Los hematomas en el embarazo

  • 15 de Octubre del 2020
  • 3 min de lectura

Durante el embarazo, una de cada tres mujeres experimenta sangrados causados por hematomas intrauterinos, uno de los principales motivos de preocupación en el primer trimestre. ¿Habías oído hablar de ellos? A continuación, te contamos qué son, qué riesgos implican y cómo se pueden tratar. 

Publicidad Calculadora de la Fecha Probable de Parto Calculadora de la Fecha Probable de Parto

¿Qué son los hematomas intrauterinos?

Se trata de coágulos o cúmulos de sangre situados entre la placenta y la parte interna del útero durante el embarazo. 

¿Cuándo es más probable que surjan?

Aunque pueden aparecer en cualquier momento del embarazo, son más comunes durante el primer trimestre

Mujer embarazada tocándose el vientre

¿Cómo se detectan? 

Los hematomas intrauterinos no suelen generar dolor ni ningún otro síntoma notable y normalmente se detectan mediante las ecografías. Algunas mujeres, sin embargo, sí tienen un sangrado, en estos casos es necesario acudir al médico lo antes posible. 

¿Qué riesgo implican estos hematomas en el embarazo?

En la mayoría de los casos los hematomas se reabsorben por sí solos y no suponen ningún problema para el feto o la madre, aunque en casos más graves, el embarazo sí podría verse comprometido. 

Publicidad Banner gamma DONNAplus Maternidad cuadrado Banner gamma DONNAplus Maternidad horizontal

Tipos de hematomas 

Dependiendo de dónde estén situados, los hematomas intrauterinos pueden clasificarse de la siguiente manera: 

  • Supracervicales. Son los que suelen resolverse de la mejor manera por su posición y generalmente se acaban expulsando por la vagina. 
  • Subcoriónicos. Se crean en las primeras semanas de embarazo en la cavidad del endometrio, y aunque implican cierto riesgo, su evolución suele ser favorable. 
  • Retroplacentarios. Están situados entre la placenta y el endometrio, y si son debidos a un desplazamiento de placenta, puede dar lugar a un parto prematuro

¿Cuáles son las causas?

Aunque se desconocen las causas exactas de los hematomas intrauterinos, los especialistas sí los relacionan con algunos factores que aumentan las probabilidades de que aparezcan: 

  • Presencia de alguna lesión abdominal anterior al embarazo. 
  • Que el embarazo se produzca a partir de los 38 años.
  • Tener hipertensión o preeclampsia
  • Consumir tabaco o alcohol
  • Tener placenta previa; cuando esta crece más en la parte inferior del útero, obstruyendo el cuello del útero. 
  • Haber tenido más embarazos previos

¿Qué pasa cuando se ha detectado un hematoma intrauterino?

Cuando ya se tiene conocimiento de la presencia de un hematoma, el especialista va a tener en cuenta dos factores para controlarlo y ver cómo se resuelve; el tamaño y la posición. Una vez detectados, lo más importante es el control constante para ver su evolución

Los más pequeños suelen reabsorberse, en la mayoría de los casos, y acaban desapareciendo sin afectar al embarazo. Dependiendo de su tamaño, puede tardar más o menos tiempo. 

Los hematomas de mayor tamaño, o que siguen creciendo y abarcando más espacio, hacen que el embarazo se catalogue como de riesgo

Mujer embarazada realizándose una ecografía

¿Qué debo hacer si el hematoma no desaparece?

Como indicábamos en el punto anterior, el control es fundamental para saber qué riesgos hay y cómo proceder, por ello debes tomarte muy en serio tus citas médicas y realizarte todas las ecografías y pruebas que tu ginecólogo te solicite. 

Si el hematoma aumenta de tamaño, el riesgo de que el embarazo se pueda ver comprometido es mayor, por eso se suelen tomar las siguientes medidas preventivas

  • Reposo parcial o absoluto, dependiendo del tamaño y la evolución del hematoma. 
  • Administración de óvulos de progesterona si el ginecólogo lo considera oportuno.
  • Evitar las relaciones sexuales con penetración. 
  • En casos graves, hospitalización de urgencia

 

Esperamos que este post sobre hematomas intrauterinos te ayude a sentirte más informada en tu embarazo, pero si tienes cualquier duda, recuerda que siempre debes consultar con tu ginecólogo. Si experimentas un sangrado, por leve que sea, acude al centro sanitario más cercano. 

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies