Ir al ginecólogo: revisión, situaciones especiales y dudas frecuentes

  • 14 de Enero del 2022
  • 5 min de lectura

Ir al ginecólogo es una tarea importante y habitual para las mujeres desde su adolescencia

Sin embargo, no siempre tenemos claro con qué frecuencia debemos acudir a revisión, cuándo llevar a las hijas por primera vez o si podemos ir al ginecólogo con la regla. 

Aquí hablaremos de estos aspectos y trataremos de resolver algunas dudas frecuentes relacionadas con las consultas ginecológicas.

¿En qué consiste una revisión ginecológica?

En una revisión ginecológica se lleva a cabo una exploración de los órganos genitales externos (labios, abertura de la uretra y clítoris) y, utilizando un espéculo, se examinan la vagina y el cuello del útero.

Además de esto, durante una revisión el ginecólogo también realiza una exploración mamaria mediante palpación. 

Asimismo, durante la visita es habitual que el médico efectúe diferentes pruebas complementarias. Algunas de ellas son muy comunes y rutinarias, como la citología, la ecografía transabdominal, transvaginal o de las mamas. 

Sin embargo, no siempre es necesario realizar todas estas pruebas. Dependerá de las necesidades de cada mujer y de lo que el ginecólogo estime oportuno según las observaciones que realice y el objeto de la consulta.

Por ejemplo, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) establece que la frecuencia de una citología puede dilatarse y realizarse cada tres años, a menos que se experimente algún síntoma.

El ginecólogo o ginecóloga puede optar por realizar o solicitar otro tipo de pruebas específicas en base a los hallazgos realizados durante la consulta, como una mamografía o una histeroscopia

Además, también es común que durante la revisión ginecológica el médico nos pida un análisis de orina y/o de sangre.

Estas muestras pueden emplearse con diferentes fines como comprobar los niveles hormonales en sangre o detectar infecciones, entre otros.

Únete al Club familias Únete al Club familias

Cuándo ir al ginecólogo

La primera visita al ginecólogo debe realizarse durante la adolescencia, con la llegada de la menarquía o primera regla.

En el momento que se comienza a mantener relaciones sexuales es conveniente ir al ginecólogo una vez al año o cada dos años.

La revisión ginecológica es esencial para la detección y prevención de patologías, no solo aquellas de transmisión sexual sino también de otras con orígenes diversos (cáncer de cérvix, desarreglos hormonales, infecciones vaginales, etc.).

No obstante, si presentamos algún problema o nos encontramos en una situación especial que requiera una supervisión más continuada, el ginecólogo puede indicarnos revisiones más frecuentes.

Situaciones especiales que requieren acudir al ginecólogo

Existen diferentes situaciones en las que es necesario o conveniente acudir al ginecólogo independientemente de las revisiones regulares.

Por ejemplo, será importante consultar con un especialista si experimentamos problemas como cambios anormales en la secreción vaginal, aparición de picores, bultos, verrugas o cualquier otro signo o síntoma similar.

ir al ginecólogo: ¿cuándo?

Esto también incluye síntomas o problemas relacionados con las mamas, como secreción del pezón o aparición de bultos.

También deberíamos acudir al ginecólogo cuando se producen cambios significativos y anómalos en nuestro ciclo menstrual, como un aumento notable en el flujo menstrual, irregularidad en los ciclos o la ausencia de regla.

Del mismo modo, si se producen sangrados que no se corresponden con la menstruación será muy importante que consultemos con nuestro médico o ginecólogo.

La búsqueda de un embarazo que no llega o cuando este se ha producido, también son situaciones especiales en las que debemos ir al ginecólogo con independencia de que nos toque revisión o no. 

Además, si queremos utilizar algún método anticonceptivo diferente al preservativo (DIU, anillos vaginales, pastillas anticonceptivas…) siempre es conveniente consultar previamente con el especialista. 

Dudas frecuentes al ir al ginecólogo

A pesar de ser algo habitual para la mayoría de las mujeres, siguen existiendo muchas dudas relacionadas con las visitas y revisiones ginecológicas. 

A continuación, tratamos de resolver algunas de las preguntas más frecuentes:

  • ¿Cuándo es el mejor momento para acudir a una revisión ginecológica? 

    El mejor momento para ir al ginecólogo es después de la regla, ya que es la etapa del ciclo más conveniente para la recogida de muestras y el momento en el que mejor se pueden examinar las mamas.

  • ¿Se debe tener en cuenta algún aspecto para ir al ginecólogo?

    Es conveniente no mantener relaciones sexuales en las 24 horas anteriores a la revisión. 

    Además, antes de ir al ginecólogo no se deberían utilizar lubricantes, productos de higiene agresivos ni otros productos, como espermicidas. 

    De esta forma el área a examinar estará libre de sustancias que puedan alterar los resultados de las muestras que pueda ser necesario recoger.

  • ¿Puedo ir al ginecólogo con la regla?

    Sí, pero, como se mencionaba anteriormente, no es el momento más idóneo

    La regla interfiere con determinadas pruebas e impide que se puedan realizar correctamente, como ocurre, por ejemplo, en la histeroscopia o colposcopia.

    Por otro lado, si habitualmente experimentamos molestias o dolores menstruales, la revisión ginecológica puede resultar más incómoda si se realiza durante la menstruación.

    Por otro lado, con la llegada de la regla es frecuente que los pechos se inflamen y esto puede dificultar la exploración mamaria.

  • ¿Es posible realizar la citología teniendo la menstruación?

    No es posible realizar una citología durante la regla, ya que la sangre en la muestra interfiere con la correcta observación de las células epiteliales objeto de esta prueba. 

En definitiva, debemos realizarnos revisiones ginecológicas con regularidad durante toda nuestra etapa fértil, incluida la perimenopausia. 

Además, siempre que detectemos síntomas o signos anómalos, debemos acudir a un profesional. 

Esperamos haberte ayudado a saber cuándo ir al ginecólogo y haberte aclarado algunas dudas. 

Guía: ¿Cómo seguir un estilo de vida saludale? Ebook: ¿Cómo seguir un estilo de vida saludable?

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies