Tipos de ecografías gestacionales, diferencias y ventajas

  • 10 de Octubre del 2016
  • 2 min de lectura

Las ecografías permiten ver el desarrollo del bebé, su sexo, cómo está posicionado, la situación de la placenta… Entre los diferentes tipos de ecografía posible, cada una ofrece unas prestaciones distintas. Vamos a verlas.

En condiciones generales, se recomienda realizar tres ecografías como mínimo durante los 9 meses de embarazo. Una hacia el fin del primer trimestre, a partir de la semana 12, para comprobar la edad gestacional o cómo está la placenta. La segunda suele realizarse entre las semanas 18-20, para comprobar el adecuado desarrollo del bebé, y la última hacia las semanas 33-34 para comprobar el crecimiento fetal.

La modalidad de ecografía más común es la bidimensional o 2D. Ofrece una imagen en escala de grises que puede ser algo borrosa si el feto se está moviendo, pero que permite al profesional ver posibles malformaciones o anomalías.

Otra modalidad de ecografía, derivada de esta, es la tridimensional o 3D, cada vez más popular. Frente a la bidimensional, la 3D ofrece una imagen mucho más clara del bebé. La última novedad en este tipo de ecografías son las 4D, que permiten ver al bebé en 3D en vídeo.

Otro tipo de ecografía es la llamada Doppler, que permite estudiar la circulación sanguínea y el corazón del bebé. Así, estas permiten analizar si el bebé está correctamente oxigenado, si la placenta está adecuadamente o si la sangre fluye convenientemente por las cavidades cardiacas del bebé. Hay dos variables de ecografía Doppler: en color (permite ver los fluidos en movimiento) y pulsada (recoge en forma de gráfica el patrón de flujo sanguíneo).

La ecografía es, en sus diferentes modalidades, una prueba segura para la madre y el bebé, ya que no emplea radiaciones ionizantes, sino ultrasonidos. Los ultrasonidos son ondas no perceptibles por el oído humano que obtienen una imagen al rebotar contra las estructuras que exploran. El único efecto que pueden tener es térmico, sobre todo en el caso de la Doppler pulsada, pero en general el calor liberado es insignificante como para producir riesgos.

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies