Todo sobre el estreñimiento en el embarazo

  • 23 de Noviembre del 2019
  • 4 min de lectura

Entre los múltiples cambios que el cuerpo de la mujer experimenta en la gestación, se encuentra el estreñimiento, que afecta a 1 de cada 3 embarazadas. En este post te contamos cuáles son las causas y qué hacer para minimizar las molestias que te puede ocasionar y cómo ayudar a tu tránsito intestinal durante estos meses. 

¿Cómo sé si tengo estreñimiento?

Según los expertos, podemos decir que hay estreñimiento cuando se cumplen dos o más de los siguientes síntomas en más del 25% de las deposiciones: 

  • Reducción en el número de deposiciones, llegando a evacuar menos de tres veces a la semana.
  • Heces duras, generalmente con forma de bola.
  • Es necesario un esfuerzo excesivo para expulsarlas. 
  • Tras la deposición, se mantiene una sensación de evacuación incompleta.
  • Sensación general de bloqueo u obstrucción
  • Imposibilidad de evacuar sin productos específicos para ello. 

 

Mujer embarazada con estreñimiento sintiendo molestias

¿Por qué suele darse en el embarazo?

El estreñimiento aparece con frecuencia durante la gestación por las siguientes causas: 

  • Cambios hormonales. Algunas hormonas del embarazo, como la progesterona, hacen que la movilidad del intestino se ralentice. Además, también aumenta la absorción de agua y alimentos, y esta absorción extra hace que las heces se sequen más y cueste evacuarlas.
  • Cambios en el estilo de vida. Muchas mujeres llevan una vida muy activa, pero al descubrir que están embarazadas y notar los primeros síntomas, necesitan bajar el ritmo y llevar rutinas más sedentarias. 
  • Cambios en la dieta. Debido a las náuseas del primer trimestre, algunas mujeres cambian la dieta y comen aquellos alimentos que mejor les sientan o que más les apetece. Estas variaciones pueden alterar el tránsito intestinal. 
  • Algunos suplementos propios del embarazo. La ingesta de ciertos suplementos también puede producir estreñimiento. Si es tu caso, lo mejor es que no dejes de tomarlos, pero que consultes lo antes posible con tu ginecólogo por si puede aconsejarte una alternativa. 
  • Compresión del intestino. Esto se da sobre todo en el último trimestre cuando el útero ha crecido considerablemente sobre el intestino y los movimientos intestinales se reducen. 
Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

Mujer embarazada comiendo ensalada

¿Cómo puedo tratar el estreñimiento en el embarazo?

Para reducir el estreñimiento en el embarazo es necesario tomar ciertas medidas relacionadas con los hábitos y el estilo de vida: 

  • Bebe más agua. Los médicos recomiendan tomar una media de 8 vasos de agua al día. 
  • Toma más fibra. Llevar una dieta rica en fibra es fundamental para combatir el estreñimiento. La fibra se encuentra principalmente en la verdura, la fruta fresca, que es preferible tomar con piel y muy bien lavada, las legumbres y los frutos secos. Complementa tu dieta con cereales, pan y harinas integrales
  • Evita los alimentos astringentes. Los más conocidos son: arroz, manzana, plátano, pan y pescado blancos. 
  • Métodos de cocción más ligeros. Cocina los alimentos al vapor, al horno o a la plancha y evita los fritos. 
  • Más comidas y menos abundantes. Intenta hacer 5 comidas ligeras en vez de tomar 2 o 3 más abundantes y copiosas. 
  • Calma para comer. Come despacio y con tranquilidad para favorecer la digestión. 
  • Ejercicio moderado. Sal a caminar o haz deporte de manera moderada diariamente, siempre y cuando tengas el beneplácito de tu médico. 
  • Buenos hábitos para ir al baño. Por la mañana, tras el desayuno, el intestino se pone de nuevo en funcionamiento.  Lo más aconsejable es escuchar a tu cuerpo e intentar evacuar en este momento si es posible, o tras las otras comidas del día. Es importante hacerlo siempre a la misma hora y de una manera tranquila y relajada, tomándote el tiempo necesario. Si te entran ganas, evita contenerte y dejarlo para otro momento. 
  • Elevar los pies al sentarse en el WC. Estudios recientes aseguran que apoyar los pies sobre un pequeño taburete estando en el WC ayuda al intestino en sus movimientos y favorece la evacuación. 
  • Laxantes. Existen algunos laxantes que se pueden tomar en el embarazo, pero es tu médico, quien, evaluando tu caso, decidirá si son necesarios y te dará las pautas del tratamiento. 
  • Enemas. Al igual que los laxantes, solo debes hacerlo si el médico así te lo indica. Se trata de una lavativa que ayuda a evacuar introduciendo líquido a través del ano. Este tipo de solución debe tomarse como algo puntual, pues no solucionan realmente el problema del estreñimiento, solo ayudan en la salida de las heces en un momento concreto. 

Como ves, el estreñimiento en el embarazo es bastante frecuente, por lo que no tienes que preocuparte. Esperamos haberte ayudado a entender qué cambios en tu cuerpo y en tus hábitos pueden originarlo, y que te sirvan nuestras recomendaciones, no solo para combatirlo en estos meses, sino para adoptar unos hábitos saludables que te acompañen toda la vida. 

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies