Recién nacido: así son sus deposiciones

  • 5 de Noviembre del 2015
  • 2 min de lectura

Entre el quinto y el décimo día tras nacer se hace la primera revisión del bebé. Pero, desde que vuelves a casa con el bebé, hasta que vas a este control, ¿cómo sabes tú que las evacuaciones de tu pequeño son normales? Aquí tienes la clave para controlar que el sistema digestivo de tu recién nacido funciona bien.

Durante los dos días posteriores a su nacimiento, el bebé defecará meconio, una sustancia pegajosa, negra o verde oscura que se produce en su intestino durante el embarazo. Su aparición es señal de que los intestinos están funcionando con normalidad. Luego, tras el chequeo que le harán en el hospital a las 48 horas de nacer en el caso de parto vaginal, os iréis a casa.

¿Cómo saber que todo va bien con sus caquitas?

Entre el meconio y las caquitas normales habrá varias deposiciones de transición de color verdoso, que seguirán siendo pegajosas, pero que irán cambiando su color y textura hasta alcanzar las que presentarán durante toda su edad lactante. No pueden ir más allá de los cuatro días de vida del pequeño; si se dilatan más en el tiempo, consúltalo.

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

A partir de los 3 días, si le das el pecho las caquitas pasarán a ser de color amarillo intenso con apariencia a veces grumosa. El olor será casi imperceptible  o hay a quién le recuerda el propio de la leche materna y puede haber de una a ocho deposiciones (una media de cuatro) al día, dependiendo del bebé.  Si lo alimentes con fórmula infantil sus cacas serán amarillas claritas con un olor más fuerte.

En ambos casos, vigila que las caquitas sean suaves y acude al médico si se vuelven muy duras, al bebé le cuesta expulsarlas y pasa diez días sin hacer caca, podría estar estreñido. La frecuencia de defecación varía en función de la alimentación. En los bebés alimentados a pecho, se consideran estreñidos si realizan menos de 3 deposiciones al día y en el caso de los bebés alimentados a pecho la frecuencia pasa a menos de 3 deposiciones a la semana.

¿Cuándo debes preocuparte?

Si hay sangre en el pañal, notas que las heces son más líquidas de lo habitual, salen de forma explosiva acompañadas de gases, como proyectiles o en forma de bolitas (duras). Y si el peque está irritable o tiene diarrea, le aparece un exantema o dermatitis, es recomendable acudir al pediatra para descartar una alergia o intolerancia a algún nutriente.. 

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies