El parto paso a paso

  • 13 de Diciembre del 2019
  • 4 min de lectura

Las semanas van pasando y sabes que el gran momento se acerca. Es normal tener miedos e inquietudes antes del parto porque es algo por lo que no has pasado nunca. Estar bien informada y saber qué puedes encontrarte en cada momento te será de ayuda para entender lo que vas a vivir, por eso en este post queremos hablarte de las diferentes fases del parto. 

El preparto

En las últimas semanas de embarazo es posible que sientas algunas contracciones suaves e irregulares que aparecen y, al pararte un poco a respirar o al cambiar de posición, desaparecen. Estas son las conocidas contracciones de Braxton Hicks, y no son de parto, son contracciones que sirven al cuerpo como de entrenamiento para cuando llegue el momento. 

¿Estoy ya de parto?

Esta es la gran pregunta que se hacen todas las embarazadas, y seguro que a ti también te entran las dudas. A continuación, te decimos qué señales debes tener en cuenta para saber si estás de parto o no: 

  • Contracciones regulares que van aumentando de intensidad. Si las contracciones son cada vez más frecuentes y regulares, llegando a tener 2-3 cada 10 minutos. 
  • Rotura de la bolsa amniótica.  Que la bolsa se rompa indica que se acerca el momento de ponerte de parto, pero no en todos los casos significa que el parto ha comenzado. Si estás de más de 37 semanas, el agua de la bolsa está limpia y no tienes contracciones, puedes tomarte un tiempo para prepararte y esperar a que empiecen las contracciones antes de ir al hospital. 

Por el contrario, si el saco amniótico se ha roto y ya estabas teniendo contracciones, debes acudir al hospital. 

Independientemente de si tienes o no contracciones, siempre has de ir al hospital si el agua de la bolsa no es clara y presenta un color amarillento, verdoso o sanguinolento. 
 

Mujer sonriente tras el parto sosteniendo a su bebé

Las fases del parto

1. Fase de dilatación. 

La fase de dilatación es el proceso por el cual el cuello del útero va aumentando su diámetro hasta llegar a los 10 cm para que el bebé pueda nacer. Se trata de la parte más larga del parto, pudiendo durar entre 8 y 12 horas, más en casos de mujeres primíparas, es decir, que van a dar a luz por primera vez. 

En este periodo se pueden distinguir dos fases diferentes: 

  • Fase de parto latente o prodómico. Cuando se dan contracciones regulares, todavía con un dolor tolerable y el cuello del útero se va borrando y dilatando, llegando hasta los 4 cm. 
  • Fase activa de parto. Las contracciones son cada vez más intensas, frecuentes y duraderas. El ritmo de dilatación aumenta, llegando a 1’5 cm por hora de media en mujeres que ya han sido madres, y de 1’2 cm en las que no. Esta fase termina cuando se alcanzan los 10 cm de dilatación.
Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

2. Fase de expulsivo. 

Comienza cuando se ha completado la dilatación y termina con el bebé ya fuera del vientre. Antes de comenzar a empujar se suele esperar a que el bebé descienda un poco por el canal de parto, lo que se conoce como descenso pasivo fetal

Es en este momento cuando las mujeres suelen sentir la necesidad de empezar a empujar cada vez que sienten una contracción y notando una fuerte presión en la zona del recto. Con la ayuda de la matrona, y dependiendo del hospital, es posible que puedas adoptar una postura u otra para poder comenzar con los pujos

La recta final de esta fase se da cuando el bebé llega a la parte más baja de la pelvis y la cabeza comienza a ser visible desde el exterior. A esto se le llama coronar. Ya en este punto, se dan las últimas contracciones con las que saldrá el bebé. 

En algunas ocasiones se plantea la posibilidad de realizar una episiotomía para facilitar el paso del bebé y evitar los desgarros. 

La duración del expulsivo depende de diversos factores, como, por ejemplo, si se trata de un parto natural o con epidural, o si la mujer ya había tenido hijos o no anteriormente, pero de media suele durar entre 2 y 4 horas

3. Fase de alumbramiento de la placenta. 

Es como se conoce al momento de expulsión de la placenta y que suele tener lugar unos 30 minutos después del nacimiento del bebé, cuando esta se ha desprendido y ha descendido hasta la vagina. 
 

Mujer con su bebé recién nacido en la camilla del hospital tras el parto

Algunos consejos para vivir tu parto

Ahora que ya conoces las fases de parto, te damos algunos consejos que pueden serte útiles antes y durante este gran momento: 

  • Las semanas previas al parto, resuelve todas tus dudas con tu matrona y/o en tu curso de preparación al parto sin dejarte ninguna pregunta en el tintero. 
  • Lleva cumplimentado tu plan de parto
  • Deja preparada y a mano la bolsa para el hospital con todo lo necesario para no tener que preocuparte de esto en el momento en el que se inicie el parto. 
  • Si en tu hospital lo permiten, intenta estar lo más cómoda y relajada posible en la fase de dilatación con música relajante

Los partos son impredecibles, pero como decíamos al inicio, saber qué fases hay en el parto y saber qué sucede en cada una de ellas te ayudará a entender este momento tan importante que estás a punto de vivir. 
 

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies