Así puedes trabajar y mejorar tu autoestima

  • 27 de Enero del 2020
  • 4 min de lectura

La forma en cómo te ves a ti misma puede condicionarte mucho más de lo que crees. Tener una buena autoestima es fundamental para poder vivir la vida como realmente quieres y disfrutarla al máximo. Si ahora mismo sientes que la tuya no está al 100 %, te animamos a que pongas en práctica los consejos para trabajar la autoestima que te damos en este post.  

Necesaria para vivir plenamente

La autoestima es la imagen que tienes de ti misma, es la visión en conjunto de cómo te sientes respecto a tus cualidades físicas, tus aptitudes, capacidades y habilidades, pero también influye cómo te sientes de valorada por tu entorno y tus experiencias vividas en el pasado. 

Como ves, la autoestima es un cúmulo de percepciones personales e individuales, combinadas con percepciones ambientales y sociales. 

Cuando tienes una baja autoestima, es más fácil verse manipulada por personas con carácteres más fuertes, rendirse frecuentemente ante la voluntad de los demás, y conformarse con lo que la vida va dándote sin poder vivirla plenamente. 

Tener poca autoestima acaba afectando a todos los aspectos de tu vida, pues la falta de confianza y la inseguridad puede hacerte perder oportunidades en todos los ámbitos:  

  • A nivel laboral puede que sientas que no estás suficientemente preparada para asumir más responsabilidades o no te sientas motivada para rendir al máximo. 
  • A nivel personal, en pareja, o en familia, es posible que no estés dando lo mejor de ti o no te sientas con la fuerza necesaria para comunicarte en familia y expresar cómo quieres llevar tu vida. 

Tener una buena autoestima es clave para valorarte y tomar las decisiones que marcan tu camino desde una posición empoderada. 

Publicidad Sorteo lote de productos por registrarte al Club Sorteo lote de productos por registrarte al Club

Mujer segura de sí misma tomando una infusión

Consejos para trabajar la autoestima de la mujer

Aquí tienes algunas pautas que pueden ayudarte a fortalecer tu autoestima y estar más a gusto contigo misma y tu realidad: 

  • Céntrate en ti y conócete. Reflexiona, piensa en ti, en tu vida, en cómo eres y en por qué eres así. ¿Qué experiencias del pasado te hicieron ser así? ¿Cómo eres de verdad? ¿Qué es lo que más te gusta de ti? ¿Cambiarías algo? 
  • Olvida al resto. Pon el foco en ti, en cómo te sientes, y, sobre todo, no te compares, ni compares tu vida, con la de los demás. Si ves en otras personas algo que te gustaría o de lo que sientes envidia, analiza por qué te ocurre esto. 
  • Ponte la primera en la lista. Es muy fácil, especialmente si eres mamá, acabar siendo la última en tu lista de prioridades. Quizá ha llegado el momento de volver a darte la importancia que te mereces y expresar tus opiniones y preferencias, porque también cuentan. 
  • ¿Cómo te hablas a ti misma? Seguro que contigo eres más dura que con nadie en el mundo. ¿Por qué? Analiza cómo te hablas a ti misma y todo lo que eres capaz de exigirte y que jamás exigirías a los demás. Comienza a hablarte como te gustaría que te hablara todo el mundo, cuida tu discurso interior y no te machaques por lo que crees que no haces bien y empieza a valorar todas las cosas buenas que tienes y que sí haces estupendamente. 
  • La perfección no existe. Todos nos equivocamos, también tú. Debes aprender a aceptar tus errores y a perdonarte a ti misma, entendiendo que no eres perfecta y que lo haces todo lo mejor que puedes. Está bien que seas exigente, pero también debes ser realista y darte una tregua cuando las cosas no salen como esperas, igual que harías con cualquier otra persona. 
  • Haz algo que te guste. La rutina y las responsabilidades acaban engullendo la pasión y el gusto por hacer cosas. Intenta buscar un rato para ti, aunque sea media hora al día, para leer, escuchar música o salir a hacer deporte. Aprende a disfrutar de esos pequeños momentos de soledad contigo misma haciendo lo que te apetece a ti realmente. 

Mujer sonriente haciendo ejercicio al aire libre

Ejercicios para mejorar tu autoestima

A continuación, te damos dos sencillos ejercicios para ponerte en marcha y empezar a valorarte como debes: 

  • Para darle la vuelta a tu discurso interior y hacerlo más positivo, hazte una lista con frases que puedes repetir siempre que quieras para que vayan calando en tu mente. Aquí tienes algunos ejemplos: 

“Soy más fuerte de lo que pienso”
“Conseguiré todo lo que me proponga”
“Confío en mis capacidades”
“Me quiero y me cuido”
“Perdono y aprendo de mis errores”
“Ser feliz sólo depende de mi”

  • Piensa en ti y anota en un cuaderno todo lo positivo que tienes, todas tus cualidades y todo aquello que has ido consiguiendo a lo largo de tu vida. También deja un espacio para pensar en todo aquello que los demás valoran de ti. 

Esperamos que estos consejos y ejercicios para trabajar la autoestima de la mujer te sirvan y te ayuden en tu crecimiento personal. Recuerda que mejorar tu autoestima sólo depende de ti y puedes hacerlo. 

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies