Cojines antivuelco de bebés y postura recomendada

  • 4 de Octubre del 2021
  • 5 min de lectura

La postura en que deben dormir los bebés es una de las informaciones más importantes que deben recibir los padres. Según aconsejan los pediatras, siguiendo las recomendaciones de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) y de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA), la correcta posición del bebé en la cuna previene el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL). 

Te explicamos cual se considera la postura más adecuada para poner a dormir a tu bebé, las implicaciones de los cojines antivuelco de bebés y otras dudas habituales sobre este tema.

Publicidad New call-to-action New call-to-action

¿Cuál es la posición segura en la que debe dormir un bebé?

Antiguamente, se recomendaba a las madres que colocaran a sus bebés boca abajo, pensando que facilitaban la respiración y evitaban la regurgitación.

Hasta los años 90 del siglo pasado, la postura de decúbito prono, boca abajo, se consideraba la más segura para los lactantes. Gracias a diversos estudios desarrollados y dados a conocer en esa época, se demostró que dicha postura no era la correcta.

El primero de estos estudios se llevó a cabo en Nueva Zelanda y, desde entonces han continuado realizándose hasta ahora, llegando todos ellos a recomendar la misma premisa: la mejor postura para que duerma un bebé es la de decúbito supino, es decir, boca arriba. La razón de ello no está determinada y, si bien los resultados demuestran que la adopción de esta postura ha disminuido de manera considerable los casos de SMSL, no se puede aseverar de manera concluyente.

De hecho, investigaciones actuales analizan también los resultados obtenidos en bebés que duermen de costado. En algunos hospitales los ponen a dormir en decúbito lateral para que el bebé no se ahogue si regurgita o vomita; aunque hay que decir que esto es muy infrecuente ya que un bebé sano puesto a dormir boca arriba, gira la cabeza por instinto en caso de vomitar. En el caso de bebés prematuros o demasiado débiles para girar la cabeza puede ser aconsejable, siempre teniendo en cuenta que la opinión que debemos seguir siempre es la del médico que nos atiende.

Según los estudios, poner a dormir al bebé de costado es cinco veces más seguro que hacerlo boca abajo. Y ponerlo a dormir boca arriba es el doble de seguro que dormir de costado. Podría decirse, por tanto, que una postura idónea sería ponerlo boca arriba con la cabeza ladeada, que, de hecho, es una postura muy habitual en los bebés.

¿Es aconsejable utilizar un cojín antivuelco de bebés?

Desde hace años, tanto los pediatras como las principales Administraciones de Salud y autoridades sanitarias advierten del peligro que supone el uso de cojines antivuelco para la salud de los bebés, ya que su utilización se ha asociado al síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). 

Un cojín antivuelco o nido, como también se denomina, se compone de una base con un par de apoyos, a modo de almohadas, situados a la altura de la cabeza y los pies del bebé o bien a ambos lados de su cuerpo, según se use. En teoría, sirve para mantener al bebé en una posición y evitar que se mueva aunque, como hemos comentado al inicio de este apartado, cada vez son más los profesionales que abogan por no utilizarlos. La razón es que son varios los informes que establecen la relación entre el uso de estos posicionadores y el riesgo de asfixia y de sufrir el SMSL.

El Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad publicado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos y la Academia Americana de Pediatría (AAP) han reflejado múltiples casos en los que bebés acostados boca arriba o de costado han cambiado de posición, tanto dentro del cojín antivuelco como entre éste y la cuna, colocándose boca abajo con el peligro de que la cabeza se hunda en la blanda superficie y no pueda respirar bien. 

cojines antivuelcos bebes cuna

¿Cuándo se aconseja el uso de una almohada en bebés menores de dos años?

Hay ocasiones en que el pediatra aconseja el uso de una almohada especial para evitar una malformación craneal en el caso de un bebé prematuro. Otro ejemplo, es la prevención y corrección de la plagiocefalia, un síndrome que ocurre cuando el bebé, aunque no sea prematuro, permanece demasiado tiempo con la cabeza girada hacia el mismo lado, lo cual provoca el aplanamiento de esa zona.

En estos casos, la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios y la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPAP) recomiendan utilizar almohadas certificadas por la AEMPS que aseguran que una cantidad mínima de flujo de aire atraviesa su material textil para garantizar la respiración del niño en caso de quedar atrapado en ella, sin riesgo de reinhalación de dióxido de carbono. Destaca la importancia de usarla solo si el bebé ya presenta un aplanamiento encefálico y no para prevenirlo, colocando siempre bajo una sábana muy bien sujeta.

Consejos para hacer más seguro el sueño del bebé

Te detallamos otros consejos que también se deben seguir según varias fuentes autorizadas como la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPAP):

  • La cuna debe estar vacía, sin juguetes, almohadas o edredones que puedan dificultar la respiración del bebé e impidan una buena circulación del aire.
  • No acostar al bebé sobre superficies blandas como un sofá y evitar las almohadas.
  • No arropar demasiado al bebé y cuidar de no cubrir su cabeza.
  • La temperatura ideal de la habitación se sitúa entre 20 y 22ºC.
  • Se recomienda tener la cuna del bebé en la habitación de los padres, al menos los primeros seis meses e, idealmente, hasta el año. Diversos estudios concluyen que compartir habitación sin compartir cama disminuye el riesgo de SMSL
  • Se aconseja el uso del chupete para dormir, si el bebé ya lo utiliza y tiene correctamente establecida la lactancia materna.
  • No acostar al bebé inmediatamente después de la toma de leche para prevenir el reflujo gastroesofágico.
  • Por supuesto, evitar el consumo de tabaco, drogas y alcohol por parte de ambos progenitores.

Aprender a cuidar a un bebé es algo que todos queremos hacer bien desde el primer día. Desde Club Familias, esperamos haberte ayudado a resolver algunas dudas para ello. Y recuerda: el mejor aprendizaje es el cariño con que lo hacemos y seguir las indicaciones de los pediatras y profesionales de la salud.

Publicidad Blemil plus Optimum 2 y 3 Blemil plus Optimum 2 y 3

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies