¿Has oído hablar de los gemelos en espejo?

  • 12 de Noviembre del 2021
  • 6 min de lectura

Los gemelos espejo son gemelos univitelinos, con unas características únicas, en que uno de ellos es el reflejo inverso del otro tal y como se refleja en un espejo. Dicho de otro modo, tienen características opuestas: marcas de nacimiento, la orientación del remolino del cabello o la preferencia por un lado del cuerpo.

Son casos más frecuentes de lo que pensamos, aunque, muchas veces no nos damos cuenta de ello. A no ser que se dé la condición de situs inversus - un fenómeno muy extraño que te detallamos más adelante - suelen ser los padres quienes se dan cuenta de ello al observarlos

Te explicamos el concepto de gemelos espejo y las características que los definen.

Publicidad New call-to-action New call-to-action

Cuándo hablamos de gemelos en espejo

Se denomina gemelos en espejo a aquellos gemelos univitelinos, es decir, que se forman a partir de la fecundación de un único óvulo y un único espermatozoide que forman un cigoto que, a su vez, se divide en dos embriones.

Los gemelos en espejo no se consideran por sí mismos un tipo de gemelos idénticos, sino que se encuadran dentro de los gemelos que comparten placenta y bolsa amniótica. La diferencia la marca el momento de la división del cigoto en dos embriones. Según cuando sucede se da el caso de los gemelos espejo.

Proceso de desarrollo desde la fecundación

No todos los gemelos idénticos son gemelos espejo. Como hemos comentado, es un caso que ocurre en función de cuando se produce la división del cigoto. Algunas teorías establecen que los gemelos espejo se dan cuando el cigoto ya ha activado los genes que establecen la preferencia dominante, derecha o izquierda, del embrión.

Así pues, según cuando suceda la división del cigoto, se da un tipo u otro de gemelos.

A continuación te explicamos cómo se establecen las diferencias entre tipos de gemelos.

La división más conocida es la que se establece entre gemelos idénticos y mellizos. La causa de la distinción es la forma en la que se produce el embarazo múltiple.

  • Gemelos no idénticos o dicigóticos: el embarazo gemelar ocurre porque, en el momento de la fecundación, el ovario libera dos óvulos en vez de uno y ambos son fecundados por espermatozoides distintos. Son bebés diferentes que se desarrollan en el mismo útero pero no comparten la genética. De hecho, pueden o no parecerse y ser del mismo o distinto sexo. Los mellizos nunca pueden compartir la bolsa amniótica ni la placenta puesto que cada uno de ellos se desarrolla en el útero de forma independiente. Dos de cada tres embarazos múltiples son de este tipo.
  • Gemelos idénticos o monocigóticos: sucede cuando el óvulo ya fecundado o cigoto se divide en dos. Es decir, ocurre un bipartición celular y se desarrollan dos embriones con la misma composición genética.

gemelos espejo características

En ocasiones, los gemelos monocigóticos pueden compartir bolsa amniótica y placenta. Que lo hagan o no depende del momento en que se produce la división del cigoto. Este hecho determina los diferentes tipos de gemelos idénticos o monocigóticos:

  • Monocoriales y biamnióticos: La división del óvulo fecundado ocurre entre el cuarto y el séptimo día tras la fecundación. Los embriones comparten placenta pero no saco amniótico. Es el caso más frecuente de embarazo gemelar monocigótico.
  • Bicoriales y biamnióticos: La división del cigoto durante el transcurso de los tres primeros días tras la fecundación. Cada uno de los embriones se nutre de su propia placenta y se desarrolla en su propia bolsa amniótica.
  • Monocoriales y monoamnióticos: La división del cigoto se produce entre el séptimo y el decimotercer día tras la fecundación. Los embriones comparten la misma placenta y el mismo saco amniótico. Suele ocurrir muy pocas veces. En este grupo se encuadran los gemelos espejo. El caso de los gemelos espejo se da cuando la división del cigoto es tardía, entre el noveno y el decimosegundo día después de la fecundación. En ese momento, ya está determinado el lado derecho e izquierdo de la célula y cada uno de los dos embriones son idénticos aunque con características opuestas. 

En definitiva, por su fecundación y desarrollo uterino, los gemelos espejo son monocigóticos, monocoriales y monoamnióticos.

Características particulares de los gemelos espejo

Los gemelos espejo presentan unas características únicas que no se dan en otros gemelos monocigóticos. Estas particularidades reflejas suelen ser anatómicas, aunque también pueden ser funcionales e incluso reflejarse en el carácter o en la tendencia a reflejar síntomas médicos que padezca uno de ellos.

Algunas de las características de la apariencia física que comparten los gemelos espejo de forma refleja son las pecas, los lunares, las marcas de nacimiento, la forma del ojo, de la oreja y de la nariz o los dientes. Cada particularidad existe en ambos aunque en el lado inverso.

En cuanto a los reflejos funcionales, uno de los más comunes es la preferencia por dormir en lados opuestos de la cama o cuál es la mano dominante.

Algunos estudios incluso hablan de psicología refleja, estableciendo que el carácter y el temperamento pueden ser opuestos.

¿Tiene alguna repercusión en su salud?

La mayor parte de las veces, son los padres quienes descubren que sus hijos gemelos idénticos son gemelos espejo. Médicamente, están englobados en el grupo de gemelos monocoriales y monoamnióticos y no presentan mayores riesgos que el resto de embarazos gemelares monocoriónicos.

Caso aparte y muy extraño es el fenómeno llamado situs inversus. Se da cuando la simetría refleja también ocurre con la distribución de los órganos internos. Es decir, un gemelo tiene el corazón a la izquierda y el hígado a la derecha y el otro al revés. Son casos extremos que solo presentan el 0,01% de las personas y que, por su peculiaridad, puede requerir un mayor control médico.

La teoría del gemelo evanescente

El síndrome del gemelo evanescente se da cuando en una gestación multifetal desaparece uno de los embriones. Este fenómeno, aunque descrito ya en 1.945, no pudo ser aseverado hasta muchos años después con los ecógrafos.

El tejido del embrión que deja de desarrollarse es reabsorbido, a través de la placenta, por el cuerpo de la madre o por el otro embrión y, en ocasiones, se produce un sangrado vaginal similar a un aborto corriente.

Este síndrome suele ocurrir en el primer trimestre y, en muchos casos, pasa desapercibido ya que la primera ecografía de seguimiento se realiza alrededor de la semana duodécima.

Otras veces, se ha realizado una ecografía anterior, por ejemplo, alrededor de la sexta semana, y se han observado dos o más embriones y en la siguiente ecografía se constata que uno de ellos ha desaparecido.

El porqué ocurre este fenómeno no está corroborado. Podría ser una acción defensiva del organismo ante un embarazo de riesgo o anomalías cromosómicas producidas al inicio del desarrollo de ese embrión.

El otro u otros embriones siguen desarrollándose y no se presentan problemas ni para él ni para la madre.

Si este síndrome sucede en el segundo o tercer trimestre, caso menos frecuente, será necesario un mayor control del embarazo.

El caso de los gemelos espejo en los embarazos de gemelos monocigóticos es poco frecuente pero no imposible. En la mayoría de los casos no representa ningún problema y son los padres quienes lo observan. Y tú, ¿conoces alguna pareja de gemelos espejo?

Publicidad Banner Blemil 2 Optimum ProTech Blemil 2 Optimum ProTech

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies