Cómo prevenir el sobrepeso y la obesidad en la infancia

  • 28 de Abril del 2020
  • 5 min de lectura

Los cambios en el estilo de vida y el tipo de alimentación han hecho que en la última década aumente el número de niños con sobrepeso. Para evitar que estos niños se conviertan en adultos obesos, es importante prevenir desde la infancia y afianzar unos buenos hábitos. A continuación, te contamos cómo puedes prevenir la obesidad infantil y ayudar a tu hijo a llevar una vida saludable. 

Los niños de hoy

Se dice que un niño tiene sobrepeso u obesidad valorando su índice de masa corporal (IMC). Este valor se calcula con la talla y el peso del niño y comparando el valor obtenido con la media de los niños del mismo sexo, edad y talla.

La obesidad es el trastorno nutricional más frecuente en la infancia y la adolescencia, especialmente en los últimos años. La principal razón es vivir en una sociedad en la que hay un gran desconocimiento de cómo llevar una dieta equilibrada y una gran oferta de alimentos hipercalóricos de poco valor nutricional. 

Esto, sumado a un estilo de vida más sedentario, hace que los niños y adolescentes estén con frecuencia por encima de su peso saludable, de hecho, en España, el 40 % de los niños entre 8 y los 16 años están por encima de su peso. 

Publicidad Blemil plus Optimum 2 y 3 Blemil plus Optimum 2 y 3

Cuando son lactantes

Tal y como indica la OMS, un bebé lactante debe alimentarse exclusivamente de leche, ya sea materna o artificial. En el caso de la lactancia materna, ésta debe ser a demanda. En el caso de alimentación infantil, también debe ser a demanda, pero siempre teniendo en cuenta las recomendaciones del pediatra respecto a las cantidades. 

Una vez superados los 6 meses, se inicia la alimentación complementaria (AC) y desde este momento es importante ofrecerle un menú equilibrado, evitando alimentos azucarados y procesados. Cuanto más natural sea su alimentación, mucho mejor. 

Si tu hijo pide constantemente algo para comer, intenta ofrecerle opciones saludables, y, sobre todo, evita calmarle con comida, pues podría establecer una relación insana con la comida. 

Niño con obesidad en el parque

Alimentación saludable para toda la vida

El sobrepeso y la obesidad aparecen cuando de manera continua se ingieren más calorías de las necesarias y esa diferencia se acumula en forma en grasa corporal. Llevar una dieta sana y equilibrada con las porciones adecuadas es fundamental para evitar ese exceso de calorías. 

Publicidad Nuevos cereales Blevit plus Bio Nuevos cereales Blevit plus Bio

Aquí tienes las pautas básicas para que la alimentación de tu hijo le aporte todo lo que necesita para su desarrollo y mantenerse en su peso saludable

  • Haz que adopte el hábito de hacer 5 comidas al día
  • Incluye todos los grupos de alimentos en su alimentación: 
  1. Proteína de origen animal. Carne o pescado, y de origen vegetal como las legumbres. 
  2. Verduras. Deben sumar la parte más abundante de su alimentación. No siempre es fácil ofrecérselas a los pequeños, por eso aquí tienes un post en el que te damos algunas ideas. 
  3. Fruta. Junto a la verdura, debe abundar en su dieta diaria y es la mejor opción para complementar desayunos, almuerzos y meriendas. 
  4. Hidratos de carbono. Los hay simples, que suelen ser los que se encuentran en la bollería industrial, en los zumos y bebidas azucaradas, en las chucherías y en productos similares, y los hidratos complejos, que necesitan más tiempo para ser digeridos y se encuentran en el arroz, en la pasta, en los cereales, y en menos proporción, en el pan los tubérculos. Los hidratos de carbono complejos son los más saludables y los que deben predominar en la alimentación, limitando, o excluyendo, los dulces, las bebidas y los productos azucarados. 
  5. No hay que olvidar las grasas saludables que se encuentran en pescados grasos, en el aceite de oliva y en las semillas. 
  • Adapta las raciones a su edad y nivel de actividad física. Si tienes dudas sobre la cantidad adecuada que debes ofrecerle, consulta con tu pediatra. 
  • Beber agua es igual de importante que la alimentación, por eso debes inculcarle también la costumbre de hidratarse con frecuencia. 

Niña comiendo un plato de verdura

Otros hábitos que también le ayudan

Para prevenir la obesidad no solo hay que fijarse en lo que le pones en el plato, también hay acciones, hábitos y costumbres que pueden ser determinantes en su relación con la comida y en la forma de alimentarse durante toda su vida. Estas son algunas recomendaciones: 

  • En la medida de lo posible, mantén los mismos horarios para las comidas para evitar el picoteo entre horas. 
  • Si tu hijo come en el colegio, ten siempre muy en cuenta su menú escolar e intenta complementarlo con las cenas
  • Tomar fruta tras las comidas debe convertirse en la norma, y los postres azucarados, en una excepción para días especiales. 
  • Si te pide comida entre horas, ofrécele opciones saludables como fruta
  • Intenta cocinar lo más natural posible, con comida real, evitando abusar de los procesados y la comida precocinada. 
Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias
  • Escoge cocciones que respeten el valor nutricional de los alimentos y no añada calorías como serían en el caso de los fritos o rebozados. 
  • Evita las salsas muy calóricas y artificiales. 
  • La mejor forma de comer es hacerlo de una forma consciente, sin distracciones, para que el pequeño sepa identificar si se encuentra saciado, por lo que es preferible sentarse a la mesa sin televisión, tablets o móviles. Aprovecha estos momentos para charlar y vivir ratos agradables en familia. 
  • Si distracciones, las comidas son más pausadas, un buen momento para ayudarle a descubrir nuevos alimentos y a apreciar su sabor comiendo sin prisa y masticando despacio
  • Enséñale a llevar una vida activa; bien realizando alguna actividad deportiva, o llevándole con frecuencia al parque o de excursión los fines de semana. 

 

Es fundamental entender que cuando un niño tiene sobrepeso, no solo él debe aprender a cuidarse y a vivir de manera saludable, sino que toda la familia es responsable de que así sea a través del ejemplo y de ofrecerle las mejores opciones de alimentación y actividad física. Si es el caso de tu hijo, no te desanimes y piensa que todo lo que afiance ahora, le ayudará a llevar una vida sana para siempre. 

¿Te ha gustado este contenido?

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies