Brackets en niños ¿Cuándo los necesitará mi hijo?

  • 16 de Septiembre del 2021
  • 4 min de lectura

El uso de brackets en niños, debe ser estudiado por un odontopediatra cuanto los niños que empiezan a tener sus primeras piezas dentales definitivas. Es conveniente llevarlos al odontopediatra para su primera revisión y que éste pueda determinar si el crecimiento de los huesos maxilar y mandibular es el adecuado, si el brote dentario corresponde con la edad del niño y si los mismos están posicionándose de manera correcta. En caso de que se presenten irregularidades, el odontopediatra podrá remitir al paciente a la valoración por un ortodoncista, quien evaluará la condición bucodental y recomendará el tratamiento que mejor se adapte, tomando en consideración, principalmente la edad del niño, por lo que debemos estar confiados en que la solución será efectiva.

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

¿Cuándo debo colocar brackets a mi hijo? 

Pues, como ya se ha dicho antes, los especialistas serán las personas encargadas en señalarnos el momento correcto, sin embargo como padres podemos ver ciertas señales o características en la boca de nuestros hijos y dar el primer paso; como lo son:

  • Dientes apiñados.
  • Mandíbulas superpuestas.
  • Desgaste dental por mala posición de las piezas.
  • Separación entre piezas dentales (Diastemas).
  • Falta de contacto de dientes en la mordida.
  • Ausencia o pérdida de piezas dentales antes de tiempo.
  • Dientes rotados.

Generalmente se recomienda la primera visita al ortodoncista alrededor desde los cinco hasta los once años de edad, cuando los huesos maxilares están aún en desarrollo y pueden ser maleables con facilidad por dispositivos de corrección, a partir de los 12 años ya correspondería el uso de brackets como dispositivo de corrección en piezas definitivas.

Las causas por las que se hace necesario el uso de ortodoncia puede ser de origen hereditario y también por causas de costumbres mal adquiridas, como por ejemplo; chupar dedos, respirar por la boca, morderse las uñas, abuso del uso del chupete, prácticas incorrectas de alimentación y también la alimentación artificial.

¿Qué brackets son los más recomendados para niños?

En el mercado actual existen varios tipos de Brackets, estos son elegidos de acuerdo a la anatomía y otras características valoradas por el ortodoncista, para la mejor respuesta de nuestros hijos, entre ellos tenemos:

  • Brackets de cristal de zafiro: Son transparentes y se disimulan con el color de los dientes, lo que los hace muy estéticos.
  • Brackets Lingual: Son brackets que se colocan en la parte posterior de los dientes, eso los hace casi totalmente invisibles.
  • Brackets de porcelana: Estos similares a los brackets de zafiro son notablemente estéticos ya que imitan el color de los dientes.
  • Brackets metálicos: Estos se colocan en la parte frontal de la dentadura, van unidos entre sí por un arco y pequeñas ligas.

Hasta ahora los más usados y recomendados entre los más jóvenes son los brackets metálicos por varias razones; su costo es inferior al resto, las ligas son intercambiables y hay gran variedad de colores lo que resulta bastante divertido a los chicos, además que su sistema de arco y aditamentos permite realizar ajustes rápidamente tantas veces como sea necesario, un plus es que las ligas además de sujetar el arco a los brackets ayudan a aislar un poco el contacto entre los labios y el dispositivo por los que se hace menos frecuente el roce y se minimiza la aparición lastimaduras.

brackets en niños uso

Cuanto antes mejor, al mejorar la estructura dental conseguimos para nuestros hijos importantes beneficios, una estética sonrisa que le ayudará a reforzar su seguridad y autoestima, también que se adquieran mejores hábitos de higiene bucal, se producen mejoras en la masticación y la deglución por ende se consigue mejorar la digestión, se reduce considerablemente la aparición de placa gracias a los nuevos hábitos de limpieza, que traen consigo la prevención de caries y problemas de encías, se corrigen fallas en la articulación mandibular. Otros problemas relacionados como mareos, jaquecas, dolores de espalda y estomacales desaparecen tras la corrección dentaria.

Recuerda, visitas periódicas al odontopediatra es la clave, quien podrá revisar el estado de los dientes y encías, y atajará a tiempo, cualquier irregularidad del desarrollo bucal de nuestros hijos y de ser necesario los remitirá al ortodoncista para que este finalmente realice estudios ortodóncicos y coloque el tratamiento adecuado.

La salud que damos a nuestros hijos también es una muestra irrefutable de amor.

 

Publicidad Banner producto Blenuten cuadrado Banner producto Blenuten horizontal

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies