Semana 42 de embarazo: conceptos básicos, implicaciones y riesgos

  • 3 de Diciembre del 2021
  • 5 min de lectura

Un embarazo a término puede durar entre 37 y 42 semanas, por lo que no es raro superar la fecha probable de parto (FPP). 

De hecho, no solo es habitual rebasar la FPP, sino que entre un 5% y un 10% de los embarazos se prolongan más allá de la semana 42.

Es lo que se denomina gestación prolongada, una situación que, si bien entra dentro de los rangos normales de la cronología de un embarazo, conlleva ciertas implicaciones que nos interesa conocer.

New call-to-action New call-to-action

La semana 42 de embarazo

Se considera que el embarazo ha llegado a término cuando se alcanzan las 37 semanas de edad gestacional y no se superan las 42

La edad gestacional se refiere a la edad del feto evaluada desde el primer día de la última menstruación. Es un sistema estandarizado que se utiliza para determinar la fecha probable de parto. La manera más exacta de calcularla es con la medición de la longitud cráneo - rabadilla (LCR) del feto mediante la ecografía del primer trimestre. 

La semana 42 del embarazo es el límite superior de lo que se considera embarazo a término. Los bebés nacidos antes de la semana 37 se consideran prematuros y después de la semana 42 se consideran posmaduros.

Los embarazos prolongados hasta la semana 42 deben considerarse gestaciones normales y, por tanto, tratadas como tal. No obstante, las gestaciones prolongadas son una de las razones más frecuentes por las que se induce el parto. De hecho, la recomendación general es efectuarlo al llegar a esta semana ya que, a partir de la semana 41 aumenta el riesgo de complicaciones.

New call-to-action New call-to-action

¿Gestación prolongada o error de cálculo?

Hemos mencionado que la fecha probable de parto (FPP) se calcula en base a la edad gestacional, y el primer día de la última menstruación es uno de los parámetros para determinar esta última. Sin embargo, hay ocasiones en que este cálculo es incorrecto y la FPP no es la adecuada. 

En ocasiones, algunas mujeres no recuerdan la fecha exacta de la última menstruación. Además, la duración de los ciclos menstruales presenta un arco variable entre 21 y 35 días, con lo que no puede establecerse una FPP exacta.

En estos casos, la ecografía del primer trimestre se convierte en la fuente más fiable para estimar la FPP. Aunque puede ser que ésta no se realice y, por tanto, sea más complicado tener una fecha correcta ya que las estimaciones ecográficas son menos precisas conforme avanza la gestación.

semana 42 gestación

No obstante, hay muchos casos en que la FPP sí ha sido correctamente estimada y se trata de un embarazo prolongado, es decir, cuando la gestación dura más de 42 semanas (> 294 días) o se extiende más de 14 días después de la fecha probable de parto (FPP)

Y aunque se estudian diversas causas que conllevan a una gestación prolongada (trastornos endocrinos, predisposición genética, obesidad o hipotiroidismo, entre otras), lo cierto es que no ha podido determinarse ningún motivo en concreto.

Lo que sí se sabe es que la gestación prolongada puede conllevar algunas implicaciones que es necesario tener en cuenta.

Implicaciones de una gestación prolongada o embarazo en la semana 42

En ocho de cada diez gestaciones, el parto se inicia antes de la semana 41, aunque, como hemos indicado, el embarazo a término comprende desde la semana 37 a la semana 42. 

La gestación prolongada es más frecuente en madres primerizas, en las mujeres con una edad avanzada o que padezcan obesidad y en madres que ya hayan presentado una gestación prolongada en un embarazo anterior.

A partir de las 40 semanas, los riesgos para la madre y el feto aumentan muy lentamente, de forma ligera y progresiva, incrementándose cuando la edad de la madre es mayor de cuarenta años o presenta un exceso de peso.

Entre los riesgos descritos para la madre se incluyen:

  • mayor probabilidad de necesitar una cesárea.
  • aumento de la posibilidad de sufrir desgarros vaginales.
  • Incremento de la exigencia de uso de instrumental como los fórceps o ventosas, es decir, un parto vaginal operatorio.

A su vez, los riesgos más frecuentes de la gestación prolongada para el bebé son:

  • Peso fetal excesivo.
  • Disminución de la cantidad de líquido amniótico. Cuando esto ocurre puede conllevar una reducción del oxígeno y de los nutrientes que recibe el bebé.
  • Aspiración de meconio cuando el bebé aún está en el vientre materno. Recordemos que el meconio son las primeras cacas de un recién nacido y están formadas por células, proteínas, grasas y secreciones intestinales, como la bilis. Normalmente, los bebés excretan meconio en las primeras horas o días que siguen al nacimiento. Pero algunos bebés lo excretan antes de salir del vientre materno al final del embarazo y es absorbido por los pulmones causando irritación u obstrucción de las vías respiratorias. 

A partir de la semana 42, se incrementa ligera pero progresivamente, el riesgo de morbimortalidad fetal.

New call-to-action New call-to-action

¿Qué pasa si me aproximo a la semana 42 y no se vislumbra el momento del parto?

Probablemente, a partir de la semana 40 el ginecólogo ofrezca la posibilidad de inducir el parto, informándote siempre de los pros y contras de esta práctica. Es importante recordar que, si no se trata de un embarazo de riesgo, se puede esperar perfectamente hasta la semana 42.

En el caso de que se decida esperar a que se inicie el trabajo de parto de forma espontánea se aplican unas pautas de seguimiento prenatal más continuado con un control monitorizado para asegurar el bienestar fetal y detectar situaciones que lo comprometan. En este último caso, se finaliza la gestación cuando la indicación materna o fetal justifique la decisión.

Si te aproximas a lo que se considera una gestación prolongada es posible que tengas que decidir entre esperar hasta que se produzca el parto de forma espontánea o proceder a su inducción. 

Aunque un embarazo prolongado puede tener implicaciones como las que hemos comentado, la semana 42 entra dentro del periodo normal de un embarazo a término y por tanto puedes esperar hasta alcanzarla. 

En definitiva, si todo va bien, ambas opciones serán posibles y podrás decidir, con el asesoramiento de tu médico, lo que consideres más conveniente.

Únete al Club familias Únete al Club familias

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies