Los tipos de apego en la infancia y su implicación en la edad adulta

  • 22 de Marzo del 2023
  • 5 min de lectura

El tipo de vínculo afectivo que establecemos cuando somos bebés con nuestros principales cuidadores ̶ normalmente, la madre y el padre ̶ determina en gran medida nuestra personalidad y la forma de gestionar las emociones y de relacionarnos con los demás en la edad adulta. 

Esto es lo que se denomina la Teoría del Apego (1969), una de las principales teorías sobre el desarrollo humano y la vinculación afectiva que los psicólogos contemporáneos siguen avalando. 

Vamos a ver las características de los cuatro tipos de apego que existen en función de los cuidados recibidos durante la primera infancia y cómo afectan a la construcción de la autoestima, seguridad y capacidad de interrelación.

Apego, personalidad y autoestima

El apego es el vínculo afectivo que se establece entre dos personas. Es una relación singular, estable y de larga duración que debe aportarnos protección, consuelo, seguridad, bienestar y cariño.

Desde su nacimiento, el bebé construye relaciones de apego con la madre, el padre o la persona que se encarga de cuidarlo. Durante su primer año de vida establece otros vínculos de apego con personas cercanas como los hermanos o los abuelos.

A través de los vínculos de apego que le procuran bienestar emocional y protección, el niño debe sentir que puede acudir a estas personas de forma incondicional y siempre que lo necesite. Desde esta base segura, el bebé comienza a explorar su entorno. 

La importancia del apego es tal que determina el desarrollo de la personalidad y la valoración sobre uno mismo, la autoestima, trasladando su huella a la vida adulta y a la calidad de las relaciones que se forjen a futuro.

Únete al Club familias Únete al Club familias

La Teoría del apego

La Teoría del apego fue desarrollada por el psiquiatra y psicoanalista inglés John Bowlby, quien, motivado por sus experiencias personales, encaró el campo de su trabajo en el desarrollo infantil.

Tras realizar distintos estudios sobre menores desadaptados, fue aceptado como psicoanalista en la British Psychoanalytical Society, centrándose en el análisis infantil, la salud mental y emocional de los niños y la relación de éstas con los factores de crianza, ambiente familiar y la relación materno filial.

En la década de 1960 formuló la Teoría del apego, en la que concluye que la relación que se establece entre el bebé y la persona que lo cuida determina su futura conducta y desarrollo emocional

El tipo de apego que se construye en la infancia marca el modelo que se tiene de uno mismo y la capacidad para merecer afecto, así como la representación acerca de las demás personas con quienes se interacciona

Tipos de apego

Los 4 tipos de apego

Mary Ainsworth, una psicóloga estadounidense, trabajó junto a Bowlby en Londres durante unos años, antes de trasladarse a Uganda, donde continuó sus investigaciones. En 1978, llevó a cabo un completo estudio sobre los tipos de apego que sigue manteniendo su vigencia a día de hoy.

Ainsworth fue una figura fundamental para dar a conocer el inmenso valor de establecer un vínculo sano entre el niño y su cuidador desde los primeros meses de vida y el impacto de esta relación para lograr una óptima gestión emocional.

Mary Ainsworth definió cuatro tipos de apego. Te explicamos las características y consecuencias de cada uno de ellos.

Apego seguro

Características de los niños con apego seguro:

  • Perciben a sus progenitores o cuidadores como figuras de confianza.
  • Saben que pueden recurrir a sus progenitores o cuidadores en caso de peligro y tienen la certeza de que éstos no van a fallarles.
  • Los progenitores o cuidadores no descuidan el contacto y la comunicación con el niño.
  • No experimentan sentimientos de rechazo o abandono.

Consecuencias:

  • De adultos, son capaces de vivir de manera independiente sin por ello privarse de los vínculos afectivos.
  • Son capaces de construir relaciones íntegras y de confianza con los demás.

Apego evitativo

Características de los niños con apego evitativo:

  • Experimentan dificultad para confiar en sus progenitores o cuidadores ya que éstos no les otorgan la suficiente seguridad.
  • Perciben que el posible bienestar que les puedan otorgar quienes les cuidan derivará en una situación de indefensión por ausencia de protección
  • En consecuencia, evitan la búsqueda del apoyo y el cariño de otras personas.
  • Evitan la intimidad emocional.
  • Crecen sintiéndose poco valorados.

Consecuencias:

  • En la edad adulta viven de forma independiente evitando la contribución de otros.
  • Les incomoda establecer relaciones con los demás y evitan la intimidad.
  • Presenta altibajos emocionales y desconfianza.

Apego ansioso

Características de los niños con apego ansioso:

  • No están seguros de poder contar con sus progenitores o cuidadores en caso necesario.
  • La incertidumbre y la falta de seguridad les genera miedo a interactuar con el entorno.
  • Los progenitores o cuidadores son inconstantes y ambivalentes en la relación que establecen con el niño. Éste busca siempre su aprobación.
  • Sienten angustia ante las separaciones y les cuesta serenarse cuando vuelve la figura de apego.

Consecuencias:

  • Muestran inseguridad y ambivalencia emocional. Por ello, intentan evitar los sentimientos.
  • Tienen temor tanto al rechazo como a la proximidad por miedo al abandono.

Apego desorganizado

Características de los niños con apego desorganizado:

  • Viven en un ambiente hostil, agresivo y amenazante.
  • En consecuencia, desarrollan un apego mezcla del tipo evitativo y ansioso.
  • No confían en sus progenitores o cuidadores. Temen tanto al abandono como a la agresión física o psicológica.
  • Desarrollan una gestión emocional desequilibrada. Son inseguros e impulsivos.

Consecuencias:

  • Sienten desconfianza ante las relaciones con los demás.
  • Necesitan establecer relaciones de cercanía a la vez que experimentan miedo y ansiedad ante el rechazo.
  • Tienen una baja autoestima y experimentan emociones negativas.
  • Son erráticos en su comportamiento. 
New call-to-action Ebook gratuito: Retos que afrontará tu hijo sus primeros 3 años

¿Cómo nos afecta el tipo de apego en la edad adulta?

Los estudios sobre el apego han continuado desarrollándose y ampliándose al ámbito de los adultos. En consecuencia, se han establecido cuatro tipos de apego adulto: seguro, huidizo-ausente, preocupado y miedoso. Todos ellos derivados del correspondiente modelo de apego experimentado en la niñez.

El modelo de apego que se aprende en la primera infancia y se refleja en la forma en que nos vemos a nosotros mismos y a los demás en la vida adulta. Un apego seguro favorece una buena autoestima y una correcta gestión de las emociones, siendo capaces de regularlas y de establecer relaciones, tanto amistosas como románticas, desde la confianza, la empatía y la asertividad.

Nuevos cereales Blevit plus Bio Nuevos cereales Blevit plus Bio

¿Te ha gustado este contenido?

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.