Todos los beneficios de los puzzles para niños

  • 18 de Marzo del 2021
  • 5 min de lectura

Todo el mundo ha hecho puzzles en algún momento de su vida, ¿verdad? Este tipo de juego es considerado una forma de entretenimiento de las de ayer, hoy y siempre, pero ¿sabías que hacer puzzles tiene grandes beneficios para los niños? ¡Te contamos todo en este post!

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

¿Qué es un puzzle?

Como bien sabes, un puzzle o rompecabezas, es un juego que consiste en formar una imagen o figura que está dividida en diferentes segmentos. Cada uno de estas partes o segmentos contiene una parte de la imagen y para poder verla en su totalidad, es necesario colocarlos en la posición correcta. 

Los puzzles más comunes son aquellos que se venden en cajas y que en su interior contiene una cantidad de piezas de cartón troquelado ideadas para que encajen entre sí y reproduzcan la imagen de la caja. 

Dependiendo del número de piezas y la dificultad de la imagen a reproducir, el puzzle será recomendado para unas edades u otras. 

Beneficios de los puzzles en los niños

Los pequeños se entretienen mucho haciendo puzzles, pero lo mejor, es que esta actividad tiene grandes beneficios para ellos: 

  • Entrenan la paciencia, la tolerancia a la frustración y la persistencia. El mecanismo de un puzzle es sencillo, pero hacerlo bien no siempre es fácil. Los pequeños deben superar las dificultades cuando no encuentran la pieza adecuada o no encaja donde creen. Gestionar y superar esta frustración que se desencadena es fundamental para seguir haciendo el puzzle y conseguir el objetivo final. 
  • Ayudan a ejercitar la memoria visual. Esto es porque han de observar la imagen del puzzle y tener referencias para luego buscar las piezas que necesitan. 
  • Fomentan el pensamiento lógico. A partir de la imagen principal y de la memoria visual, el pensamiento lógico se activa para diferenciar las piezas y buscar aquellas que necesitan en cada parte del puzzle. 
  • Favorece la concentración. Es imposible realizar un puzzle sin poner atención a la actividad, por eso es un gran entrenamiento para la capacidad de concentración de los niños. 
  • Desarrollan la coordinación mano-ojo. Se trata de una habilidad cognitiva esencial para realizar correctamente actividades en las que entren en funcionamiento la vista y las manos. 
  • Estimulan la inteligencia espacial. Esto es porque los niños deben imaginar la imagen del puzzle bidimensional y tridimensionalmente al tener que representarla mentalmente y a través de las piezas. 
  • Entrenan la psicomotricidad fina. Para los más pequeños, hacer puzzles es una actividad ideal porque la manipulación de las piezas y la necesidad de encajarlas correctamente en un sitio determinado requieren esfuerzo y práctica a nivel psicomotriz. 
Publicidad Banner producto Imunoglukan p4H cuadrado Banner producto Imunoglukan p4H horizontal

Tipos de puzzle según la edad

Dentro de lo que se entiende por puzzle, existen de multitud de materiales, formas, tipos temáticas y variedad en el número de piezas y dificultad. A continuación, te detallamos cuáles son los mejores para cada edad: 

Puzzles para bebés:

A partir de los 6 meses, un bebé puede empezar a jugar con las piezas de un puzzle simple e ir familiarizándose con este tipo de actividad. Los más adecuados de madera con pocas piezas que sean grandes y coloridas para que llamen su atención. 

También se puede considerar un tipo de puzzle los encajables y apilables con formas geométricas como los cubos o los bols de madera.

En cuanto a las temáticas, suelen ser sobre conceptos simples como animales o colores.

 Bebé haciendo un puzzle de madera

Puzzles para niños de entre 2 y 3 años

Con esta edad los pequeños ya pueden identificar imágenes y son capaces de colocar las piezas de dibujos simples con pocas piezas de manera correcta. 

Los puzzles magnéticos para crear personajes o de madera en los que se debe encajar la pieza en la silueta le ayudarán a desarrollar su destreza para retos más complicados en el futuro. 

Si muestran interés por esta actividad, pueden probar con puzzles tradiciones de 4, 6, 8, 10 y hasta 12 piezas. 

Las temáticas de los puzzles de esta horquilla de edad se amplían, y además de los de personajes de dibujos animados, se puede encontrar muchísimas más como, por ejemplo, animales, alimentos, cuerpo humano, tipos de vehículos o profesiones. 

 Mano de un niño sosteniendo algunas piezas de un puzzle

Puzzles para niños de entre 3 y 4 años 

A partir de esta edad pueden seguir haciendo puzzles tradiciones de más piezas, de entre 12 y 20, y con dibujos más elaborados, con más detalles. También pueden empezar a hacer puzzles con números y letras, ya que es cuando empiezan a conocer e identificar estas figuras. 
 Niña haciendo un puzzle con letras del abecedario

Puzzles para niños de entre 4 y 5 años

Ya es posible aumentar el número de piezas, llegando a las 48. Para esta edad también existen retos como mosaicos formados por piezas de madera con múltiples combinaciones que activan su creatividad. 

 Niño haciendo un puzzle con figuras geométricas

Puzzles para niños de entre 5 y 12 años 

Cuando cumplen 5, ya pueden enfrentarse a puzzles de 50 piezas y las posibilidades se multiplican, pues hay de todos los tamaños y temáticas, incluso en 3D. 

Dependiendo de la capacidad de cada niño, el número de piezas puede ir aumentando de manera progresiva y adaptando las temáticas a sus intereses; geografía, ciencia, lengua, deportes, etc. 

 Niñas haciendo un puzzle

Algunas ideas más para disfrutar de los puzzles

El mundo de los puzzles es infinito y seguro que siempre encuentras ideas y retos nuevos, pero por si acaso, te dejamos aquí algunos recursos extra: 

  • Puzzles online. Para los niños más mayores, aquellos que ya usan la tablet, puede ser interesante seguir desarrollando sus habilidades mediante puzzles online. En Internet hay numerosas páginas web dedicadas exclusivamente a los puzzles. 
  • Puzzles a partir de sus propios dibujos. Se trata de una opción divertida y original que consiste en coger un dibujo del pequeño y dividirlo en varias piezas que él mismo pueda montar. Para una mejor conservación de las piezas, es recomendable plastificarlas o hacer el dibujo en cartulina o cartón. 
  • Apps y webs para crear puzzles. Existen algunas web y apps específicas para la creación de puzzles en las que se puede cargar una imagen para que la divida en piezas. 

¿Ya sabías que los puzzles ayudan a los niños a desarrollar habilidades tan importantes como la creatividad, la memoria visual o la inteligencia espacial? Seguro que ahora ves con otros ojos los puzzles y ya estás pensando en cuál comprar o hacer a tu pequeño.

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies