el estrés y a mantenerte activa.
  • Estimula la circulación sanguínea, fortalece el corazón y mejora la capacidad respiratoria. 
  • Ayuda a corregir la postura corporal y prepara los músculos para el parto. 

¿Cuáles son los ejercicios más recomendables durante el embarazo?

Los ejercicios más adecuados para practicar durante la gestación son las actividades aeróbicas en las que participan los grandes grupos musculares del cuerpo. Una de las más recomendables es andar. Se trata de una actividad sencilla que puedes introducir en tu día a día con mucha facilidad y que te aportará numerosos beneficios. 

Otros deportes que puedes realizar durante el embarazo son la bicicleta estática o bici en recorridos suaves y llanos, natación, Pilates, Yoga o golf. Otra opción es realizar ejercicios dentro del agua, ya que amortiza el impacto en todo el sistema muscular.  

 

Mujer embarazada practicando yoga

¿Qué deportes se desaconsejan si estás embarazada?

Si bien es cierto que durante el periodo de gestación es importante mantenerse activa, existen ciertos ejercicios que es mejor evitar:

  • Todos aquellos deportes de contacto físico que pueden provocar un golpe en el abdomen o una caída. Algunos ejemplos son el boxeo, el fútbol, el surf, el esquí o el baloncesto. 
  • Deportes extremos como la caída libre, el buceo o todas aquellas actividades a más de 1.800 metros de altitud.
Publicidad Sorteo lote de productos por registrarte al Club Sorteo lote de productos por registrarte al Club

Recomendaciones generales y precauciones 

En caso de estar embarazada, existen algunos puntos importantes que debemos tener en cuenta antes de empezar a hacer ejercicio:

  • Visita a tu médico para hacer una valoración inicial y para que te dé recomendaciones específicas según las condiciones y situación de tu embarazo
  • Lo más recomendable es que las mujeres embarazadas realicen, al menos, 150 minutos de actividades aeróbicas de intensidad moderada a la semana. Puedes hacer un poco cada día o hacer varias sesiones más largas durante la semana.
  • Si hacías ejercicio antes del embarazo, puedes seguir practicando deporte con la misma intensidad, siempre consultando con tu médico previamente. Eso sí, si no estás acostumbrada a las actividades aeróbicas, lo más recomendable es que las introduzcas de forma progresiva a tu día a día
  • Bebe agua antes, durante y después. La sudoración provoca una pérdida importante de líquidos, por lo que es importante recuperarlos y evitar un estado de deshidratación. Algunos síntomas que te permitirán identificar si estás deshidratada son los mareos, los latidos acelerados y la orina de color amarillo oscuro. 
  • Evita practicar ejercicio cuando haga mucho calor o en un ambiente muy húmedo. También en estados febriles. 
  • Tu cuerpo es sabio. Si te sientes jadeante o demasiado cansada, deja de hacer ejercicio. Procura no pasar nunca de las 140 pulsaciones por minuto. Un indicador que puedes usar es el siguiente: si no puedes hablar y hacer ejercicio a la vez, probablemente te falta oxígeno. Esto puede significar que le llega menos al bebé y, por tanto, debes parar.

 

Mujer embarazada practicando natación

Señales de alarma si haces deporte durante el embarazo

Ante cualquier duda, consulta siempre con tu médico si puedes, o no, realizar alguna actividad en concreto. Hay ciertas señales que te indicarán que no debes realizar ningún tipo de ejercicio. A continuación, te detallamos cuáles son:

  • Sangrado vaginal.
  • Fatiga, calor excesivo o dolor en el pecho. 
  • Mareos, sensación de desmayo, cefaleas persistentes y trastornos de la visión. 
  • Hinchazón en pantorrillas o inflamación brusca de cara, manos o tobillos. 
  • Contracciones persistentes que pueden indicar parto prematuro. 

El embarazo baja el ritmo de muchas mujeres, pero si te sientes activa y te encuentras bien, hacer ejercicio durante estos meses te va a ayudar mucho a llevar un embarazo placentero y saludable. 

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies