Beneficios del masaje en el parto

  • 5 de Octubre del 2017
  • 2 min de lectura

Los beneficios de un masaje durante el parto son numerosos, tanto para la madre como para el bebé. Favorece el proceso de parto, acorta la duración, produce bienestar y alivia el dolor, entre otros.

El masaje durante el parto se ha practicado desde siempre en las sociedades tribales para facilitar el proceso y ayudar a la parturienta. Y es que si tienes la posibilidad de que tu pareja te dé masajes durante el parto, debes aprovecharte de ello ya que ofrece muchos beneficios al proceso:

1- Transmite tranquilidad y apoyo a la embarazada

2- Los masajes la hacen sentirse cuidada y comprendida, lo que le aporta seguridad

3- Disminuye el dolor de las contracciones, ideal si te has decidido por un parto sin anestesia

4- Favorece el proceso de parto ya que permite que la oxitocina haga su trabajo

5- Al evitar la tensión, se evita la secreción de adrenalina, hormona que frena los efectos de la oxitocina. Esto acorta los tiempos y el riesgo de sufrimiento fetal

 

Tipos de masaje durante el parto

Durante el parto tiene que ser tu acompañante quien te dé los masajes. Se pueden realizar en diversas partes del cuerpo para relajar y calmar el dolor y la tensión:

  • Coloca las manos tibias sobre el abdomen y acarícialo.
  • Posa las manos sobre su cabeza y mantenlas ahí unos segundos.
  • Haz círculos con las yemas de los dedos por el cuello, subiendo y bajando varias veces, con suavidad.
  • Aplica el mismo movimiento desde la base del cuello, hacia el hombro y hasta el comienzo del brazo.
  • Continúa bajando por la espalda.
  • Con las yemas de los pulgares, realiza círculos alternos en el triángulo del sacro, en la base de la espalda, durante unos segundos. Eficaz sobre todo durante una contracción.
  • Con la almohadilla de la palma de la mano, dibuja círculos con cierta presión en la zona del sacro. Esto produce un gran alivio.
  • Haz fricciones suaves por las piernas.
  • Masajea los pies por las plantas, los laterales, los dedos, el empeine y los tobillos.

 

 

Fuente:

- Villacieros, Paloma (2010), Masajes durante el embarazo, Barcelona, Libros Cúpula.

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies