Cómo potenciar el oído musical de tu hijo

  • 20 de Julio del 2016
  • 2 min de lectura

La música ha demostrado un amplio beneficio para los niños. Ya sea exponiéndoles a ella desde que son pequeños como animándoles a ir desarrollando el sentido del ritmo; estas son algunas formas de desarrollar el oído de tu pequeño.

El sentido del ritmo y de la música es un instinto en las personas. Es decir, no es algo que nos deban enseñar a tener. Todos lo tenemos, más o menos desarrollado. De hecho, si te fijas, los niños pequeños responden a ella desde muy temprano: abren la boca con emoción, mueven las piernas, dan palmaditas, se mueven más o menos al ritmo, cantan y tararean…

A partir del cuarto mes de embarazo, cuando empiezan a desarrollar el sentido del oído, la música es positiva para los niños. Es una forma de potenciar su coordinación psicomotriz. Se ha demostrado que los niños que tocaban un instrumento un mínimo de dos horas y media a la semana entre los 6 y los 9 años, tenían un cuerpo calloso cerebral un 25% más desarrollado. Esta zona del cerebro es la responsable de la conexión entre los dos hemisferios cerebrales.

Por esto, el desarrollo de un niño se ve muy beneficiado de una introducción temprana a la música. Vamos a ver algunas formas de introducirles a la música y empezar a entrenar su oído musical:

  • Déjale que sienta la música en el cuerpo. Especialmente en sus primeros tres años de vida, los niños responden mejor a la música cuando pueden experimentarla, así que busca oportunidades para que pueda moverse al ritmo, palmear y bailar.
  • Anímale a marcar el ritmo. Dale una cuchara de madera y anímala a golpetear al ritmo sobre distintas superficies. Ayúdale a combinar distintas intensidades, frecuencias, ritmos…Se lo pasará en grande y desarrollará su sentido del ritmo.
  • Háblale con música. Cuando quieras que recoja su cuarto o se vaya a dormir…inventa alguna canción sencilla que él pueda repetir contigo.
  • Con los instrumentos, empieza con uno sencillo: panderetas o campanillas, luego xilófonos o instrumentos simples de viento.
  • Para enseñarle notas musicales, espera a partir de los 6 años.
Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies