¿Estoy preparada para ser madre?

  • 3 de Mayo del 2016
  • 3 min de lectura

Seguro que lo has oído más de una vez, pero es cierto que, si te paras a pensar cuándo es el mejor momento para ser madre o si estás preparada, no te decides nunca. De todas formas, si te lo estás planteando y tienes dudas, o si ya te has quedado embarazada y te ha entrado miedo, tranquila, seguro que todo va bien.

Ser madre es una experiencia maravillosa, probablemente, lo mejor que te pueda pasar en tu vida. Sin embargo, aparte de felicidad, conlleva muchos miedos, responsabilidades, dudas… por lo que es normal que, tanto si te lo estás planteando como si ya estás embarazada, tengas dudas acerca de si estás preparada o no.

Para cualquier experiencia nueva, y más si hablamos de una tan compleja como la maternidad, nunca se está totalmente preparada. Es normal que a lo largo del camino surjan dificultades y dudas, pero no conviene adelantarnos a ellos ni agobiarnos por lo que pueda pasar, hay que ir disfrutando de cada etapa y afrontando poco a poco los baches que puedan surgir.

¿Qué debes tener en cuenta?

Hay una serie de cuestiones que puedes plantearte para saber si estás lista o no:

- ¿Por qué quieres ser madre? La respuesta no puede ser “porque mi pareja quiere” o “porque ya tengo edad”, tiene que ser “porque realmente lo deseo”. Solo así, cuando es una decisión propia y segura, se harán frente a todos los problemas sin agobiarnos.

- ¿Estoy en un momento estable de mi vida? Siempre pueden surgir contratiempos laborales, en la familia, la pareja… Pero es importante que cuentes con una cierta estabilidad laboral, económica y, sobre todo, de pareja ya que un niño supone muchos cambios en la relación de pareja, y ambos debéis estar preparados.

- ¿Estoy dispuesta a renunciar a muchas cosas y cambiar mi día a día? Debes ser realista, un hijo te cambia la vida. Ya no podrás salir hasta tarde todos los fines de semana, ni levantarte a la hora que te dé la gana, ni dormir del tirón todas las noches…Son muchas las cosas a las que hay que renunciar, aunque es cierto que hay vida después de ser padre, pero una vida diferente que hay que estar dispuesto a adoptar.

- ¿Mi pareja quiere ser padre? Es fundamental que los dos estéis de acuerdo y realmente deseéis ser padres, si no, seguro que surgirán discusiones y dificultades en vuestra relación que, muchas veces, pueden llevar incluso a una separación.

Algunos consejos más…

Si tienes todas estas cuestiones claras, ¡estás lista! No lo pienses más y disfruta del proceso de convertirse en madre, que realmente es mágico. Eso sí, para el largo camino, te damos unas cuantas recomendaciones más que te pueden venir bien:

- Hay que ser fuerte y no derrumbarse ante la primera dificultad

- Prepárate para el nacimiento y resuelve todas las dudas que tengas buscando información fiable

- Apóyate en tu pareja si tienes dudas o miedos

- No te sientas culpable por sentirte a veces sobrepasada, es normal

- Disfruta de cada momento

Publicidad Sorteo lote de productos por registrarte al Club Sorteo lote de productos por registrarte al Club

¿Te ha gustado este contenido?

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies