Astigmatismo en niños: ¿sufre mi hijo de astigmatismo?

  • 5 min de lectura

Como padres sentimos mucha preocupación por la salud de nuestros hijos, especialmente en sus primeros años de vida y comúnmente los ojos son uno de los órganos más afectados. Se estima que en las escuelas entre un 20-30% de los niños padecen astigmatismo lo que interviene negativamente en su desempeño académico.

Identificar el padecimiento de astigmatismo en los niños pequeños es cuestión de  observación ya que ellos difícilmente se quejarán o sabrán reconocer que algo va mal con sus  ojitos, lo ideal en caso de coincidir con los síntomas frecuentes es ponerlo en revisión de pediatra habitual y oftalmólogo para que se realicen las pruebas pertinentes y obtener un diagnóstico certero.

Lo primero que debemos saber es que el astigmatismo, no es una enfermedad, es una  deformación en la curvatura corneal y/o del cristalino que afecta la refracción o potencia óptica. 

La curvatura en un ojo sano suele ser lisa y uniforme en todos los sentidos lo que permite el  paso de luz correcto a la retina; si la córnea o el cristalino no son lisos y uniformes los rayos de luz  no refractan de forma correcta produciéndose así visión borrosa y distorsionada a cualquier  distancia, por lo tanto, entendemos qué el astigmatismo puede ser corneal (deformación en córnea),  interno o lenticular (deformación en cristalino) y refractivo (deformación en cornea y cristalino). 

Según la acción de las líneas focales respecto de la retina el astigmatismo puede ser  hipermetrópico o miópico o mixto y de estos se derivan otros subtipos como: 

  • Congénito o adquirido. 
  • Simétricos o asimétricos. 
  • Regulares o irregulares. 
  • Bajos, medios y altos.
Publicidad Nuevos cereales Blevit plus Bibe Nuevos cereales Blevit plus Bibe

¿Qué debemos observar?

Algo que podemos hacer para estar alerta es observar desde cerca el comportamiento de  los niños, pues muy seguramente no sabrán expresar que algo no va bien; sin embargo, tendrán  conductas indicativas que pueden ser de mucha ayuda para detectar precozmente un posible astigmatismo. 

Los síntomas más frecuentes a los que debemos prestar especial atención son: 

  • Picor e irritación, se frota los ojos con frecuencia. 
  • Dolores de cabeza 
  • Entrecerrar y guiñar los ojos. 
  • Falta de nitidez al observar objetos lejanos y cercanos. 
  • Cuando lee o escribe le cuesta seguir líneas rectas
  • Mueve la cabeza constantemente para intentar enfocar. 
  • Evita realizar actividades o tareas en las que se requiera concentración.

La fase cumbre del desarrollo ocular se produce entre el nacimiento y los 2 años, la vista es  una función del sistema nervioso que requiere aprendizaje y entrenamiento para alcanzar la  emetropía (visión normal del ojo con relación a la refracción) hay que tener en cuenta que de no alcanzar el correcto desarrollo podrían presentarse alteraciones como: hipermetropía, miopíaastigmatismo, etc., que deberán ser tratados entre los 3 y 8 años mientras se completa la mayor  parte de madurez del desarrollo visual de lo contrario podrían desencadenarse enfermedades como  el estrabismo y la ambliopía (comúnmente llamada ojo vago). 

astigmatismo en niños afecta

Al detectar uno o más de estos síntomas en nuestros pequeños lo ideal es acudir al oftalmólogo para que realice un examen completo de la vista y a su vez se valore si se está padeciendo astigmatismo.

El grado de astigmatismo leve no afecta la visión y no necesita ningún tipo de tratamiento, suele corregirse con el desarrollo visual.

Para promover el desarrollo visual podemos hacer que el niño realice algunos ejercicios de entrenamiento ocular, como por ejemplo:

  • Ejercicios de coordinación ojo-mano ( puzzles, hacer pulseras con materiales pequeños,  introducir granos en recipientes de boca estrecha). 
  • Ejercicios de movimientos cruzados, estos estimulan el paso de información entre ambos  hemisferios del cerebro; por ejemplo, realizar movimientos con piernas cruzadas también  coger objetos que se encuentren a nuestro lado izquierdo con la mano derecha y viceversa.

El astigmatismo infantil suele ser corregido con gafas graduadas, en niños mayores también está  la opción del uso de lentillas. La cirugía no es una opción para niños, está debe realizarse ya entre  los 18 y 23 años cuando el ojo ya haya alcanzado su desarrollo total y se haya fracasado con otros  métodos correctivos. 

Otro tipo de tratamiento es la ortoqueratología, que consiste en el uso, generalmente  nocturno, de lentes de contacto permeables al gas de geometría inversa, las cuales modelan la  córnea.

Publicidad Nuevos cereales Blevit plus Bibe Nuevos cereales Blevit plus Bibe

¿Cómo afecta el astigmatismo al desempeño escolar y social del niño? 

Se estima que en las escuelas un 20-30% de los niños padecen astigmatismo lo que  interviene negativamente en su desempeño académico.  

No corregir el astigmatismo puede impactar en los logros académicos y deportivos de los  niños, al igual que podría verse afectado en las relaciones sociales y todo esto podemos notarlo  cuando: 

  • El niño adopta malas posturas, ladea la cabeza, entrecierra los ojos, se acerca mucho al  libro o a la pizarra con el fin de enfocar mejor. 
  • Bajo rendimiento escolar: dificultades para memorizar, leer, escribir. 
  • Falta de concentración y atención dentro del aula. 
  • Actitud retraída: falta de interacción con otros niños o el rechazo a ciertos juegos al aire libre  debido a la inseguridad que provoca en el niño la falla visual.

 

¿Te ha gustado este contenido?

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies