Regla intermitente, ciclos irregulares y metrorragia

  • 19 de Enero del 2022
  • 4 min de lectura

Aunque la menstruación responde a un patrón cíclico, existe una gran variabilidad de una mujer a otra.

En muchos casos, las diferencias son normales o no patológicas, como ocurre, por ejemplo, en la duración del ciclo, que puede durar desde 22 hasta 40 días sin que exista ningún problema.

Sin embargo, el ciclo menstrual también puede verse alterado por diferentes condiciones de salud y factores externos.

Una de las alteraciones que podemos experimentar, y que convendrá consultar con un especialista, es tener una regla intermitente.

La variabilidad del ciclo menstrual

El ciclo menstrual es variable, tanto para una misma mujer a lo largo de su vida fértil como de una mujer a otra. Las características de la menstruación admiten un amplío rango en cuanto a la periodicidad (cada 21 a 35 días) la duración (de 3 a 7 días) y la intensidad del flujo menstrual. 

En los años siguientes a la menarquia o inicio de la menstruación, son más comunes los ciclos largos, que suelen ser más cortos y regulares conforme nos hacemos mayores hasta que vuelven a cambiar al entrar en la perimenopausia para volverse más irregulares.

Incluso en los años en que el ciclo menstrual es más “regular”, pueden darse variaciones en su duración, en la abundancia del sangrado o en los síntomas que van asociados como el dolor en la parte baja de la espalda, molestias en las mamas o los cambios en el estado de ánimo. 

Guía: ¿Cómo seguir un estilo de vida saludale? Ebook: ¿Cómo seguir un estilo de vida saludable?

Estos cambios en el ciclo menstrual pueden ser debidos a razones funcionales u orgánicas o incluso no tener una razón aparente.

Regla intermitente, ¿qué significa?

Como te comentamos, son muchas las razones que pueden alterar el ciclo habitual de una mujer. Por ello es importante distinguir cuando la irregularidad atañe al ciclo menstrual o se trata de la aparición de sangrados a intervalos irregulares sin relación con el ciclo menstrual. En este segundo caso estaríamos hablando de metrorragia. 

Regla intermitente causas

Podemos hablar de regla intermitente tanto para referirnos a las alteraciones del ciclo menstrual - respecto al volumen o cantidad de sangrado, a la duración y/o a la frecuencia - como a los sangrados vaginales independientes de la menstruación.

Ciclos irregulares

Cada mujer suele tener un patrón propio de menstruación que es el “normal para ella”. No obstante, hay unos rangos establecidos cuya variabilidad por encima o por debajo de los mismos determinan la calificación del ciclo menstrual como irregular.

Estas alteraciones se clasifican según:

  • La variación en la duración del ciclo
  • Los días que dura el sangrado
  • La cantidad de la hemorragia

Cuando un ciclo presenta una duración demasiado corta (menos de 22/24 días) o larga (más de 38/40 días), el sangrado dura más de 7 días o te obliga a utilizar más de una compresa o tampón cada una o dos horas, es aconsejable acudir consultar al ginecólogo, siempre teniendo en cuenta que en las adolescentes, hasta que se regulariza el ciclo, y en la mujeres que ya están en la perimenopausia es más normal tener un ciclo irregular.

Las causas de las irregularidades en una mujer adulta pueden ser de origen muy diverso. Entre otras: 

  • Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP). Causa la aparición de quistes pequeños en los ovarios.
  • La endometriosis. Causa un crecimiento excesivo del endometrio y puede producir quistes en los ovarios.
  • Hiperprolactinemia, índice elevado de una hormona llamada prolactina, la cual estimula la producción de leche.
  • Alteraciones en la glándula del tiroides (hipertiroidismo o hipotiroidismo).
  • Obesidad.
  • Diabetes no controlada.
  • Toma de ciertos medicamentos.
  • Trastornos de la conducta alimentaria.

Metrorragia: sangrados entre ciclos

La metrorragia es el sangrado a intervalos irregulares y de cantidad variable sin que tenga relación con el ciclo menstrual. Es un sangrado entre ciclos o intermenstrual.

Las causas de la metrorragia pueden deberse a patologías y problemas muy diversos, de origen ginecológico o no. 

Por ello, el especialista realizará una anamnesis o historia clínica detallada prestando atención a la edad, los antecedentes personales y familiares, factores emocionales, patrones nutricionales, toma de anticonceptivos, cirugías ginecológicas previas, información sobre cómo es nuestro ciclo menstrual habitual. Posteriormente, se realiza un examen físico general y una exploración pélvica, así como la analítica pertinente.

Algunas de las causas posibles son:

  • Patología suprarrenal, hepática o tiroidea.
  • Diabetes.
  • Anemia.
  • Hipertensión.
  • Miomas, hiperplasia endometrial o pólipos uterinos
  • Varices, traumatismos o infecciones en genitales externos
  • Toma de determinados medicamentos 
  • Uso de anticonceptivos hormonales. En este caso, el sangrado intermenstrual suele desaparecer entre los 3 y 6 meses desde el comienzo de este uso.

En cualquier caso, la metrorragia es síntoma de algún problema subyacente que debe tratarse.

Determinar la causa de una regla intermitente

La diversidad de causas que pueden dar lugar a una regla intermitente hace necesario determinar siempre el origen del problema. Tanto si se trata de irregularidades en el ciclo menstrual como sangrados intermenstruales, debemos acudir al especialista para averiguar y tratar el trastorno, sobre todo si esta situación se prolonga en el tiempo o los sangrados en intervalos irregulares son abundantes.

Como ves, por regla intermitente podemos entender diferentes cosas, pero en cualquier caso es conveniente acudir al ginecólogo

No debemos restarle importancia porque, dependiendo de la causa, tanto las reglas irregulares como cuando se produce una metrorragia pueden tener implicaciones importantes.

Esperamos que este contenido te haya resultado útil e interesante.

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies