Caída cordón umbilical: todo lo que necesitas saber

  • 3 de Junio del 2024
  • 5 min de lectura

El cordón umbilical, tan necesario para el desarrollo del feto en el vientre materno, deja de serlo cuando el bebé nace y hay que pinzarlo y cortarlo. Hasta que se produce la caída del cordón umbilical, son necesarios una serie de cuidados mientras se seca y se desprende. En este post queremos darte las claves para el cuidado del cordón umbilical tras la llegada del recién nacido. 

Únete al Club familias Únete al Club familias

¿Qué es el cordón umbilical?

Se trata de una especie de cuerda flexible con apariencia gelatinosa que garantiza la supervivencia y el desarrollo del feto a lo largo de los 9 meses de gestación. Es el nexo entre la madre y el bebé, conectando a éste a la placenta, y, que está conectada a la madre desde su formación. El cordón tiene forma tubular y su longitud puede variar en cada embarazo, pero de media suele medir aproximadamente 60 cm.

El cordón umbilical está formado por vasos sanguíneos que hacen llegar al feto el oxígeno y los nutrientes que necesita para vivir, pero también se encarga de extraer los productos de deshecho y el dióxido de carbono, que son enviados al sistema circulatorio de la madre para que acabe eliminándolos finalmente. 

Si quieres saber más sobre cómo se nutre y alimenta el bebé en el interior del útero, haz click aquí


 Cordón umbilical de un recién nacido

¿Por qué es tan importante que el ombligo se cure bien?

Una vez cortado el cordón umbilical, empieza un proceso de cicatrización de este corte que dará lugar al ombligo. Hasta que caiga por sí solo, el bebé llevará una pinza con unos centímetros de cordón umbilical que los profesionales denominan muñón

Mantener esta zona limpia y bien cuidada es muy importante porque el sistema inmunitario del bebé es todavía inmaduro, y una herida abierta supone una posible entrada a agentes infecciosos. 

Descubre más sobre las defensas del bebé y su sistema inmunitario en este post

Nueva llamada a la acción Nueva llamada a la acción

Cómo cuidar y curar el cordón umbilical del recién nacido

A continuación, te contamos cómo curar el cordón umbilical de tu pequeño y así mantener bien alejadas las infecciones. Estas son las pautas para su cuidado:

  • Asegurarte de tener las manos bien limpias y desinfectadas antes de proceder al cuidado del cordón umbilical.
  • Actualmente, los médicos recomiendan el cuidado del cordón umbilical en seco, es decir, dejarlo al descubierto y sin aplicar agua, pomadas o alcohol.
  • Algunas veces, se filtra algo de líquido claro o unas gotitas de sangre alrededor del muñón. Si es así, utiliza un hisopo de algodón humedecido para limpiar la zona y luego sécala dando toques suaves. Recuerda dejar el muñón siempre al aire.
  • Realiza las curas como mínimo entre 3 y 4 veces al día. Aprovecha los cambios de pañal y el baño para realizar el cuidado del cordón umbilical.
  • Utiliza una toallita humedecida con agua y jabón para limpiar la parte del cordón que se haya manchado con las deposiciones del bebé.
  • Para evitar los roces y las irritaciones en el ombligo, coloca el pañal doblado por debajo de la pinza. 
  • Aunque el muñón se haya ennegrecido o esté sujeto por un hilo fino, jamás debes estirarlo ni intentar desprenderlo. La caída del cordón umbilical se produce por sí sola.

El baño del bebé hasta la caída del cordón umbilical

Hasta que se produzca la caída del cordón umbilical, puedes asear a tu bebé con una esponja. En los bebés recién nacidos basta con mantener limpia el área genital y las zonas de pliegues alrededor del cuello y las orejas, sin que sea necesario bañar al bebé a diario. De este modo, evitarás mojar el muñón. 

Para asear a tu bebé con una esponja, usa jabones neutros y respetuosos con su piel. Te indicamos cómo proceder:

  • Prepara todo lo que vas a necesitar (agua tibia, jabón, esponja, toallas, hisopos de algodón, pañales y ropa).
  • Tiende al bebé sobre el cojín del cambiador o sobre una superficie plana y acolchada, sin dejar de vigilarlo en ningún momento. 
  • Mantenlo tapado para que no se enfríe y deja al descubierto solo la zona que asees.
  • Al terminar, seca muy bien toda el área alrededor del muñón, tal y como hemos indicado en el apartado anterior, siempre evitando la fricción y mediante suaves toquecitos.

Tras la caída del cordón umbilical, ya podrás iniciar la rutina del baño, convirtiéndola en una experiencia relajante y divertida.

 Pediatra examinando el ombligo de un recién nacido

¿Cuándo se cae el cordón umbilical?

El secado total del cordón umbilical suele llevar entre 5 y 15 días. Conforme van pasando los días el trozo de cordón, o muñón, se va viendo cada más negro y finalmente cae por si sólo sin tener que hacer nada. En ocasiones, cuando sucede la caída del cordón umbilical, puede darse un pequeño sangrado que cesa al momento.

¿Qué hago cuando ya ha ocurrido la caída del cordón umbilical?

Una vez producida la caída del cordón umbilical, sigue las pautas que hemos indicado sobre cómo curar el cordón umbilical hasta que la herida se cierre y cicatrice por completo, algo que puede necesitar entre 7 y 10 días más. 

New call-to-action New call-to-action

Signos de infección y qué hacer

Como hemos comentado anteriormente, la herida originada por el corte del cordón umbilical podría dar lugar a una infección si no se cura de manera adecuada. En caso de que esto suceda, puedes percibirlo a través de las siguientes señales: 

  • Si el ombligo y toda la zona que lo rodea está inflamada y/o enrojecida.
  • Si desprende un olor desagradable. 
  • Si el bebé se muestra molesto e inquieto o no come como lo hacía habitualmente. 
  • Si presenta fiebre. 
  • Si se produce alguna secreción amarillenta en el ombligo. 
  • Si la caída del cordón se retrasa demasiado. 
  • Si se da un sangrado. 

Aunque no está relacionado directamente con la cura del cordón, algunos bebés padecen un abultamiento del ombligo, lo que se conoce como hernia umbilical. Te contamos más sobre ello aquí

Teniendo ya claro cuáles son los cuidados del cordón umbilical del bebé, queremos decirte que en Club Familias sabemos que la llegada de un bebé aporta una felicidad indescriptible, pero también muchas dudas y preocupaciones, especialmente a las madres y padres primerizos. Para echarte una mano en este reto de la crianza, hemos elaborado esta Guía del primer año con todo lo que necesitas saber en los primeros 12 meses de vida de tu pequeño. 

Publicado originalmente el 10 de febrero de 2021, actualizado el 3 de junio de 2024

Nuevos cereales Blevit plus Bio Nuevos cereales Blevit plus Bio

FAQs sobre caída cordón umbilical

Cuando se produce la caída del cordón umbilical, hay que continuar realizando las curas diarias hasta que la herida se cierre y cicatrice por completo.

Conforme el muñón se va secando, es normal que cambie de color. Cuando procedas al cuidado del cordón umbilical, vigila que no exista ninguno de los signos de infección que hemos explicado.

Tras la caída del cordón umbilical, la piel suele estar curada. Sin embargo, algunas veces, la piel aún está enrojecida y puede salir algo de líquido. Sigue con las curas y consulta al pediatra si no se cura en las dos semanas siguientes a la caída.

No existe un plazo fijo en el que se produce la caída del cordón umbilical. Normalmente, sucede entre la primera y la tercera semana de vida.

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.