Salud mental en la mujer: aspectos importantes a considerar

  • 16 de Noviembre del 2022
  • 5 min de lectura

El bienestar mental es esencial para el bienestar general de cualquier persona, sin embargo no siempre le prestamos la atención que merece. 

Existen multitud de situaciones, que no necesariamente tienen que implicar una patología, que pueden afectar a ese bienestar, seamos mujeres u hombres. Sin embargo, la salud mental en la mujer también se ve amenazada por una serie de factores sociales y culturales asociados al género. 

Guía: ¿Cómo seguir un estilo de vida saludale? Ebook: ¿Cómo seguir un estilo de vida saludable?

Conceptos básicos sobre la salud mental

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el concepto de salud no solo como la ausencia de enfermedades sino como la existencia de un bienestar físico, psíquico y social. Nuestra salud se basa en la confluencia de estos tres factores, es decir, la salud debe considerarse de manera integral, contemplando el bienestar en todas las facetas que nos conforman como individuos, puesto que cada uno de ellos influye en los demás.

Una óptima salud mental implica un bienestar emocional, psicológico y social. Este bienestar, o la ausencia del mismo, repercute en toda nuestra existencia: la forma en que nos vemos a nosotros mismos, en que nos valoramos, como nos cuidamos, como nos relacionamos con los demás, como percibimos nuestro entorno, como disfrutamos y como afrontamos los conflictos cuando tienen lugar. 

La influencia del componente social es un factor importante en la construcción de una buena salud mental. La forma en que nos influyen los valores, las creencias y las normas y estereotipos sociales puede causarnos conflicto ante las ideas preconcebidas sobre cómo creemos que debemos ser o qué roles y expectativas asumimos que debemos alcanzar. 

Poseer una buena salud mental y sentirnos bien con nosotros mismos y en nuestro entorno es importante para saber encarar las situaciones estresantes, cuidarnos físicamente, desempeñar nuestro trabajo de manera productiva y relacionarnos con los demás de forma satisfactoria.

Una óptima salud mental mantenida a lo largo de nuestra vida, desde la infancia hasta la vejez, nos permitirá vivir una vida plena.

Salud mental mujer

La salud mental en la mujer y sus particularidades

Alrededor de la salud mental en la mujer han existido muchos mitos e ideas equivocadas a lo largo de la historia. Aunque las investigaciones y los estudios han ido demostrando la importante influencia de los factores psicosociales en la mayor prevalencia de la depresión, la ansiedad o los trastornos alimentarios en las mujeres que en los hombres, durante siglos se han asociado los cambios de humor, la irritabilidad y la depresión de las mujeres a los ciclos hormonales.

No en vano, el concepto de histeria ha ido ligado hasta hace menos de un siglo a la condición femenina. No fue hasta 1.952 cuando la Asociación Americana de Psiquiatría desacreditó esta relación, afirmando que se trataba de un mito.

Según datos de la OMS, las mujeres son más propensas a sufrir depresión y ansiedad y se estima que, anualmente en el mundo, aproximadamente 73 millones de mujeres adultas padecen depresión mayor.

Como hemos apuntado antes, más que de las características biológicas, la salud mental en las mujeres está muy condicionada por factores sociales que asumimos como propios, convirtiéndolos en modelo a seguir y obstaculizando un poder real de decisión sobre la propia vida. 

A base de conductas aprendidas y asunción de roles determinados asentamos la idea de cómo debemos ser, tanto en comportamientos y formas de pensar como en lo concerniente a la imagen física, coartando nuestro verdadero yo y creando entonces un conflicto que da lugar a una insatisfacción vital que pone en riesgo nuestra salud mental.

Bien es cierto que actualmente son muchos los estereotipos desmentidos y las barreras derribadas. Sin embargo, han aparecido otras situaciones que afectan a la salud mental de la mujer, como son entornos laborales masculinizados, dificultades de conciliación con la maternidad o la brecha salarial. Asumimos responsabilidades muy complicadas de compatibilizar que causan agotamiento físico y mental y dan lugar a insatisfacción y frustración personal.

Banner producto DONNAplus cuadrado Banner producto DONNAplus horizontal

Cómo fomentar una buena salud mental en la mujer

A lo largo de los años, todos experimentamos procesos de cambio en nuestras vidas que nos enfrentan a situaciones desconocidas, difíciles o inesperadas. 

Saber enfrentarnos a ellas, reconociendo y aceptando las emociones que nos producen y aprender a gestionarlas de la forma más positiva, depende mucho de los mensajes, valores y creencias que hemos interiorizado desde la infancia.

Es importante confiar en nuestro propio juicio sin que el miedo o la inseguridad nos hagan negar las situaciones conflictivas intentando aplazarlas y logrando solo agravarlas. 

Para ello es preciso prestar atención a la salud mental y tomar medidas para fomentarla y mantenerla en el tiempo. Si lo conseguimos, nos atreveremos a vivir nuevas experiencias aceptando el hecho de que todos podemos equivocarnos sin fustigarnos por ello.

Te indicamos laspautas y los consejos de salud más recomendables:

  • Trabajar nuestro empoderamiento y participación social
  • Realizar actividad física regular. La práctica del ejercicio tiene un impacto muy positivo en la salud mental y emocional, generando bienestar, mejorando el estado de ánimo y aumentando la calidad del sueño.
  • Descansar las horas adecuadas. Un mal patrón de sueño y descanso no ayuda a mantener una buena salud mental.
  • Trabajar las habilidades para gestionar las situaciones de estrés de manera positiva.
  • La meditación, las técnicas de relajación o la práctica de actividades que nos procuran bienestar son muy válidas para mantener un buen estado de ánimo.
  • No ignorar las señales de alarma que nos indican que no estamos bien emocional o mentalmente.
  • Debemos buscar ayuda siempre que lo necesitemos. Al igual que cuidamos nuestra salud física y acudimos al médico si nos duele algo, debemos consultar a un especialista cuando nuestra salud mental lo requiera.

Esperamos que este artículo te haya resultado útil para conocer mejor las particularidades y la importancia de la salud mental en la mujer. 

No olvides que, si sientes que tu salud mental está en riesgo o afectada, lo mejor será buscar ayuda profesional. ¡Debemos cuidar nuestro bienestar mental tanto como nuestro cuerpo!

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies